Las mejores películas de la Historia que se convirtieron en perdedoras del Oscar
Cine

Las mejores películas de la Historia que se convirtieron en perdedoras del Oscar

Avatar of Victor LV

Por: Victor LV

20 de febrero, 2017

Cine Las mejores películas de la Historia que se convirtieron en perdedoras del Oscar
Avatar of Victor LV

Por: Victor LV

20 de febrero, 2017


Los premios de la Academia son un espectáculo mediático, y año con año pone a especular a cientos de cinéfilos sobre quiénes serán los afortunados para llevarse el trofeo. En cada ceremonia es habitual que haya algunas sorpresas, o incluso que algunos de los favoritos se vayan con las manos vacías, pues la Academia suele premiar según la trayectoria de los actores, directores, o productores, y no necesariamente la película.

Aun así, en diversas ocasiones los premios sorprendieron al público y la industria cinematográfica al dejar sin trofeo a los favoritos, esos que ya eran concebidos como ganadores, ya sea por las buenas criticas, los galardones recibidos en otros premios, o el impacto de la cinta en su público, su derrota se convirtió en un suceso que desafiaba la lógica de la Academia. 

A continuación, recordamos los títulos competidores que, a pesar de ser considerados como ganadores previo a celebrase la ceremonia, seguro te sorprendieron cuando la palabra posterior a la frase "and the Oscar goes to..." no fue su nombre.



1. "Boyhood" pierde Mejor Película ante "Birdman"



Si tuviéramos que recordar las películas que lo tenían todo para ganar y se fueron sin en el Premio Mayor, "Boyhood" es un buen punto de partida. La propuesta de por sí era ambiciosa y un ejercicio nunca antes llevado a cabo en el cine: filmar el crecimiento de los integrantes de una familia durante 12 años, de modo que el envejecimiento se apreciara de manera natural. Más allá de lo retador que significó mantener vivo el proyecto todo ese tiempo, la cinta era una apuesta segura desde que se anunció su pretencioso objetivo; además de narrar una historia sobre el desarrollo humano —un tema que le encanta a la Academia—, y contar con inspiradas actuaciones; sin embargo, concordamos con la opinión de diferentes expertos de que el filme, en realidad, está sobrevalorado y de no ser por la duración de su filmación, no hubiera generado el mismo impacto.

A pesar de que la audiencia y críticas visualizaba a "Boyhood" como la ganadora —lo cual era coherente tras haber triunfado en los Golden Globes—, fue la virtuosa "Birdman" la que se alzó con el premio; de modo que el otro filme tan sólo se llevó un Oscar —Mejor Actriz de Reparto para Patricia Arquette— de los seis a los que estaba nominado. La victoria de "Birdman" fue una de las sorpresas de la Academia más atinadas.



2. Annette Bening es vencida —dos veces— por Hilary Swank en la categoría de Mejor Actriz

películas perdedoras del Oscar


Anette Bening es un caso especial, pues ha sufrido del rechazo de la Academia en cuatro ocasiones —aunque sólo en una de ellas era la favorita para ganar el premio—, además que ha sido vencida dos veces por la misma actriz: Hilary Swank. En la ceremonia del 2000, Bening partía como la favorita por su papel como la neurótica Carolyn en el aclamado filme "American Beauty", en parte porque antes había ganado el SAG (Premio que entrega el Sindicato de Actores), por el reconocimiento de la crítica a su trabajo y ser una actriz muy consolidada en la industria, sin mencionar que el éxito de la película sería un gran impulso, razón por la que la misma Bening no pudo disimular su sorpresa cuando se anunció como ganadora a Hilary Swank por "Boys Don't Cry"; una actriz hasta entonces desconocida por un filme que había pasado desapercibido —no podemos culparlos, mientras la actuación de Anette fue muy calculada, la de Hilary era mucho más natural y arrebatadora—.

Por si fuera poco, la nominación a Mejor Actriz para Anette Bening fue una de las pocas categorías en la que perdió el filme, por lo que la intérprete tuvo que observar cómo a lo largo de la ceremonia gran parte del equipo de "American Beauty" subió a recoger el Oscar (incluidos Mejor Actor, Mejor Director y Mejor Película), mientras ella se quedaba con las manos vacías. Para rematar con tal humillación, años después, Bening y Swank de nuevo coincidieron en la categoría de Mejor Actriz, y volvió a ser vencida por Hilary con "Million Dollar Baby", aunque ese triunfo no causó ninguna sorpresa, Anette no pudo evitar poner una expresión de "That bitch stole my Oscar again".



3. Mickey Rourke por "The Westler" pierde el Oscar ante Sean Pean



Mile Rourke nunca fue concebido como un actor serio a lo largo de su carrera, y durante su juventud otros fueron los que destacaron, ya que la popularidad del histrión se debía a su físico y no a su habilidad ante las cámaras. Después de haber sido un actor muy recurrente durante los 80, la carrera de Rourke se sumergió en una crisis debido a excesos, drogas, cirugías y títulos de mala reputación que sólo terminaron por hundir más su carrera. Cuando parecía que nada podía volver a poner al intérprete en el mapa, Darren Aronofky le ofreció el protagónico de la película "The Westler", en la que actúa como un luchador que alguna vez estuvo en la cima, pero en el presente sólo le quedaba contemplar la gloria de su pasado (un papel hecho a su medida).

La crítica se rindió ante la trágica interpretación de Rourke, de modo que se convirtió en el favorito para ganar el Oscar. Si se toma en cuenta que antes había ganado el Golden Globe, que la Academia ama los comeback's y competía por un papel muy trágico que volvió locos a los premios, el escenario parecía estar acomodado para que Mickey subiera a recibir el galardón; sin embargo, parece que la Academia tomó en cuenta sus antecedentes y prefirió otorgárselo a Sean Penn, por su magnífico papel como el activista Harvey Milk, lo que arruinó las quinielas de muchos expertos.



4. "Mad Max: Fury Road" es derrotada por "Ex Machina" en Mejores Efectos Visuales

peliculas derrotadas en los oscares

A "Mad Max: Fury Road" no se le podría tachar de perdedora del Oscar, después de que fue el título que se llevó más premios en la edición de 2016 —incluso un surrealista trofeo por Mejor Vestuario—, y ser uno de los pocos blockbusters de acción que ha sido nominado a Mejor Director y Mejor Película; sin embargo, uno de los premios "seguros" de la noche para esta cinta era el de Mejores Efectos Visuales, nada parecía que se podría interponer entre las explosivas secuencias de dicha película y el Oscar. Como si se tratara de una broma cruel de la Academia, "Mad Max" triunfó en distintas categorías y ni siquiera era la favorita, pero para sorpresa de todos la ganadora a Mejores Efectos fue "Ex Machina"; si bien éstos eran destacables pero discretos, fue una de esas ocasiones en la que los académicos se inclinaron por la sutileza, que por la espectacularidad.


5. "Saving Private Ryan" pierde contra "Shakespeare In Love"



A lo largo de la historia de los premios, la Academia ha hecho algún dispararte del cual se ha llegado a arrepentir, y aunque algunos han logrado ser olvidados o subsanados con el tiempo, uno de sus más infames errores fue haberle otorgado un desproporcionado triunfo a "Shakespeare In Love" sobre "Saving Private Ryan". Fue en 1998 cuando ambas películas se estrenaron en cartelera, y aunque "Shakespeare apasionado" fue una de las sorpresas del año al conseguir éxito en taquilla como una comedia literaria, era "Salvando al Soldado Ryan" de Steven Spielberg la que tenía todas las cartas para ganar, gracias a una gráfica y dramática historia bélica que también arrasó en crítica y audiencia.

Si bien al momento de anunciar las nominaciones, fue grato que "Shakespeare In Love" figurara más de lo esperado, una vez que el filme empezó a triunfar en categorías en las que no era favorita, el público no pudo evitar su cara de perplejidad, y de manera posterior fingir un aplauso forzado cuando le arrebató el premio a la gran favorita de la noche. A la fecha, es algo que pesa en la historial de los premios, ya que no sólo fue el hecho de haberle ganado a "Saving Private Ryan", sino que una historia sosa y romántica —aunque encantadora— venció a las películas que se percibían con más potencial para ganar, como el drama histórico "Elizabeth", el agridulce encanto de "La Vida es Bella", y el poderío visual de las bélicas "La Delgada Línea Roja" de Terrence Malick, o la propia "Salvando al Soldado Ryan" de Spielberg.



6. Sigourney Weaver es derrotada dos veces en una misma edición por sus actuaciones en "Working Girl" y "Gorilas In the Mist"


actores derrotados en los oscares


Sigourney Weaver es actualmente una de las veteranas más respetadas de Hollywood, además de ser considerada una de los grandes pilares de la ciencia ficción; aunque Weaver posee el honor de ser de las pocas nominadas al Oscar por un papel en una cinta de horror —por su interpretación de la teniente Ripley en "Aliens"—, lo que la catapultó a la fama. Cuando la actriz se encontraba en la cima de su carrera, protagonizó en 1987 dos películas que fueron un éxito en crítica y taquilla, además de consolidarla como una de las actrices más taquilleras de la época, "Working Girl" y "Gorilas en la Niebla". Weaver se convirtió en una de los 11 únicos actores que han logrado ser nominados por dos papeles en una misma edición al Oscar, siendo postulada como Mejor Actriz de Reparto y Mejor Actriz.

Debido a la fama de la cual gozaba la intérprete en esos años y el éxito de ambos títulos, era lógico suponer que la actriz, al menos, ganaría una de sus dos nominaciones, ya que ese año Weaver ganó también dos Globos de Oro en una misma edición: Mejor Actriz de Reparto por "Working Girl" y Mejor Actriz en Drama por "Gorilas en la Niebla". Para sorpresa de todos, la muy popular teniente Ripley fue vencida por Geena Davis en la categoría de Mejor Actriz de Reparto, mientras que en Mejor Actriz fue derrotada por Jodie Foster —aunque en esa categoría se podría decir que Sigourney no era la favorita del todo, pero sí existía una amplia posibilidad de triunfo—. Pero que haya perdido ante Jodie Foster en "Acusada" no es injusto, pues fue una gran actuación, la derrota ante Geena Davis por "El Turista Accidental" es lo que nos dejó con un mal sabor de boca, ya que  aunque ambas son buenas actuaciones, Weaver creó en "Working Girl" a una de las villanas más hilarantes del cine. Afortunadamente, la actriz aún es muy activa en Hollywood, por lo que no descartemos que la Academia subsane pronto su error y galardone, aunque sea de manera tardía, a la musa de James Cameron.



7. El score de "Memories of a Geisha" de John Williams es derrotado por la banda sonora de "Brokeback Mountain" de Gustavo Santaolalla



John Williams es uno de los grandes compositores del Séptimo Arte, además de los más nominados —el año pasado logró sumar su candidatura número 50 al Oscar— y ganar en cuatro ocasiones. A pesar del amor de la Academia hacia el autor de los clásicos temas de "Star Wars" o "Jurassic Park", en la ceremonia del 2006 le hicieron una mala jugada, y lo dejaron con el discurso preparado. Habían pasado 13 años desde que Williams había subido a recoger un Oscar por la BSO de "The Schindler List" en 1993, y dado que había acumulado un buen número de nominaciones desde ese entonces, lo lógico era que el año en que "Memories of a Geisha" estaba nominada, los cinéfilos  apostaran por el compositor. En parte, porque la crítica había quedado rendida ante su hermoso soundtrack, y no se visilumbraba que el elaborado trabajo de Williams tuviera una sólida competencia, ya que, además, competía contra sí mismo por la banda sonora de "Munich" —doble posibilidad de triunfar—, y porque todo parecía indicar que tras distintos años sin ganar, la Academia volvería a reconocer al talentoso compositor.

Nada más lejos de la realidad, el premio fue a parar en manos de Gustavo Santaolalla por "Brokeback Mountain", algo que a la fecha los cineastas no se explican el porqué. El trabajo de Santaolalla es ciertamente loable, pero es muy olvidable en comparación a lo que Williams ofrecía, sin mencionar que no tenía el mismo peso que éste como para ganar por una partitura discreta —un poco lo que sucedió con "Ex Machina y Mad Max"—. 



8. Richard Burton pierde el Oscar a Mejor Actor por "Equus" y es derrotado en otras seis ocasiones

perdedores de los oscares

Si hay quienes piensan que DiCaprio —previo a triunfar por "The Revenant"— o Amy Adams son unos odiados de la Academia, es porque no son conscientes de la mala racha del británico Richard Burton en los premios, quien se fue a la tumba con cero estatuillas después de siete nominaciones, ya que ni siquiera le concedieron un Oscar Honorífico póstumo. El actor que aumentó su popularidad por haberse casado dos veces con la súper estrella Elizabeth Taylor —con él gastó dos de sus ocho matrimonios—, fue considerado uno de los grandes actores ingleses, y con películas como "The Robe" o "Who's Afraid of Virginia Woolf" era uno de los favoritos para ganar, fue hasta su séptima candidatura por el filme "Equus" en la que se concebía como el ganador desde antes de que se anunciaran las nominaciones.

Todo esto por dos razones: Burton había triunfado previamente en los Golden Globes como Mejor Actor de Drama, y, además de los halagos de su actuación, era su séptima postulación; lo más lógico era que la Academia le diera el premio más por reconocer su trayectoria que por el mérito de la interpretación, que de por sí era destacable. Finalmente, fue derrotado por Richard Dreyfuss en "The Goodbye Girl", quien apenas conseguía su primera nominación. De sus siete candidaturas, el actor logró tres de ellas en años consecutivos, sin mencionar que por el filme "Who's Afraid of Virginia Woolf", con la que compartió escena con Elizabeth Taylor, el actor tuvo que ver cómo la que sería su futura exesposa se llevaba su segundo Oscar por Mejor Actriz, mientras él perdía por quinta ocasión en la categoría de Mejor Actor. ¿Verdad que ya no compadecemos tanto a Adams?



9. Glenn Close por "Fatal Atracttion" pierde ante Cher por "Moonstruck"



Podríamos decir que Glenn Close es el equivalente femenino de Richard Burton. En más de 40 años de carrera, la veterana ha recibido seis nominaciones y no ha ganado ni un sólo premio —aunque igual podrían darle un Oscar honorífico para que no suceda lo mismo que con Burton—. Antes de ser postulada por "Atracción Fatal", Close había logrado tres nominaciones consecutivas por Mejor Actriz de Reparto, y por dicho título consiguió su cuarta nominación. Dado el número de candidaturas acumuladas, el éxito de la película y la garra que le metió Close a su personaje en dicho largometraje —a la fecha considerada una de las más terroríficas femmes fatales de la historia del–, el triunfo de Cruela DeVill se presentía como algo seguro, pero fue a dar a manos de la cantante Cher por la película "Moonstruck".

No podemos decir que el triunfo de la diva del pop haya sido injusto, pues es también una gran actuación, lo desconcertarte fue que, aunque la Academia se inclinara por papeles dramáticos y desgarradores como el que interpretó Close, esa vez sorprendieron premiándola por un papel de una comedia romántica, género al que rara vez le dan preferencia; sin embargo, existe una teoría de que Glenn no ganó por lo erótico y políticamente incorrecto de su personaje. Si a esto le sumamos que era difícil que la Academia se tomara en serio a una estrella musical, por encima de una actriz más tradicional o de método, la derrota de Close no era algo que se pudiera predecir.



10. La polémica derrota de "Brokeback Mountain" ante "Crash"

derrotas en los oscares


La derrota de John Williams en 2006 no fue la única sorpresa que tenía reservada la Academia para ese año, pues en esa edición el filme "Brokeback Mountain" se perfilaba para ser la gran ganadora de la noche, cuando en realidad brilló por su ausencia a lo largo de la ceremonia, y recolectó sólo las estatuillas para Mejor Banda Sonora, Mejor Guion Adaptado y Mejor Director. El filme estaba respaldado por los halagos de la crítica, además de haber recolectado distintos premios antes del Oscar, como el Golden Globe a Mejor Película de Drama, si a esto le sumamos que ninguna de las otras nominadas era considerada favorita; por total descarte, los cinéfilos concibieron a "Brokeback Mountain" como la ganadora de ese año. No fue accidente que en esa edición el encargado de anunciar el Oscar a la Mejor Película fuera Jack Nicholson, ya que con la sonrisa más macabra que se le conoce proclamó a "Crash" como la ganadora, y hasta la fecha es uno de los giros de guion más inesperados en una ceremonia, incluso se puede observar la perplejidad del crew de "Crash" y la cara del equipo de "Brokeback Mountain", que sólo se equipara a la expresión de Miss Colombia cuando se anunció que su victoria había sido producto de un error.

La sorpresa del triunfo de "Crash" se debió a que había pasado casi desapercibida en la taquilla, sin mencionar que ni siquiera fue nominada al Golden Globe, y tenía menos probabilidades de ganar dentro del quinteto de nominadas. Tal fue el enojo de algunos cinéfilos, que salió a la luz una teoría de que "Brokeback Mountain" perdió debido a su temática homosexual; algo que es una falacia, dado a que la Academia ya ha premiado antes a películas de esa naturaleza ("Midnigth Cowboy" podría ser un buen referente). La realidad es que al otorgarle el premio a "Crash", la Academia le dio a EUA donde más le dolía al ser un filme que denunciaba y retrataba el racismo en ese país. A pesar de ser inesperada, la victoria de "Crash" fue justa y con el tiempo se ha convertido en un tesoro del cine moderno.



11. La leyenda de Hollywood Judy Garland pierde por "A Star is Born"


actrices que perdieron el oscar


Judy Garland fue una de las más relevantes estrellas de Hollywood durante la primera mitad del siglo XX, su rostro quedó inmortalizado gracias a su papel de Dorothy en "El Mago de Oz", en el cual también interpretó 'Somewhere Over The Rainbow', uno de los temas musicales más importantes en la historia del cine. Después de ser una de las celebridades más importantes de la MGM, al protagonizar constantes éxitos durante la década de los 20 y 30, la carrera de Garland se sumergió en una crisis debido a problemas depresivos, además de que se convirtió en un blanco para la prensa por los escándalos de su vida personal, lo que afectó su popularidad en los 40. Es por ello que en 1954, la Warner Brothers decidió revivir su carrera, y le produjo su comeback's en el filme "A Star Is Born", un musical en el que de nuevo canta y evoca sus primeros años en el mundo del cine.

Sin importar el éxito de la cinta, y el boom que logró Garland con una rompedora actuación, se convirtió en uno de los comeback's más memorables de Hollywood; pero Judy perdió contra todo pronóstico el Oscar a la Mejor Actriz, a pesar de ser la favorita del público y la crítica. De hecho, Garland no pudo acudir a la ceremonia, pues ese día daba a luz; era tal la expectativa de que se alzara con el premio que cientos de reporteros y cámaras arribaron al hospital, con la intención de transmitir en vivo el agradecimiento de la actriz; sin embargo, la ganadora fue la Princesa de Mónaco Grace Kelly, por "The Country Girl", quien, a pesar de ser también una de la más queridas estrellas de Hollywood, no era la favorita para triunfar ese año.



12. "Amelié" y "El Laberinto del Fauno" pierden en la categoría de Mejor Película Extranjera



Es raro que un filme de habla no inglesa triunfe en la taquilla americana, pero cuando lo hacen se convierten en las ganadoras a Mejor Película Extranjera; pensemos en las francesas "El Festín de Babette" o "Amour" (que logró el hito de ser una de las pocas películas no habladas en inglés nominadas a Mejor Película), la argentina "El Secreto de sus Ojos", la taiwanesa "El Tigre y el Dragón" (también nominada a Mejor Película), o las italianas "Cinema Paraidiso", "La Grande Belleza" y "La Vida es Bella" (nominada a Mejor Película y ganadora también como Mejor Banda Sonora y Mejor Actor-Roberto Benigni), todas las anteriores ganaron el Oscar, pero como toda excepción de la regla, "Amelié" y "El Laberinto del Fauno" fueron derrotadas a pesar de ser favoritas y lograr arrasar en la taquilla norteamericana. Hay que destacar que ambas lograron ser postuladas incluso en otras categorías, además de Mejor Película Extranjera, algo inusual en cintas de esa índole.

"Amelié" fue postulada a Mejor Fotografía, Dirección Artística, Banda Sonora y Guion Original, mientras que "El Laberinto del Fauno" para Mejor Banda Sonora y Guion Original, además de ganar el Oscar por Mejor Fotografía, Maquillaje y Dirección Artística. Con tanta nominación es difícil pensar que ambas películas hayan perdido en dicha categoría, pero así sucedió; aunque debemos reconocer que la derrota de la méxico-española no fue tan injusta, pues fue vencida por la también fantástica "La Vida de los Otros" de Alemania; en el caso de "Amelié", los académicos se mostraron muy fríos al darle el triunfo a la siempre y correcta "En Tierra de Nadie" de Bélgica, que sólo compitió en esa categoría.


13. Peter O'Toole y sus múltiples derrotas

actores derrotados en el oscar


En teoría, a Peter O'Toole no le fue tan mal como a Richard Burton, ya que, aunque fue nominado en ocho ocasiones y las perdió todas, al menos, la Academia trató de subsanar su error, y le otorgó un Oscar Honorífico; de modo que uno de los mejores actores del Siglo XX no se quedó sin sostener el galardón —el cual estuvo a punto de rechazar, puesto que el histrión quería ser reconocido por una de sus interpretaciones—. De sus ocho candidaturas, O'Toole fue favorito en dos ocasiones; como en 1962 por su inicial nominación en "Lawrence de Arabia", esto debido a que su actuación maravilló al público, y su rol es considerado uno de los grandes y más épicos personajes masculinos del cine. Todos esperaba ver triunfar a O'Toole, aunque fue vencido por el también fantástico Gregory Peck por "To Kill a Moockingbir", lo cual, de algún modo, fue bien visto dado que se trataba de una de las mejores actuaciones masculinas de la Historia, y para ese entonces Peck tenía mayor trayectoria que Peter.

De cualquier modo, tal y como ocurrió con Anette Bening cuando compitió por "American Beauty" o Kate Winslet por "Titanic", O'Toole tuvo que quedarse sentando mientras "Lawrence of Arabia" arrasaba con siete premios —incluida Mejor Película—. Años después, O' Toole volvió a ser favorito por un personaje legendario en "The Lion In Winter", en la que interpretó al Rey Enrique II. Si tomamos en cuenta que para ese entonces ya era un actor con mucho peso en la industria, había ganado su tercer Globo de Oro por Mejor Actor en Drama por esa cinta, y el amor que le tiene la Academia a personajes históricos, parecía que el momento de O'Toole había llegado; sin embargo, de manera inexplicable lo venció Cliff Robertson en "Charly", quien apenas lograba su primera nominación y nunca más volvió a ser postulado. Para rematar, la actriz Katherine Hepburn, compañera de reparto de Peter en "El León en Invierno", sí se llevó el Oscar a la Mejor Actriz, a pesar de que no contaba con el mismo favoritismo que su co-protagonista para ganar. Incluso, en su octava y última nominación por el filme Venus, había cierta esperanza en que la Academia concediera el Oscar al histrión independientemente de que no fuera el favorito de ese año, aun así, no fue ganador en su última oportunidad.



14. La superproducción "Apocalypse Now" es vencida por la 'modesta' "Kramer VS Kramer"



"Apocalypse Now" de Francis Ford Coppola es una de los ejercicios más ambiciosos y psicodélicos  jamás realizados en el cine moderno, debido a su presupuesto y al hecho de adaptar una de las novelas literarias más complicadas al lenguaje cinematográfico. Aunque es considerada un clásico y una de las grandes obras del séptimo arte, la cinta tuvo la mala suerte de enfrentarse a la más humana y sensible "Kramer VS Kramer", ya que mientras la obra de Coppola maravilló los ojos de la audiencia, la otra cinta conquistó corazones.

Ambas son grandes películas, pero dado a que desde su concepción, la prensa y el público consideraron a "Apocalypse Now" como la ganadora, la derrota del filme fue algo que todavía pesa en la memoria. Fue inesperado que una superproducción bélica fuera vencida por un sencillo drama familiar que no tenía la manufactura para competir con la artillería de Coppola, aun así, fue la que tuvo la última palabra.


15. El constante rechazo de la Academia hacia Ridley Scott

perdedores de los premios oscar


No sólo los actores han sufrido del rechazo de la Academia, también los directores, ya que algunos no han sido del todo valorados, por lo que creemos que Ridley Scott podría ser el director veterano vivo aún no reconocido. Aunque Scott fue autor de la magia de películas clásicas como "Alien", "Blade Runner" o "Thelma and Louis", fue en el 2001 tras haber dirigido "Gladiator" que tanto él como la cinta, eran los favoritos para llevarse el premio a casa.

El filme "Gladiador" sí fue afortunado, pero su director no, ya que mientras la película se llevó cinco Oscares —incluido el de Mejor Película y un inesperado triunfo para Russell Crowe para Mejor Actor— de siete nominaciones, la candidatura de Scott fue una de las dos que perdió la película; algo sorprendente, dado que en el 80 % de las veces en la historia de la Academia, el premio a Mejor Director va ligado al de Mejor Película, y dado el aplastante triunfo de "Gladiador" esa noche, fue extraño que el Oscar no lo obtuviera el veterano realizador.



16. El amor-odio de los Oscares al trabajo de Scorsese

el odio de la academia a los directores


La relación amor-odio de la Academia a Scorsese es curiosa, aunque se trata de uno de los directores más nominados y con múltiples obras suyas postuladas a Mejor Película en su haber, el realizador sólo ha ganado una vez por su trabajo como director, y sólo uno de sus filmes se ha llevado el premio mayor; a diferencia de otros directores de su calibre como Clint Eastwood, Steven Spielberg o Francis Ford Coppola han tenido más victorias. La mala racha de Scorsese empezó desde sus primeros años, ya que cintas como "Taxi Driver", "The Last Temptation of Christ" o "Goodfellas" lograron llamar la atención de la crítica y lograr diferentes nominaciones al Oscar, pero sin ganar. Claro que las dos veces en que Martín fue derrotado en los premios fue con "Gangs of New York", filme que era favorito para ganar Mejor Director —previo haber ganado en esa categoría en los Golden Globes—, pero se fue con las manos vacías.

La crítica pensaba que para amortiguar la derrota, la Academia, cuando menos, concedería el Oscar a la Mejor Canción al tema de la película interpretando por Bono, como premio de consolación, lo cual también fue una derrota olímpica; aunque en esa categoría sí era favorita, Bono también fue históricamente vencido por Eminem con "Louse Yourself", algo surrealista dado que no era el tipo de canción que la Academia suele premiar, y fue la primera vez que el rap triunfó sobre una canción más tradicional. A la fecha, "Gangs of New York" es una de las cintas con más nominaciones que se fue con cero estatuillas. La segunda gran derrota de Martín fue con "El Aviador", película que todos aseguraban como ganadora por haberse llevado el Golden Globe, además de ser de esas cintas biográficas que enamoran a los premios; aunque se llevó cinco Oscares de 11 nominaciones y ninguno fue para Scorse, ni para DiCaprio, ni para la película que sería vencida por "Million Dollar Baby". De esta manera, la historia se repitió: un filme modesto con mucho corazón venció a una superproducción. Afortunadamente, Scorsese se llevó en 2007 el Oscar a Mejor Director y Mejor Película por "The Departed".



17. "Avatar" es derrotada por "The Hurt Locker"



La ceremonia de 2010, fue uno de esos años en los que la Academia rompió el corazón de cientos de cinéfilos, aquellos que apostaron a que "Avatar" sería la primera película de ciencia ficción que se alzaría con el premio a Mejor Película. El filme de James Cameron es, a la fecha, una de las cintas más taquilleras de la Historia, por lo que significó un parteaguas en el uso de efectos visuales y tanto público como crítica, estaban fascinados por el espectáculo visual que se desplegaba ante sus ojos. Si tomamos en cuenta que, por regla general, la Academia le da el premio mayor a una cinta que logra un hito en taquilla, y además consigue la aprobación de la comunidad cinéfila, el filme de Cameron tenía todo para unirse al grupo de taquillazos que ganaban el Oscar, junto con "Lo que el viento se llevó", "Ben-Hur", "Lawrence de Arabia", "El Padrino", "Titanic" (también de James Cameron), o "El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey".

A pesar de ser la película más nominada ese año con nueve candidaturas —incluidas Mejor Director y Mejor Película—, "Avatar" sólo se llevó tres por Mejor Fotografía, Dirección Artística y Efectos Visuales, y fue derrotada por la bélica "The Hurt Locker"; este momento se convirtió en uno que los cinéfilos jamás pudieron asimilar. Lo hilarante del caso es que Cameron fue vencido en la categoría de Mejor Director por su ex esposa, Kathryn Bigelow, quien se convirtió en la primera y, hasta ahora, la única mujer que se ha alzado con ese premio. Aunque la victoria de Bigelow sobre Cameron nos da gusto por lo significativo que resultó el suceso, el triunfo de "The Hurt Locker" sobre "Avatar" aún nos tiene desconsolados. A pesar de ser una gran película bélica, no es un evento único en el cine como sí lo es "Avatar", que de haber ganado se hubiera convertido en la segunda película de fantasía/ciencia ficción que se alza con el premio a Mejor Película. A la fecha, "The Lord of the Rings: The Return of the King" es el único filme de esa naturaleza que posee tal distinción.


películas perdedoras del Oscar


Este año "La la land" empató el récord de "All About Eve" y "Titanic" con 14 nominaciones, por lo que es una de las películas con más nominaciones en la Historia de los premios, lo que puede convertirla en una más de esta lista. En la próxima edición del Oscar descubriremos si será ganadora o si tendrá el (des) honor de sumarse a este grupo.


**

En este texto no se pretende analizar si la derrota fue justa o no, sino recopilar aquellos perdedores que lo merecieran o no, eran los que se perfilaban como ganadores. Por ejemplo, aunque muchos insisten en lo injusto que es que Amy Adams no tenga un Oscar, a pesar de sus cinco nominaciones, la realidad es que no era  favorita en esas ocasiones, o aunque muchos acuñen que Sandra Bullock o Jennifer Lawrence no merecían sus respectivos galardones, ellas sí eran favoritas a pesar de lo injusto del premio.











Referencias: