10 formas de prepar molletes para que todos tus días parezcan domingo en la mañana

10 formas de prepar molletes para que todos tus días parezcan domingo en la mañana

Por: Alejandro I. López -



¿Sabías que los molletes mexicanos originales son un pan dulce?

molletes originales

En realidad, los molletes llegaron a México desde España, donde se utilizan en algunas provincias del sur como un pan salado de elaboración artesanal por influencia árabe para acompañar con aceite; sin embargo, fue en Puebla donde se hicieron mexicanos. Los panaderos de entonces juntaron la tradición española con la repostería francesa y crearon el mollete poblano, un manjar con relleno de crema pastelera y cubierto con pepita de calabaza con azúcar, una variedad que está desapareciendo porque los panaderos guardan el secreto hasta la tumba e incluso ha sido copiada en distintas gastronomías, como la española y la francesa misma. Cuando el mollete llegó a la Ciudad de México, tomó la esencia con que lo conocemos. Los frijoles y el pico de gallo se hicieron elementos indivisibles y se convirtió en un plato típicamente para el desayuno.

Los molletes son una comida que vive eternamente en el límite entre una salida rápida e insustancial para el hambre y un plato sencillo de preparar, pero delicioso. Los ingredientes necesarios y el tiempo de preparación hacen de cada una de estas mitades de pan una oportunidad para experimentar un sabor inigualable. La potencialidad de un plato de molletes está en la imaginación de quien cocina. Partiendo de la preparación tradicional, un plato en extremo simple, con ayuda de un poco de arrojo para salir de la monotonía y atreverse a mezclar con otros sabores, comer molletes puede tomar otra deliciosa e inesperada dimensión. Estas son recetas para reinventarlos y hacer de cada preparación una experiencia única.


-
La base: los molletes clásicos

molletes tipicos

Ingredientes: 

50 g de queso Oaxaca deshebrado, o bien, manchego (preferentemente en rebanadas)
1 bolillo, baguette o pan de tu preferencia partido a la mitad
Frijoles refritos


Preparación:

En cada una de las tapas del bolillo, unta una generosa porción de frijoles refritos cuidando que el peso no sea mayor a la firmeza del bolillo tostado y pueda vencerlo o doblarlo. Posteriormente, cubre con las rebanadas de queso manchego o las hebras de queso Oaxaca y espárcelo a lo largo de la superficie de cada mollete. Una vez listos, colócalos en el horno durante 8 minutos a intensidad baja hasta que el pan quede crujiente y el queso fundido y dorado. Sirve y acompáñalos con salsa mexicana o pico de gallo. Este procedimiento es el punto de partida que se repite en la mayoría de recetas, donde la mayoría de ingredientes principales permanecen. Si estás cansado de los molletes tradicionales, las siguientes ideas explotarán de sabor tu paladar:


-
Molletes de camarón

molletes camaron

Al principio puede parecer una combinación extraña, pero basta el primer bocado para saber que estamos ante una verdadera revolución en el mundo de los molletes. El procedimiento inicial se mantiene, pero en la salsa mexicana se debe agregar cebolla morada en vez de blanca. Los camarones deben ser pacotilla y prepararse al mojo de ajo. Una vez listos, agrégalos antes del queso para seguir con la preparación tradicional.


-
Molletes dulces de arroz con leche

mollete dulce

Un vuelco al sabor al que estás acostumbrado: en una mitad del bolillo, vierte arroz con leche recién preparado. Posteriormente, agrega canela y la fruta de tu elección. Fresas, plátano, zarzamoras, frambuesas y pasas son una excelente opción. Un sensacional y delicioso postre para preparar en minutos.


-
Molletes deli 

-molletes jamon especias

Molletes al estilo de una tapa española con el tradicional sabor de los frijoles refritos. Esta variación es sencilla y sólo requiere un par de minutos mas que los clásicos. Intenta agregar carnes frías como jamones, chorizos, salami y cualquier variedad que se te ocurra encima del queso y los frijoles ya horneados. Agrega aceite de oliva, hierbas finas de tu preferencia y atrévete a probarlos.


-
Molletes con chorizo y aguacate

molletes chorizo aguacate

Para muchos, ésta es la mejor forma de convertir a los molletes en toda una comida completa. Fríe el chorizo en una sartén aparte y reserva. Prepara los molletes con la receta básica y agrega el chorizo antes de servir. Si así lo deseas, incluye aguacate y jitomate, incluso rajas de jalapeño.


-
Molletes de arrachera

molletes arrachera

Una especie de pepitos pero sin tanto pan, deliciosos y llenos de proteínas. Cocina la arrachera en tiras y espera a que esté lista, reserva hasta que hayas untado los frijoles al bolillo. Acto seguido, agrega las carne y encima de ella, el queso. Hornea durante ocho minutos, ponle especial atención al tiempo, pues el horno puede secar la carne.


-
Molletes falsos de hongos portobello

-molletes hongo

Una receta deliciosa y original, mucho más simple de lo que parece. En un tazón, rocía los hongos con aceite de oliva, sal y pimienta. Cuando estén perfectamente cubiertos, rellénalos con los frijoles refritos y una fina capa del queso de tu elección. Hornea durante diez minutos hasta que el queso quede gratinado, ten cuidado de no hornear demasiado o el sabor de los hongos se puede perder.


-
Molletes de chilaquiles

molletes con chilaquiles

Una combinación que siempre será ganadora y muy sencilla de preparar. Sigue la receta original de los molletes y de forma análoga, prepara tus chilaquiles favoritos, recuerda agregar pollo, carne de res e incluso huevo. Cuando los molletes salgan del horno, vierte una porción de chilaquiles en cada uno, cuidando que no se derramen por los costados. Agrega queso, crema y cebolla.


-
Molletes de champiñones

mollete de champinones

Estos molletes van mucho mejor si se utiliza queso manchego o gouda en vez de Oaxaca. Olvídate de los frijoles, esta receta requiere de una mezcla de jitomate, champiñones y cebolla sofritos junto con un diente de ajo y dos cucharadas de perejil picado hasta que tomen un color dorado, mas no tostado. Posteriormente, vierte la mezcla en cada una de las tapas del bolillo, agrega el queso y deja gratinar en el horno durante 10 minutos. 


-
Molletes falsos de nopal

mollete nopal

Una alternativa saludable y deliciosa es el "mollete" de nopal. Sobre un nopal frito, añade el queso y la salsa mexicana, preferentemente en este orden, pues el queso puede caer del nopal. Acto seguido, calienta en un comal a fuego lento hasta que el queso esté derretido y el nopal en su punto. 

james franco


-
En el mundo de la cocina no es necesario ser un gran chef, ni siquiera tener experiencia previa para cocinar. El ingrediente más importante es la imaginación para transformar un desayuno o una cena cualquiera en un momento memorable y delicioso que puedes hacer hasta con el plato más aburrido. Si quieres intentarlo con un clásico de la comida italiana, lee las 10 recetas que no conocías para preparar lasagna y compartir con los que amas. Si buscas en los alimentos ese impulso extra para sentirte feliz, toma nota de los alimentos que te hacen producir grandes cantidades de dopamina.








Referencias: