La historia de dos hombres que compartieron el poder para lograr la paz en Irlanda
Cine

La historia de dos hombres que compartieron el poder para lograr la paz en Irlanda

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

9 de octubre, 2017

Cine La historia de dos hombres que compartieron el poder para lograr la paz en Irlanda
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

9 de octubre, 2017

Muchas de las consecuencias fatales que traen consigo las guerras, sin importar su magnitud, son gracias a la postura adoptada por uno o más mandatarios e influyentes del poder, quienes toman decisiones respecto a retirarse, mantenerse, responder, etc. En la cinta The Journey (Nick Ham, 2017), conocida en Latinoamérica como Un viaje por la paz, se narra una de las historias con "final feliz" para todas las partes, cuando dos personajes clave en la política de Irlanda del Norte, contrincantes a la vez, llegan a un acuerdo después de una "paseo", con charla incluida, y deciden unir sus fuerzas en favor del bienestar humano.

Por un lado Martin McGuinness (Colm Meaney), militante del partido de izquierda Sinn Féin, busca erradicar, mediante una oportunidad generada con astucia por él mismo, la rivalidad con Ian Paisley (Timothy Spall), fundador de la Iglesia Libre Presbiteriana del Ulster, cuyos simpatizantes defienden a como dé lugar su postura idealista y estilo de vida.



Obviamente estas dos formas de pensar llevaron a una guerra interna con duración de 30 años. Desde finales de los 80 hasta casi el inicio del siglo XXI, dicho conflicto cobró la vida de muchas personas, hasta la firma del acuerdo de Viernes Santo. Sin embargo, aún después de eso, las rencillas continuaron y finalmente se disiparon cuando estos dos importantes personajes lograron una alianza política para compartir el poder.

Con esta base más que cimentada y adaptada a la pantalla grande, se desarrolla Un viaje por la paz, película que busca darle frescura a su narración aunque en el transcurso puede que se vuelva inverosímil. Pese a conocer los hechos reales y el resultado que desencadenaron, no es del todo creíble la forma en que se dan las cosas en esta cinta. Todo parece indicar que, en el rapto del pacto ficcional al que convocan sus creadores, se buscó embelesar los sucesos verdaderos. Asimismo, por momentos se siente lentitud en la producción. Las acciones transcurren y se desarrollan, pero el espectador puede sentir que no estén llevando a alguna parte en la historia.


La historia de dos hombres que compartieron el poder para lograr la paz en Irlanda 1


Por otra parte, las actuaciones son sinceras y estrechas. Timothy Spall, a quien vimos en la saga de Harry Potter como el raro Peter Pettigrew, interpreta a Ian Paisley con gran profesionalismo. Tanto el maquillaje incorporado a su rostro para darle una apariencia más envejecida, como los gestos que interpreta en cada situación son atinados y logra impregnarlo de cierto estilo que al final se agradece.

Colm Meaney, el mismo jefe Miles O'Brien en la serie Star Trek: Deep Space Nine, lo acompaña con soltura y complicidad, como su rival: Martin McGuinness. Ambos hacen una dupla conectada y risueña por momentos, pero justo eso hace que al principio no parezcan enojados entre sí.

Cabe mencionar que esta película fue uno de los últimos trabajos del actor John Hurt, fallecido en enero de este año, quien da vida al mediador Harry Patterson. Se trata de una participación modesta y corta, que quizá no permite la redondez total de su personaje.


La historia de dos hombres que compartieron el poder para lograr la paz en Irlanda 2


La fotografía de Un viaje por la paz es otro de sus más destacables atributos. Logra sumergir al espectador en el ambiente de aquella época, sin ser muy inmersiva. Sin embargo, es preciso resaltar que en sus encuadres y tomas logra percibirse las postales con paisajes que nunca están de más en un proyecto de estas características, finalmente salir de las ciudades y adentrarse en el verde dominante de la naturaleza, le da un toque tranquilo a cualquier cinta.

Un viaje por la paz es un largometraje basado en hechos verdaderos, pero con carencia de verdad en buena parte de la estructura. Hay buenas actuaciones en ella, pero no logran sacar a la película del bache de la ficción comparado con los antecedentes reales. Larga por momentos pero también informativa para los no conocedores de este suceso que marcó a toda una nación.


Escrito por Octavio Alfaro


***

La cinta mother! podría ser contendiente para los premios Oscar de 2018, como estas 10 películas que se estima serán lo mejor de 2017. Si estás listo para convertirte en un experto, te compartimos este artículo sobre las películas más premiadas que puedes ver en Netflix. Además, no te pierdas las 50 mejores películas según el Festival de Cannes.


Referencias: