Cine

La danza y el cine: bailes populares. Parte 2

Avatar of Lucia

Por: Lucia

Cine La danza y el cine: bailes populares. Parte 2

Los años sesenta marcaron un cambio en muchos aspectos incluyendo a la música, la danza y el cine. Sin embargo, en el cine musical hubo un declive que no mejoró sino hasta los 70 y 80 con el surgimiento de la música disco y la añoranza de tiempos mejores. Fue entonces cuando la danza retomó fuerza en la cultura americana y una nueva oleada de coreógrafos y bailarines tomaron por sorpresa no sólo los teatros, también la televisión y, por supuesto, el cine. A continuación les presentamos algunos de los personajes que nos acompañaron con su baile y esas cintas que sigue haciéndonos mover los pies.

 

La reina del Cabaret

 

Liza Minelli, hija de Judy Garland y el director Vicente Minelli, logró el reconocimiento en el medio desde temprana edad gracias al canto y baile en diversas puestas de Broadway ganando su primer premio Tony a los 19 años. Su participación en Cabaret (1972), musical realizado por el gran coreógrafo del jazz y director Bob Fosse, fue la cinta que la lanzó al estrellato internacional. A pesar de su gran trayectoria y colaboraciones con artistas de la talla de Frank Sinatra y Charles Aznavour, Liza siempre será "Sally Bowles".

 

 

¿Cómo sobrevivir después de una fiebre de sábado por la noche?

 

Fácil: luces neón, música disco y John Travolta... o al menos eso es lo que todos recordamos de Saturday Night Fever de 1977, cinta en la que Travolta hizo su debut en un traje blanco como "Tony Manero". La película revolucionó las pistas de baile con un movimiento característico: el pasito con el brazo extendido señalando al cielo, y aunque en la actualidad puedan parecer movimientos exagerados e incluso ridículos, nadie puede negar que después de ver la película todos queremos bailar como Travolta.

 

 

Los chicos de secundaria y su "summer love"

 

El rock and roll, las chamarras de cuero y las faldas de colores que invadieron las calles de Estados Unidos en los años 50, se vieron reflejadas en Grease (1978), o Vaselina en su versión en español. El predecesor a programas como High School Musical con sus canciones pegajosas y sus pasos de baile extremadamente bien coordinados, le dio a John Travolta una segunda oportunidad para deslumbrar a las chicas con sus movimientos y peinado a la Elvis Presley interpretando a Dany Zucko y marcó el debut de la chica dorada de Australia, Olivia Newton John.

 

 

El camino a la Fama

 

Los 80 llegaron con grandes expectativas y una cinta que contaría la vida detrás de bambalinas. Si alguna vez pensaron en estudiar algo relacionado con artes escénicas, piénsenlo otra vez (y vean esta película), ya que el camino a la fama no es nada fácil. FAME está llena de secuencias de baile, los típicos trajes de ejercicio ochenteros y esa canción de Irene Cara “Fame I want t o live forever I’m gonna learn how to fly”.

 

 

La audición más memorable

 

Si bien Flashdance (1982) no contó con el apoyo de los críticos, sus bailes atrajeron una gran cantidad de espectadores al cine. La cinta narra la vida de Alex Owens, una chica que de día trabaja como soldadora y de noche trata de cumplir su sueño de ser bailarina en un club nocturno. La escena más memorable es aquella de la audición donde Alex logra seducir al jurado del Pittsburgh Ballet con pasos cero ortodoxos. La cinta también fue pionera en presentar el estilo de hip hop en la pantalla grande.

 

 

El baile prohibido

 

Hechos reales en una pequeña comunidad religiosa de Oklahoma, inspiraron esta historia en la que conocimos a Kevin Bacon como "Ren McCormack", un joven rebelde que saca sus frustraciones a través de saltos y piruetas en Footlose (1984) y que finalmente logra reinstaurar el baile y la diversión en el pequeño pueblo, además de quedarse con la chica. En 2011 se hizo una versión moderna de la cinta y aunque los pasos eran más espectaculares no logró el mismo éxito de su antecesora.

 

 

Baile Caliente

 

Pratick Swayze conquistó a las mujeres y a Hollywood en el papel de "Johnny Castle" en Dirty Dancing (1989). Situada en 1960, la película resalta el tema de las diferencias sociales entre la clase media alta y la clase trabajadora americana, todo representado en un verano lleno de baile de salón y salsa.

 

 

Si bien estas películas no tratan exclusivamente sobre el baile, lo utilizan como fundamento para desarrollar el argumento de la historia, y en la actualidad sirven como registros de una época y de los distintos estilos de danza que nos siguen acompañando en la vida cotidiana.

 

 

La danza y el cine: la época dorada del musical. Parte 1


Referencias: