Comida

Carbofobia: el miedo que las mujeres pusieron de moda para bajar de peso

Comida Carbofobia: el miedo que las mujeres pusieron de moda para bajar de peso




Nadie elige a qué tenerle miedo, aunque a veces uno puede sugestionarse. Al buscar la fobia relacionada a verse reflejado en espejos, descubrí que la catoptrofobia es un miedo persistente, anormal e injustificado; y es que al verse dentro de una superficie que los duplica, las personas que padecemos esta fobia (porque yo tengo catoptrofobia) experimentamos ataques de ansiedad relacionada con la posibilidad de que aquél que habita en el reflejo sea la persona que posibilite nuestra existencia: desconcertante pero irreal suposición.

Tal vez mi miedo a los espejos sea injustificado, como todos mis otros miedos. A veces, el miedo es un padecimiento social, un malestar de generación. Ése es el caso de la Carbofobia.

Consumir menos carbohidratos de los necesarios, minimizar su consumo a tal grado de evitarlos por completo, son las causas de este miedo que se viralizó mucho antes de la existencia de las redes sociales.


carbofobia chico


En el caso de México, esta fobia se puso ‘de moda’ posiblemente porque es uno de los países que mayor cantidad de carbohidratos consume a nivel mundial. Casi el 70 % de las personas mayores de 40 años tienen obesidad. Pan y bebidas industrializadas, las principales causas que se suman a un sedentarismo en aumento.

En realidad engordar no es culpa de los carbohidratos.

La nutrióloga estadounidense, Dana James, explica que si hace 25 años era común que al realizar las compras se incluyeran leche light y comidas bajas en grasas, ahora la obsesión es con los alimentos libres de gluten. Muchas personas siguen dietas gluten free (sin ser celiacas), sólo porque, como si fuera un efecto placebo, este tipo de alimentos las hace sentir “mucho mejor”.

Dana James advierte que estos alimentos pueden tener grasa en su composición y por tanto, un número elevado de calorías. Lo que olvidan los carbofóbicos es que los carbohidratos bien llevados ayudan a estimular la pérdida de grasa y bajar de peso.

carbofobia chica


Los carbohidratos aportan energía, nos proporcionan la sensación de saciedad después de comer, mantienen la masa muscular y se encargan de reservar y reponer energía para el día siguiente. Es por eso que los atletas de alto rendimiento después de una competición se comen un tazón de pasta. Los carbohidratos se pueden encontrar también en legumbres, frutas y verduras.

carbofobia hotcakes


También ayudan a producir la llamada “hormona de la felicidad”, así que son buenos para nuestro estado de ánimo y emocional.

“El cerebro necesita constante glucosa, procedente de alimentos como carbohidratos, frutas y verduras”, apunta la nutrióloga estadounidense; sin embargo, deben consumirse completamente para que no se conviertan en grasa, así que lo más recomendable es comerlos a la mitad de la jornada. No en la mañana ni por la noche.

carbofobia sana


El sedentarismo y el exceso consumo de carbohidratos son los factores que está convierten a México en un país con sobrepeso. No todo es culpa de los carbohidratos, dejar de consumirlos podría ser contraproducente. Para tener un cuerpo saludable lo mejor es añadirlos a nuestra dieta en las cantidades que se requieran, de acuerdo con las actividades que se realicen y tener una rutina activa.

El miedo a los carbohidratos en realidad es miedo a ser parte de ese 70 % de personas en México con obesidad, por eso las rutinas de comida son tan importantes, incluso podrías bajar de peso con sólo modificar tus horarios de comida. Aunque si lo que quieres es dar un vuelco y comenzar una dieta, podría checar antes cómo es que el 'chocolate con chapulines y pasta a base de larvas puede servir contra la obesidad y la desnutrición'.

**

Fuente:

Vogue España









Referencias: