"Knight of Cups", la película que pudo ser la mejor del año y no lo logró
Cine

"Knight of Cups", la película que pudo ser la mejor del año y no lo logró

Avatar of Juan Carlos Orellana

Por: Juan Carlos Orellana

28 de marzo, 2016

Cine "Knight of Cups", la película que pudo ser la mejor del año y no lo logró
Avatar of Juan Carlos Orellana

Por: Juan Carlos Orellana

28 de marzo, 2016


 

Terrence Mallick siempre ha sido un director misterioso. Cuando ganó la Palma de Oro en Cannes (el premio más prestigioso del mundo del cine) por "The Tree of Life" no se presentó a recogerlo porque no le gustaban las multitudes y era algo tímido. Sobre su vida se saben muy pocos detalles porque no da entrevistas.

A su vez, predecir la fecha de estreno de una de sus películas suele ser un trabajo imposible. "Knight of Cups" es su última obra filmada en el 2012, y es hasta ahora en 2016, que se está estrenando; con un casting con más estrellas que la vía láctea, este filme es tan hermoso como incomprensible.

Como es costumbre, Mallick eligió contratar a Emmanuel Lubezki como su director de fotografía, lo que hace que la cinematografía de la cinta sea excelente; uso de luz natural, casi todas las escenas filmadas con steadicam, lentes anchos y contrastes profundos. Todos los elementos que nos hacen amar el trabajo de Lubezki se encuentran en esta película. Ya sólo por este hecho me parece que vale la pena verla, pero "Knight of Cups" tiene otros fallos que me causa conflicto.

La historia trata sobre un guionista de Hollywood, interpretado por Christian Bale, que está atravesando una crisis existencial. El protagonista se pregunta por el sentido de su vida y la banalidad de sus acciones, y a su vez debe lidiar con sus dramas familiares.

En "Knight of Cups" no hay una narrativa convencional y tiene voiceovers que plagan la totalidad de la cinta. Si has visto la excelente "The Tree of Life", te son familiares las escenas en que escuchamos a varios de los personajes susurrando monólogos por encima de las imágenes, acerca de sus sentimientos o algo que estén experimentando.


Knight of Cups

Pero en "The Tree of Life" existía una narrativa ulterior que ubicaba al espectador; en esta película no, toda su extensión consiste en estas escenas características de los filmes de Mallick, en las cuales los personajes recitan versos ambiguos sobre las escenas. Este director ni siquiera utiliza diálogos para explicar algún aspecto de la trama.

"Knight of Cups" fue grabada sin un guión;el director no les dijo a los actores sobre qué era la película, sólo les indicó la personalidad de sus personajes. Natalie Portman, Cate Blanchett, Antonio Banderas y muchos otros actores apenas aparecen, y sus interpretaciones son bastante pasivas.

La cámara de Lubezki sigue de espaldas al protagonista la mayor parte del tiempo, documentando las improvisaciones de los actores en los escenarios escogidos por el director. Mallick incluso utilizó una técnica llamada “torpedoing” en donde mandaba inesperadamente a varios extras a aparecer en una toma, sin que los actores principales supieran, para ver cómo reaccionaban.


Este estilo inusual de grabación dio a luz a una película bastante rara a su vez. Es difícil sacar algo en concreto de la cinta, pero gracias a la maestría de Lubezki, la película no se vuelve lenta.

 Su objetivo era la ambigüedad y lo logró.

Sin embargo, si te gusta la fotografía y la belleza en general que caracteriza las obras de Lubezki, querrás ver esta película. Pero como una obra completa, "Knight of Cups" se parece más a la cinta de parodia que Willem Dafoe estrena en Cannes dentro de "Las Vacaciones de Mr. Bean"; si no me creen, miren ambas y me cuentan.




Te podría interesar
*
8 películas del Chivo Lubezki que no conocías
*
100 películas que necesitas ver para comenzar a ser un cinéfilo



Referencias: