La escuela de cine no apta para corazones débiles
Cine

La escuela de cine no apta para corazones débiles

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

8 de enero, 2016

Cine La escuela de cine no apta para corazones débiles
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

8 de enero, 2016


"Si quieren hacer cine y son serios, aléjense de los estudios académicos sobre cine, son una enfermedad, el enemigo. En cambio, viajen. A pie porque el mundo se revela a aquellos que viajan caminando. Y ese conocimiento no lo van a alcanzar en una escuela, aunque aclaro que yo nunca estuve en una, sino en la calle. Conduzcan un taxi o trabajen de guardaespaldas en un club porno, y quizá de paso junten un dinero para hacer una película. En una escuela, en cambio, matarán en ustedes todos los instintos naturales que tengan para dedicarse a hacer cine".
–Werner Herzog


Hace años el famoso y polifacético hombre de cine alemán recibió una prolongada ovación durante una Master Class dictada en el Festival 4+1 con sede en Río de Janeiro. Repetía las palabras arriba documentadas. Herzog ha identificado que cada día gana más y más seguidores jóvenes sin saber por qué. Durante esta ponencia magistral, frente a un público en efecto muy joven y seguramente con intereses en el estudio del cine, exhortó a los interesados por esta disciplina, a no ir a escuelas especializadas, a no dejarse sumir en un sistema de enseñanza que nada tendrá para ofrecerles en el verdadero mundo del cineasta.

Tomando estas declaraciones muy en serio, resulta que Herzog dirige una escuela de cine que rompe con todo convencionalismo, así como sus filmes, y enseña a los jóvenes aprendices inscritos, el turbulento mundo (real) del séptimo arte. Todo esto en The Rogue Film School.

herzog

Esta escuela de sistema único imparte clases a manera de seminario durante los fines de semana y no tiene sede fija. El número de participantes aceptados está restringido a un máximo de 65, no enseña ninguna disciplina técnica relacionada a la filmación (para eso, sugieren, mejor te inscribas en el centro de estudios de tu localidad), y por el contrario, se considera un espacio para descubrir un modo de vida, un modo para encontrar la emoción con que finalmente se hará cine.

El propósito de los seminarios es entablar conversaciones de las que participa el mismo Herzog en torno a la filosofía, a la literatura, a la poesía, a las artes, a las aspiraciones, a los proyectos y más. Los estudios prácticos tienen que ver con tácticas de guerrilla y supervivencia, condición física, cómo burlar a las autoridades, cómo violar cerraduras, falsificación de permisos para grabar, entre otros.

Definitivamente un sistema escolar que no está hecho para cualquiera.

herzog

"Cuando leo que alguien ha filmado 250 horas, pienso: Dios mío, este tipo no tenía la menor idea de lo que quería filmar".

La manera de hacer cine para Herzog nada tiene que ver con encontrar exquisitas composiciones o técnicas estilizadas; invita a la apreciación de la vida y el riesgo que ésta conlleva, sugiere que para crear arte primero se debe dar de frente con toda adversidad y rescatar esos elementos que brinden verdadera emoción/decisión a los filmes, que los hagan reales y orgánicos.

Para leer un poco al respecto y solicitar inscripción, presiona aquí.


***
Te puede interesar: 
Crear para criticar: El cine experimental y arte de Bruce Conner
El cine en el cine: la experiencia del séptimo arte


Referencias: