El ideal erróneo, sexual y romántico que aún genera la industria del cine
Cine

El ideal erróneo, sexual y romántico que aún genera la industria del cine

Avatar of Laura Ruiz

Por: Laura Ruiz

9 de marzo, 2017

Cine El ideal erróneo, sexual y romántico que aún genera la industria del cine
Avatar of Laura Ruiz

Por: Laura Ruiz

9 de marzo, 2017



Los medios de comunicación han cobrado una parte muy importante en la construcción de la identidad, no sólo en México o en América Latina, sino en todo el mundo. El cine es, sin duda, el medio que mayor influencia ha tenido sobre las masas. Desde la época de la guerra era utilizado como propaganda por su gran impacto, se puede decir que es por su fácil acceso o incluso por lo real que llega a parecer. Un ejemplo de esto es cuando Estados Unidos entró a la Segunda Guerra Mundial, y gracias a este acontecimiento el cine en México tuvo su mejor época. La era de Siglo de Oro no hubiera sido posible sin la ayuda de los productores de Hollywood, quienes al no producir sus películas, recurrieron a nuestro país con el objetivo de tener un alcance en la población latinoamericana.

¿Cómo se ha logrado este impacto? La respuesta a esta pregunta no sólo se encuentra en la industria cinematográfica, sino en todos los medios de comunicación masivos, pues responden a la Teoría del Imperialismo Cultural.

Lo que le preocupa al imperialismo, en términos de comunicación, es el flujo desequilibrado entre los países altamente industrializados y los que se encuentran en vías de desarrollo; hace referencia a los modelos de consumo que convierten favorable la dominación; en la actualidad no sólo es suficiente la dominación militar, es necesaria también la que se ejerce a través de los medios masivos, ya que ayuda al poder a crear conciencias colectivas y a la formación de ideologías autoritarias.


ideales sexuales y románticos en el cine


Cada individuo está influido por todos los elementos provenientes del discurso social, el que se ha reproducido por medio de la mass media y de la hegemonía cultural; ésta se refiere a las ideas y actitudes con que la práctica se vuelve dominante, pues olvidamos que tienen que ver con el ejercicio del poder. Es por ello que por medio del
 imperialismo cultural, el cine ha logrado una influencia en su audiencia.

“Los diagnósticos que obsesivamente han documentado la cantidad de películas y programas de origen estadounidense en la oferta audiovisual mexicana, asumen que los desequilibrios de ésta podrían tener un efecto en las audiencias” —José Carlos Lozano, 2007—; aunque diversos autores han contradicho el poder de éste a través de sus investigaciones como que “(…) los usos y las apropiaciones, las estrategias creativas de incorporación de los contenidos en las rutinas de la vida cotidiana, etc.” —Lozano, 2007—, ocurre sólo dentro de la proximidad cultural.

Es decir que la influencia ideológica y cultural que pudieran tener las producciones extranjeras en México, no serían de alto impacto, debido a que el público siempre preferiría las producciones que estuvieran próximas a su realidad; sin embargo, “los análisis de los autores clásicos en el imperialismo cultural de los 70 y 80, por su parte, concluyeron que los mensajes estadounidenses reflejaban exclusiva o predominantemente significados ideológicos y hegemónicos con claro potencial de impactar y manipular a las audiencias latinoamericanas” –Lozano, 2007—.


dominacion medios de comunicacion

Ahora bien, ¿cómo ha funcionado la representación del sexo a través del cine? Cualquier “elección estética” en el cine, según Pier Paolo Pasolini, “(…) es siempre una elección social (…)”.

A partir de la década de los 70, se presenta un cambio significativo para los jóvenes, pues empiezan a ser un objeto visible en el poder, nacen dentro de la imagen pública, cosa que antes no ocurría. También a partir de este momento, cobraron voz en los medios de comunicación. Fue en esta época que el sexo se volvió, si bien no “permitido” por las autoridades, algo común. Recordemos que fue en los 70 cuando la subcultura hippie nació, al igual que el rock and roll y el lema de la juventud: “alcohol, sexo y rock and roll”, representado en canciones, series de televisión y, sobre todo, el cine; “el cine fue, y es, uno de los espacios permitidos para ver, espiar, conocer y compartir las variables fantasías que, en distintos momentos socioculturales, transitaron la sexualidad, el sexo y el cuerpo".

Por ejemplo, si analizamos la película "erótica” más aclamada en estos últimos años: "50 sombras de Gray", la cual se basa en una novela escrita por E.L James, el público meta para esta novela eran mujeres adultas e insatisfechas con su sexualidad, pues el objetivo era impulsarlas a experimentar; sin embargo, el público de mayor consumo fueron las adolescentes.

Esta cinta narra la historia de Anastasia, una joven universitaria y virgen que conoce a un empresario joven y guapo; entonces aquello que parece imposible se convierte en una realidad: él se interesa en esta chica “sencilla”, pero, en secreto, él tiene un gusto por lo “inusual”: todo lo kinky es lo que resulta atractivo para Christian Gray.


el ideal sexual en el cine


La propuesta de su relación amo-sumisa inicia con un contrato; si Anastasia no lo firma, entonces no puede proceder; en él se plantean ciertas especificaciones de horarios, salud, y lo que tienen permitido y no durante el coito. Ella tiene miedo a acceder, pues al ser aún virgen no tiene mucha idea de lo que ocurre. Cuando ella le plantea su virginidad, él se sorprende, y le menciona que no pueden proseguir sin que le hayan hecho el amor antes. Así que en su primera relación sexual, él se lo plantea como “hacer el amor” y no sólo “coger”.

Mientras pasa el tiempo, ella aún sigue sin firmar el contrato, y ambos mantienen la relación según las reglas establecidas; él la somete a golpes suaves, juegos sexuales, como practicar bondage, someterse a cambios de temperatura, seducción, relaciones en lugares públicos, etc.—; aunque ella tiene miedo de ser sólo una mujer más en la vida de Christian, pues a pesar de que la marca mucho no quiere involucrarse más, pero él le señala que ella es especial; le insiste que nunca había dormido con nadie más que con ella, que jamás había conocido a su familia, y mucho menos había llevado a una chica a su casa.

Como podemos ver, sino es una relación “normal”, ella se siente incómoda e insegura; sin embargo, cuando Christian la presenta como su novia, se siente feliz y en paz. Podemos notar esta búsqueda de lo establecido y un miedo de probar algo diferente por parte de ella; algo que él también lo busca, aunque de manera inconsciente. Al final de la película, la protagonista confiesa que se ha enamorado, pero él se retracta, le dice que no puede amarla, ya que su relación no se basa en eso y se separan. 


la sexualidad en el cine

Cabe destacar que en la tercera parte de la novela, el final es más feliz que en la primera. Anastasia logra su objetivo: una relación estable. Lo que se puede concluir es que aún se mantiene la búsqueda de lo convencional y tradicional. Aunque en la actualidad, “(…) se hace sentir con fuerza en la producción cinematográfica, en la que con mayor insistencia afloran situaciones conflictivas, anórmales o simplemente nuevas, fiel reflejo por otra parte del panorama familiar real en la sociedad contemporánea“ —Rubio, 2015—, este ideal del amor verdadero, de la pareja y el matrimonio aún prevalece.

En "50 sombras de Grey" el discurso genérico y tradicional permanece, aquel que se pensaría se ha tornado más flexible: las mujeres sólo buscan algo serio, romántico y lindo, mientras que los hombres buscan lo carnal y pasional, pero no lo emocional. Aunque al final, el cine sigue con el cliché de que no importa lo qué pase y cómo haya sucedido todo: siempre hay un final feliz. 

Estos estándares del “happy ending” se deben a la “exigencia moral básica desde el punto de vista narrativo, que el bien debía triunfar siempre” —Rodríguez, 2015—; también responde a las aspiraciones y necesidades del público, de sentirse cómodos y seguros con un final que les otorgue esperanza. Es así como “(…) la suplantación de lo real por sus signos ha convertido los medios audiovisuales en los grandes contenedores de personajes, eventos e historias” (Miguel, 2011).


ideales sexuales y románticos en el cine



**

La idea de cómo debe ser el amor y las relaciones de pareja son temas que el cine suele representa de manera constante en la pantalla grande, a través de distintas perspectivas y discursos, pero existen algunas películas que son perfectas para entender por qué un hombre obsesivo y cruel es sinónimo del "amor de nuestra vida", lee más aquí.







Referencias: