Comida

Platillos que debes probar si eres un amante del queso

Comida Platillos que debes probar si eres un amante del queso




Hay una especie de sensación primitiva que nos hace querer probar de todo, como si fuéramos aquel primate que al ver algo derretirse sobre el fuego tuvo la grandiosa idea de llevarse esa jugosa carnosidad al paladar y masticar el bocado a pedazos sólo para complacer al cerebro que como una droga, recibe el sabor de un alimento: su esencia.

Así me pasó la primera vez que te probé, bajo la luna y las estrellas encimadas sobre la mesa, en aquella cena de la primera cita. Ella te ofrecía sobre pedazos de carne afrancesados, sobre una especie de pequeño bowl  que todos llaman fondue... supe que estabas entre varios de tu especie, derretido y puesto delante de mí sólo para que mi cerebro se volviera loco. Me disculpé demostrando elegancia y educación antes de llevarte a mi boca, pero al tocar mi paladar supe que jamás te soltaría, te devoré y causé un desastre indigno de la compostura y sensatez, me volví primitivo.

comerprimitivoqueso

Esa noche el amor fracasó y en mi cita no logré conquistar la mente de alguien, sin embargo, cuando se trata de comida hasta el más romántico se vuelve patán. Somos primitivos y queremos probarte porque causas una adicción, obsesión ante la que cualquiera puede caer; la gente te llama queso... yo te nombro maravilla de la vida.

Descubrí que no sólo era una obsesión mía, sino de todos los que han tenido el placer de probarte; todos te presumían en sus redes sociales y te exhibían en grandiosos platillos desde un simple emparedado, pasando por sincronizadas, enchiladas suizas hasta acompañando una frágil ensalada. Sin embargo, la imagen que más me impactó fue verte postrado sobre una carne suculenta, aprisionado entre dos panes para formar una dulce hamburguesa.


comerhamburguesaqueso

Busqué sin descanso por todos lados esa imagen hasta ver realizado tal platillo; te encontré bajo el techo de McDonald's y decía que estabas en forma de McQueso y McQueso doble. Ahí, junto a la promesa de suculentas combinaciones, decidí probarte y comprobar que podías ser el aditamento hermoso de una hamburguesa, una que le hace honor al suculento derretimiento del queso sobre un alimento.

-

McQueso y McQueso doble

Aquéllas que todo el mundo ha conocido y probado como cuarto de libra y doble cuarto de libra; dos clásicas hamburguesas preparadas con deliciosa carne de res, cebolla, pepinillos, cátsup y mostaza, sin olvidar la fabulosa combinación de queso blanco, amarillo y salsa McQueso que se desborda como si fuera una poderosa cascada. 


MD2


-

Las papas que te acompañan

Por supuesto que estas hamburguesas no podían lucir solitarias. Por eso, una bandeja de papas fritas inundan la mesa para amortiguar el sabor de una McQueso o McQueso doble, servidas sobre una bandeja bañada de salsa McQueso con dorado y suculento tocino trozado. 

MD1

-

 Sin duda, el queso siempre será una especie de adicción para todo aquél que alguna vez se ha sentido primitivo frente a una comida deliciosa, un platillo, banquete, buffet o en este caso una suculenta hamburguesa. Por eso, hay que disfrutarla en McDonald's, el lugar donde la belleza crece y los aditamentos se hacen inmortales. Aquí las personas creen en algo más... en una comida que los hará gritar #MeEncantaElQueso. Vívelo a lo grande como sólo McDonald's sabe hacerlo. 


MD3



**



Referencias: