Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa

Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa

Por: Karen Saenz -


Francia es considerado el país número uno en gastronomía a nivel mundial. Pero, ¿cuál es su secreto?


Seguro piensas en la dieta mediterránea, en las diferentes regiones de vino y en los quesos franceses; sin embargo, lo que más caracteriza al país galo es su filosofía de savoir vivre, lo cual quiere decir "saber hacer-saber vivir" —en este caso, se refiere a los buenos modales—; además de la vida, lo aplican para la comida. Hay tiempos para todo, y aún en la capital parisina viven a un ritmo que les permite evitar saltarse una comida o el café.


Lo primero que buscan es la calidad más que la cantidad; es difícil que veas a un francés entrar a un Starbucks o a un McDonald's —a menos que sea domingo y todo esté cerrado—, pues valoran mucho más los productos locales. Otra característica es que más que un producto, buscan la experiencia de pasar tiempo con las personas, hablar, debatir y dejan su celular en el bolsillo –algo que para muchos es casi imposible—. Por supuesto, tienen diferencias regionales como en todos los países, mientras que en el norte siempre hay lluvia y los habitantes se van a lugares cálidos, en el sur se llenan las terrazas.


Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa 1


Mientras que en otros países comer es una actividad más, en Francia es un placer que puede durar de entre una a cuatro horas. ¿Y qué hacen en todo este tiempo? Convierten cada comida en un ritual y en una charla que distribuyen en cuatro momentos del día llamados repas, estos dependen de la región y estación del año. Tal como los que te compartimos a continuación:


Petit dejeuner


Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa 2


El desayuno, como su nombre lo dice "petit", es ligero, suele ser entre las siete o nueve de la mañana. Está compuesto por un café, té —que es menos común—, chocolate y/o jugo de naranja —jus d'orange pressé— y un croissant, chocolatín —pain au chocolat— o pan con mantequilla y mermelada —confiture—. La fruta y la proteína la dejan para la tarde.


Déjeuner 


Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa 3


A medio día, entre las 12 y dos de la tarde, la mayoría de los restaurantes —brasserie— suelen ofrecer, aparte de la comida à la carte, un menú del día de precio fijo y con distintas opciones para cada plato preparados especialmente para esa jornada.


Este momento es el de mayor relevancia, ya que se compone de entre dos y cuatro tiempos, y en días festivos llega a durar hasta seis horas:

*La entrada: una ensalada, una rebanada de quiche, rebanadas de jamón serrano y melón u ostras.

*El plato fuerte: carne o pescado con pasta o verduras.

*Ocasionalmente y si hay el tiempo: una rebanada de pan con un plato de quesos, esto ayuda a la digestión y a finalizar la copa que acompaña al plato fuerte.

*El postre: es discreto y no puede faltar el café; este último suele ser sin azúcar y sin leche.


Apéro


Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa 4


Este puede ser la copa que se acompaña con alguna entrada o el afterwork francés, representa el placer de terminar una tarde de trabajo y comenzar la noche para celebrar algo o sólo pasar un momento con los amigos.


Se disfruta de diferentes formas y con un alcohol específico según la región; en el sur hay el Pastis o Ricard y en el norte hay preferencia por la cerveza.


Dîner


Los 4 tiempos de la comida que debes conocer para convertirte en una chica francesa 5


Para cerrar el día, la cena suele tomarse a las ocho del noche, y el menú es similar e importante como el de la comida: entrada, plato fuerte, queso, vino y postre/café. Cada uno acompañados de bebida a elegir como una cerveza, un buen vino y/o licor, así como de agua natural, por lo que difícilmente verás un refresco azucarado.


Comer en Francia es una experiencia que va más allá de los lujos. Se trata de buenos modales y buen gusto que forman parte de un estilo de vida, que puedes adoptar y apreciar de forma rápida. Recuerda: se trata de calidad y no de cantidad, toma tu tiempo y no olvides decir siempre: ¡Bon appetit! 


**


Cambiar nuestros hábitos alimenticios nos ayuda a prolongar nuestra vida, por eso estos son los alimentos para millennials que podrían matarte de un infarto.

Referencias: