El maestro del cine surreal que te hará sentir la ansiedad de someterte a una prueba de embarazo
Cine

El maestro del cine surreal que te hará sentir la ansiedad de someterte a una prueba de embarazo

Avatar of Dolores Haze

Por: Dolores Haze

31 de julio, 2017

Cine El maestro del cine surreal que te hará sentir la ansiedad de someterte a una prueba de embarazo
Avatar of Dolores Haze

Por: Dolores Haze

31 de julio, 2017


El cine, ese arte de la imagen en movimiento, es el lugar donde se sueña despierto. Es evidente que cada quien encuentra en las películas que lo marcan un aspecto de sí mismo, algo que le abre la puerta a un mundo antes no descubierto. Cuando se trata de directores capaces de revolver los recovecos del subconsciente y conmover los cimientos intelectuales y emocionales de los espectadores, el nombre de David Lynch (Montana, 1946) es uno de los más recurrentes. Lynch siempre ha tenido claras muchas cosas, especialmente que a Estados Unidos sólo le importa el cine mientras sirva para producir dinero, pero lo más importante es que su obra cumple con la premisa previamente anunciada: sus películas te harán soñar despierto.


El maestro del cine surreal que te hará sentir la ansiedad de someterte a una prueba de embarazo 1


El universo lynchiano se compone de sus cortometrajes experimentales, cintas trascendentales como Eraserhead, El hombre elefante, Lost Highway, Mulholland Drive, Inland Empire, Blue Velvet y una serie para televisión de los años 90 llamada Twin Peaks, la cual, mucho antes de ser retomada por Showtime para nuevos episodios este año, pasó a la posteridad como un programa de culto y que ganó una legión de fanáticos alrededor del mundo en apenas dos temporadas. Su obra es perturbadora, en el mejor sentido de la palabra. Se caracteriza por explorar el lado oscuro de las personas y las sociedades a la que pertenecen, así como describir situaciones en las que los protagonistas deben descubrir o afrontar la maldad. Sin embargo, a su filmografía hay que agregar su trabajo publicitario. Esto no es de extrañarse, pues a menudo grandes directores son convocados por grandes firmas y marcas para que lleven las riendas de sus comerciales. Michel Gondry es un ejemplo, así como Wes Anderson. David Lynch ha hecho comerciales para firmas como Barbie, Calvin Klein, Giorgio Armani, Nissan, Parissiene y Playstation, entre otros. En todos puede apreciarse algo del sello del maestro del cine surreal y oscuro, pero uno de los más llamativos en su lista, y tal vez el que más sorprenda, es aquel que realizó en 1997 para la marca Clearblue, un test de embarazo.



Definitivamente no es la mejor producción para hablar de la obra, de la estética y del estilo del cineasta estadounidense, pero contiene elementos interesantes. La idea central del audiovisual es una mujer que se somete el test. En los pocos segundos que dura el comercial, el ambiente es de notable ansiedad. Se suma tensión cuando los números de su reloj se sintetizan como simples "Yes" y "No" intercalados. La mayoría de los clientes se esperaban algo terrorífico o raro, como mínimo, pero ocasionó una reacción bastante opuesta: la promoción resultó atractiva y bien recibida. El ojo de Lynch es evidente, el uso del blanco y negro, en el plano medio con que inicia la secuencia, el cual recuerda a un poco a los de Laura Palmer, de Twin Peaks, así como el uso del espejo, un elemento común en sus obras. La producción comercial además no estuvo exenta de su método "excéntrico", pues obligó a la protagonista, Marisa Parker, a someterse al test para que la reacción fuera 100 % auténtica. Sea una gran producción o un pequeño spot para TV, Lynch, como todo gran director, da de sí su visión artística y estética.


Fuente

Open Culture

 ***

La huella de este peculiar realizador se extiende mucho más allá del cine, pues él y su obran han inspirado música, cómics y libros. Incluso en un campo que pocos considerarían afines se puede rastrear su influjo. Para algunos David Lynch es el crimen más hermoso que le ha pasado a la moda.


Referencias: