4 recetas que debes aprender antes de vivir solo y te salvarán la vida
Comida

4 recetas que debes aprender antes de vivir solo y te salvarán la vida

Avatar of Liliana Estrada

Por: Liliana Estrada

18 de octubre, 2016

Comida 4 recetas que debes aprender antes de vivir solo y te salvarán la vida
Avatar of Liliana Estrada

Por: Liliana Estrada

18 de octubre, 2016




Cuando estás a punto de dar ese paso a la independencia, tienes que tener claro que ya no habrá quien cocine, en caso de que tu madre lo hiciera por ti. Probablemente pienses comer siempre fuera o contratar a alguien, pero debes saber que los gastos que conlleva vivir solo no son fáciles, por lo que deberías acercarte a alguien y aprender a cocinar para comer de vez en cuando en casa y con ello disminuir los gastos.


Hemos visto innumerables casos en el cine o la televisión donde la cocina es un asunto peligroso o bien, donde un grupo de personas preparan platillos gourmet en una hora para convertirse en chefs. Pero conocer preparaciones básicas podría salvarte la vida.

cocina para principiantes libros de cocina


Es normal tenerle cierto miedo a la cocina, sobre todo al creer que algunos procedimientos son más complicados de lo que pensamos, pero la gastronomía nacional resulta ser quizá más amable con las personas que quieren aprender, hay varias preparaciones que se conjuntan con otras y con ello podrás variar tu menú diario.

Hay algunas recetas que a pesar de su sencillez podrían solucionarte muchos problemas, además, son explicadas y mejoradas por chefs como Patricia Quintana, quien ha sido reconocida con la Cuchara de Plata de la Revista Food Arts, Daniel Ovadía, chef y fundador de varios restaurantes en México y España o incluso Mónica Patiño, una de las cocineras más reconocidas a nivel nacional e internacional.

recetas sencillas


Quitarte el miedo de la mano de los expertos podría ayudarte a solucionar ese problemita que tienes en la cocina. Con estas recetas tendrás un paso más a favor para cuando decidas vivir solo.



-

Frijoles de olla

Sonará complicado o muy sencillo, pero unos buenos frijoles de olla podrían serte de gran utilidad para preparar enfrijoladas, una botana para tus amigos, sopes o para acompañar casi cualquier platillo. Sólo debes colocar los frijoles, la cebolla, un diente de ajo y un litro de agua dentro de una olla de presión, ciérrala y ponla sobre el fuego. Cuenta de 30 a 35 minutos de cocción a partir de que empiece a escapar el vapor de la olla, no intentes destaparla, toma el tiempo y espera.

Después, debes retirarla del fuego hasta que se enfríe por completo, destápala y añade un poco de manteca o aceite vegetal, epazote, sal y si quieres, el agua que queda. Pon a hervir de nuevo para que se integren los sabores y guarda, si son muchos para ti, puedes congelar una parte para que te sirvan más adelante.

recetas


¿Qué necesitas?

250 g de frijoles limpios, ponlos a remojar desde la noche anterior y escúrrelos

½ cebolla

1 diente de ajo

1½ Ɩ de agua

1½ cucharadas de manteca de cerdo o aceite vegetal

1 rama de epazote

sal al gusto



-

Salsa verde

Después de aprender a hacer una salsa, verás el mundo de manera distinta, imagina que ya podrás hacer carne asada, pollo, chilaquiles, enchiladas. Puedes conocer la base de cualquier salsa para realizar diferentes guisos y echar a volar tu imaginación. Para una salsa verde debes cocer los tomates, los tomatillos, chile y ajo con agua suficiente; licua, añade sal y déjala enfriar, después añade cebolla y cilantro, mezcla y échale mucha a tus tacos.

recetas sencillas

¿Qué necesitas?

200 g de tomate verde

50 g de tomatillo

5 g de ajo

1 chile serrano

20 g de cebolla picada

5 g de hojas de cilantro picadas

Sal al gusto



-

Chilaquiles colimotes

No hay nada mejor que unos chilaquiles para desayunar o comer. Esta receta de los chilaquiles colimotes se convertirá en una de tus predilectas. Para la salsa necesitas cocer los jitomates con los chiles y el agua, retira del fuego y deja que se enfríe;  licua los jitomates con el agua que utilizaste junto con los chiles, la cebolla y los ajos hasta obtener una salsa tersa y fina. Calienta el aceite en una olla y vierte la salsa. Deja cocer durante algunos minutos y agrega sal al gusto.

Fríe los triángulos de tortilla en abundante aceite caliente. Cuando estén ligeramente dorados, retíralos y vierte huevos batidos; mezcla hasta que estén cocidos. Añade la salsa y deja cocinar por unos minutos más; verifica la sal y retira del fuego, sírvelos con cebolla, crema y queso.

recetas sencillas


¿Qué necesitas?

Para la salsa roja

½ kg de jitomates

2 chiles jalapeño

2 tazas de agua

½ cebolla

2 dientes de ajo

2 cucharadas de aceite

Sal al gusto


Para los chilaquiles

12 tortillas de maíz cortadas en triángulos pequeños

Cantidad suficiente de aceite para freír

6 huevos batidos ligeramente (dependiendo la cantidad de personas)

Sal al gusto

½ taza de queso añejo rallado

½ taza de crema

½ cebolla fileteada



-

Espagueti a la mantequilla

La cocción de la pasta te ayudará a darle mil variantes. Ésta es una de las más sencillas, pero una vez que la domines nadie podrá detenerte. Calienta en una olla a fuego alto el agua con un poco de sal, cuando ésta hierva añade el espagueti –no  tapes la olla porque hace espuma y se desborda–. Cuece entre 8 y 15 minutos, dependiendo del tiempo indicado en las instrucciones del paquete. Posteriormente escurre la pasta, es decir, quítale toda el agua, ten cuidado, podrías quemarte.

Después calienta la mantequilla en una sartén grande y fríe el ajo por 30 segundos, agrega el espagueti cocido y mezcla bien para que toda la pasta adquiera el sabor de la mantequilla y el ajo; añade ½ cucharadita de sal, mezcla nuevamente y retira del fuego.

Sirve en cada plato una porción de pasta y espolvorea con queso parmesano.

recetas sencillas

¿Qué necesitas?

2 Ɩ de agua

300 g de espagueti

90 g de mantequilla sin sal

¼ de cucharadita de ajo picado finamente

½ cucharadita de sal

200 g de queso parmesano rallado


-


Estas recetas se pueden adaptar a tus variantes, no necesariamente tienen que ser tal cuales, ya que podrías cansarte de comer lo mismo. Sin embargo, con estos cuatro platos puedes tener diferentes opciones para experimentar: cambiar la salsa, agregar un vegetal, poner o quitar proteínas —ya sean de origen animal o vegetal— y disfrutar de la verdadera comida. 

Si quieres conocer más recetas visita Larousse Cocina, un portal donde podrás aprender miles de recetas como éstas diseñadas por chefs reconocidos a nivel nacional e internacional y además, la selección de platillos es variada por lo que es apta para todo tipo de gustos. 







Referencias: