La película del Holocausto que estremeció y no dejó salir a Hitchcock una semana de su casa
Cine

La película del Holocausto que estremeció y no dejó salir a Hitchcock una semana de su casa

Avatar of Olympia Villagrán

Por: Olympia Villagrán

16 de julio, 2016

Cine La película del Holocausto que estremeció y no dejó salir a Hitchcock una semana de su casa
Avatar of Olympia Villagrán

Por: Olympia Villagrán

16 de julio, 2016



 Existen largas horas de escenas que se filmaron cuando la guerra recién había terminado sobre el campo de concentración Bergen-Belsen, uno de los espacios que se convirtió en parte de las locaciones de donde se extrajeron los archivos en forma de imágenes que guardaron en cada cuadro la memoria de una inmensidad de crímenes nazis; cientos de cadáveres cubiertos de polvo apilados como un montón de tierra dentro de una fosa en donde yacen retorcidos.

Quien logró capturar la crueldad de estos crímenes fue Alfred Hitchcock, pero el cineasta documentó parte de un trabajo de exterminio que iba más allá de la guerra, la victoria o la derrota, pues se trataba de una secuencia de asesinatos que tenían como objetivo borrar las huellas alemanas y la única manera de lograrlo fue exterminando a cada uno de los sobrevivientes de estos campos de muerte.

Aunque las imágenes fueron grabadas después de que los soldados aliados lograron reabrir los campos y algunos de los puntos de concentración nazi, lo que la secuencias de "Memoria de los campos" pudieron capturar en tiempo real fue el asombro de los resquebrajados rostros de los hombres que descubrieron la realidad del holocausto más grande de la historia, pues en los ojos de estos soldados podemos ver cómo llegan a comprender la locura humana que llevó a un grupo armado a cometer el genocidio más desgarrador posible.

bergen-belsen

También puedes leer 5 películas sobre el Holocausto que muestran el lado humano de la infamia

"El trabajo de filmación para capturar la atrocidad humana
era necesario, pero también imposible".




Para Hitchcock el impacto no fue menor, pues antes de integrarse al equipo de artistas y cineastas que posteriormente retomaron el trabajo del gobierno estadounidense y británico, que en 1945 comenzaron para documentar el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial, el aclamado director se dispuso a revisar el material con el que tendría que trabajar. Posterior a las horas que el productor británico pasó revisando el compilado de filmes, se dice que Hitchcock no salió de su casa durante una semana y mucho menos se acercó a los estudios Pinewood debido a la traumática reacción que le ocasionó la realidad de miles de judíos que murieron injustamente bajo el nazismo de Hitler.

Después de siete días y un poco repuesto fue como Hitchcock decidió retomar las riendas de la obra cinematográfica que tenía que completar, pues las grabaciones de la guerra con la que se quería hacer frente a los crímenes alemanes jamás se terminaron de editar y menos fueron publicadas por cuestiones sociopolíticas que determinaron que el impacto del documental "Memoria de los campos", título que se le daría a la obra cinematográfica, no sería positivo para la reconstrucción de una Alemania en posguerra.

memoria-de-los-campos-hitchock

Así que casi cuarenta años después se terminó la última parte del documental, con la colaboración del director que tuvo que tomarse el tiempo necesario para procesar la crueldad de las imágenes con las que tendría que trabajar codo a codo para que en el Festival de Cine de Berlín, en 1984, se proyectara por primera vez el filme que de manera fidedigna retrataba parte del horror que significó el régimen del Tercer Reich.

documental-memoria-de-los-campos

*Películas del Holocausto que quizá no conocías


El documental comienza con una serie de imágenes que demuestran el paulatino e irónico ascenso de Adolf Hitler hasta su llegada al poder, con lo que llegó el expansionismo alemán, el inicio de la guerra y la derrota de Alemania, partes que fueron documentadas en distintas etapas durante las que se grabó con el objetivo de reunir y editar el material para "Memorias de los campos". El corte siguiente se basa en la llegada de las tropas británicas al campo de Bergen-Belsen, donde a pesar del silencio "pacífico" a través de la pantalla, se percibe la opresión bajo la que se sentían los soldados al arribar al lugar donde fueron recibidos por otro equipo militar que también le dio acceso a Sidney Bernstein, quien se enfocó en captar la perspectiva de las fuerzas británicas que llegaron para hacerse cargo de los millones de cuerpos que yacían sobre el campo de concentración, esparcidos, putrefactos y enlamados con bacterias que en cualquier momento podían haber desatado infinidad de epidemias.

holocausto

Son aproximadamente 30 minutos los que se toma la cinta para presentarnos el proceso en el que los soldados limpiaron Bergen-Belsen, enterrando cada uno de los cuerpos en fosas comunes, incinerando los montones de cadáveres, incendiando los cuarteles vacíos de los que caían en primer lugar las columnas de madera desolladas y tomando las medidas de precaución correspondientes que protegían a los británicos de contraer fiebre tifoidea.

Lejos de un trabajo periodístico, el documental se convirtió en la proyección artística del horror bajo el que perdieron la vida millones de inocentes que superan en número cualquier evento en el que bebés, niños, mujeres y hombres hayan sido ejecutados por igual.

nazis-documental

Para la última parte del proyecto, Hitchcock tuvo que darle forma a lo que se había convertido en horas de material manchado de sangre y con olor a muerte al que tuvo que encontrarle un cierre. Dachau y Buchenwald fueron los campos de concentración donde el director decidió tomar la última memoria del Holocausto; su decisión de grabar en estos dos puntos se basó en la cercanía que tenían estos centros de confinamiento humano con algunos pueblos alemanes, pues él quería demostrar que la serie de genocidios se llevaron a cabo con todo el conocimiento de civiles alemanes, ya que era imposible que estos no supieran de los asesinatos al encontrarse a tan pocos kilómetros de distancia de los campos de exterminio. 

alfred-hitckcock

Los pasajes de Auschwitz fueron las tomas con las que se cerró el documental del Holocausto, las cuales terminan por retratar el significado de un "descubrimiento" histórico al que se enfrentaron los que completaron el proyecto "Memorias de los campos" y posteriormente los que fueron espectadores del mismo. La importancia de recrear de manera secuencial los actos atroces del nazismo se basa en comprender una política de posguerra que muchos aún cuestionaban hasta antes de la proyección del documental.

memoria-de-los-campos-pelicula

El material final no sólo afligió el corazón y perturbó la mente de Hitchcock, sino la de muchos, que a través de la reproducción de lo que una lente capturó bajo la perspectiva y dirección de los testigos de la posguerra, sintieron y sufrieron sobre el genocidio más grande de la historia hasta nuestros días, con el que se demuestra hasta dónde puede llegar la locura del hombre por poseer todo el poder, más allá de la guerra y su victoria, más allá del castigo y el perdón, pero siempre de la mano de la muerte.

Existen muchas cintas que intentan retratar el horror del evento más cruel de la historia mundial, pues son varias las películas sobre el Holocausto que tienes que ver, pero la veracidad del documental que terminó Hitchcock es incomparable con cualquiera de éstas, que al igual que las memorias del Holocausto, “Miradas sobre los guetos”, guarda en sus escenas los recuerdos de una vida destinada a la muerte sin miramientos.








Referencias: