Estilo de vida

10 cosas que aprendí cuando dejé de vivir por alguien más y comencé a amarme completamente

Estilo de vida 10 cosas que aprendí cuando dejé de vivir por alguien más y comencé a amarme completamente



Muchos libros nos enseñan a sufrir por amor, otros nos aseguran que éste es la única salvación, y algunas novelas trágicas nos demuestran qué ocurre cuando dos personas que se aman están destinadas a no poder estar juntas. En "Del amor y otros demonios" éste sentimiento es la única salvación y consuelo de Sierva María, una pequeña que sufrió la ignorancia de quienes estaban a su alrededor. En "Romeo y Julieta" aquellos ingenuos se dejaron llevar para creer que el amor romántico debía ser trágico y fugaz, que la pasión sólo podía concluir en muerte, que el amor nos salvaría de todo.

romeo y julieta amarse a si mismo
Así desfilan otros cientos de títulos, "La casa de los amores imposibles", como su nombre lo asegura, nos habla de las tragedias de toda una generación de mujeres destinadas a no poder amar debido a embrujos pasados; Fréderic Beigbeder pinta el fenómeno mucho más actual pero no menos aterrizado... Después de un monólogo en el que el protagonista nos cuenta cómo dejó de amar a sus parejas justo cuando la relación rondaba los tres años (un muy atinado monólogo), cae nuevamente en la cursilería de un amor diferente con el que se dio cuenta de que las cosas podían ser distintas y Milan Kundera nos presenta la levedad del amor a través de relaciones traicioneras y nunca confiables que lo único que hacen es herir.

Sin duda cada libro se centra en una problemática diferente pero todos recurren al amor como un conflicto que, tarde o temprano, provoca la muerte, el sufrimiento, la traición y el tan inequívoco dolor. ¿Por qué el amor tiene que ser así? La única respuesta que encuentro es: porque sus protagonistas nunca aprendieron a amarse primero.

pensar amarse a si mismo
Después de seis años de relación, me di cuenta de que no necesitaba de alguien para estar completa, aprendí a disfrutar mi tiempo, mi vida y mi soledad. Hasta este punto de mi existencia dejé de creer que necesitaba de una pareja para estar feliz; en cambio, la sustituí por amigos, por diversión, éxitos profesionales, académicos y la satisfacción de encontrarme a mí misma en un mundo de caos. Estas 10 cosas son las lecciones más importantes a las que me enfrenté.

Aceptar mis imperfecciones y amarlas

Verme al espejo y sentirme plena, feliz y sin ningún tipo de inconformidad es bastante grato. Entonces aprendí a cuidarme, tener una alimentación más sana y a hacer ejercicio. Aprendí que no hay necesidad de ser una intensa y enojarme por todo, porque ya no debo lidiar con nadie. En lugar de eso, ahora sé cómo soy realmente, en qué necesito trabajar y, mientras los días pasan, crezco un poco más.

disfrutar la soledad amarse a si mismo


Que nunca estoy completamente sola si sé estar en paz conmigo

Cuando comencé las primeras etapas de ruptura me sentía en completa soledad. Buscaba ocupar todo mi tiempo, no tener un momento para pensar, no considerar posibilidades que, seguramente, me recordarían a mi ex. Después las cosas son más sencillas. La soledad es reflexión, meditación y paz. Sin el ajetreo de afuera y sin problemas. Sólo yo, conmigo, con mis planes futuros, metas y anhelos.

conocerse amarse a si mismo

El amor no es poseer sino compartir los mejores momentos

Nadie le pertenece a nadie. Los celos, la envidia y poseer a alguien son cosas efímeras que tarde o temprano terminan, y si sientes esa dependencia, el dolor será atroz. En cambio, cuando sabes que ya no había más qué hacer y que disfrutaste los mejores momentos de la otra persona, puedes estar tranquila y seguir tu camino. 

disfrutar de momentos amarse a si mismo

El amor se construye día a día


El amor no es exclusivo de una pareja, el amor lo puedes repartir y dar a todos: amigos, familia, conocidos, personas que lo necesitan y, por supuesto, a ti. Cuando comprendí que el amor va mucho más allá de alguien y que se comparte mejor cuando no hay peleas sino armonía, la agonía de "no haber hecho" o "no haber dicho" quedó atrás para dar amor a los demás.

disfrutar amarse a si mismo


No necesitas de nadie para estar completa

No necesito una pareja para sentirme plena, cuando la tenga, sabré que estoy entregando lo mejor de mí y que realmente me conozco. Una persona no te completa, debes estarlo antes de encontrar a alguien; sólo así conservarás tu autenticidad y amor propio.


disfrutar amarse a si mismo

Reconocer a los verdaderos amigos

Al principio, la soledad me conducía a caminos inciertos en los que, descubrí, disfrutaba cada vez menos a las personas con las que estaba y cada vez más estar en la fiesta, sentirme deshinibida y completamente mareada. Ahora, cada fiesta, reunión o charla la disfruto al máximo con las personas correctas; no importa el alcohol, importa la charla, las risas y las pláticas profundas.

amigas amarse a si mismo

Las oportunidades para encontrarte con alguien mejor son inmensas

Entre el cúmulo de posibilidades en todo el mundo, muchas veces te quedas en la zona de confort, aquel espacio en el que te sientes seguro sin arriesgarte. Cuando descubrí que eso me pasaba, decidí continuar mi camino sin ataduras para encontrar a alguien por quien valga la pena dar todo.

encontrar a alguien amarse a si mismo

A veces simplemente debes estar sola para ser más fuerte y atreverte a más cosas

La soledad no tienen ninguno de esos estigmas y tabúes que por tantos años nos hemos planteado. No es aterradora (aunque a veces así lo parezca). En realidad, la soledad te ayuda a disfrutar más todos los instantes, a conocerte y a descubrir que puedes hacer cosas grandiosas por ti.

amarse a si mismo espejo


Tú decides a quién regalarle tu tiempo porque es lo único que realmente vale

El tiempo se hace cada vez más fugaz y se convierte en un lujo. Aquellas personas que lo desaprovechan, no saben que realmente matan instantes de su vida. Si deseo utilizar mi tiempo con alguien, lo hago con personas que para mí significan algo o valen la pena.

amistad amarse a si mismo

Para construir tu camino no necesitas de una pareja

Muchos finales alternos de historias y destinos inciertos se construyen en el día a día. No se necesita una pareja para hacer planes de viajes, de crecimiento personal y, en general, ningún movimiento de tu vida. Cuando aprendí a amarme, me di cuenta de que quien esté a mi lado, aceptará lo que yo sea en ese momento; quien no, simplemente se irá.

encontrar un camino amarse a si mismo


Existen 23 cosas que mandas al carajo cuando eres una mujer madura, si aprendes a conocerte un poco más y ser feliz con la vida que tienes, comenzarás a disfrutar más de los instantes. Estas ilustraciones, te demuestran las delicias de la soltería.


*


Fotografías de:

Sarah Bahbah
Fray Yay
Dirty Glitters


Referencias: