Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti

Por: Kate Nateras -

No quería suplirte, quería amarme a mí, antes de amar a alguien más.

Una de las razones por las que no podía dejarte ir, era porque no imaginaba mi vida a lado de otra persona, porque pensaba que jamás iba a volver a enamorarme como lo hice de ti y que jamás nadie provocaría –de nuevo– cosquillas en todo mi cuerpo, que ruborizaran mis mejillas y que sudaran mis manos. Jamás creí que una mirada volvería a hechizarme, hacer que mis piernas se alborotaran y que mis palabras tropezaran. Jamás creí pensar en nadie más… hasta que llegó él.

  Relacionadorazones-por-que-es-mejor-estar-sola-hasta-encontrar-a-alguien-enloquezcaestilo-de-vidaPor qué es mejor estar sola hasta encontrar a alguien que te enloquezca

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 1

Sentí miedo, por supuesto, pero también sentí emoción; sonreí, lo hice porque yo estaba ahí, y él también, y no había nada que pudiera detener el sentimiento que florecía, ni tú. Lo vi reír y supe que no era una persona a la que tenía que pasar de largo, que tenía que ignorar y no atreverme a conocer. Supe que quería estar ahí, lo supe en el momento en el que lo vi reír.

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 2

Dejarte no fue fácil, un poco menos dejar de pensar en ti. Pasó mucho tiempo para que yo reconociera que te quería lejos, que quería mi vida fuera de ti, de tus palabras, de tu veneno, de tu amor escaso y frío, ése con el que me conformaba y me mantenía a seguir buscando que se volviera cálido y completo. Me dolió, es verdad, y te lloré, te grité, te odié y te volví a amar pero, después, cuando las nubes empezaban a despejar mi cielo, empecé a amarme y extrañarme más a mí, que a ti.

  Relacionadopor-que-no-me-arrepiento-de-todo-lo-que-te-diestilo-de-vidaNo me arrepiento de todo lo que te di, solamente del tiempo perdí

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 3

No fue en un abrir y cerrar de ojos; deposité todo mi esfuerzo para que sucediera, antes tenía que liberarme de ti, de tu recuerdo, de tus besos, de tus ojos, de tus brazos y de tu espalda, para que, antes de estar con alguien más, pudiera estar bien conmigo. Antes tenía que limpiar mi casa, sacudir el polvo, acomodar los muebles; sacar tus cosas, regar las plantas y arreglar las fugas, todo esto para que hubiera espacio. No quería suplirte, quería amarme a mí, antes de amar a alguien más.

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 4

Llegó como si nada, sin buscarlo y mucho menos sin esperarlo. Alto, vibrante, cálido, sonriente, gracioso y seguro. Llegó como si estuvieras de vacaciones en la playa y el mar te arrastrara mientras dudabas si entrar en él o no. Así entró. Deslumbrante, potente, fuerte. Y dejé que me llenara de arena, que me envolviera en sus olas y me llevara al ritmo del viento.

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 5

Dejé que me tomara de la cintura y que me besara, que tomara mi mano y, con su brisa, la acariciara. Dejé que con sus ojos me diera un baño de sol y que con su calidez me arrullara para quedar escuchando sus olas durante horas, y horas, y horas. Yo quería estar en esa playa, en ésa en la que tú ya no podías entrar, ésa que me daba refugio, me daba paz, me daba calma; ésa en la que tú ya no ibas a lastimarme, ésa en donde me daba cuenta de que ya no pensaba en ti.

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 6

¿Tardé en darme cuenta? Sí, mucho, pero lo hice. Antes me abracé, me cuidé, me besé, me hice el amor, me escuché, me consolé, me protegí, pero, sobre todo, me amé. Me amé mucho para dejar de amarte a ti, me amé todo lo no lo había hecho mientras estuve contigo, me amé más que nunca, me amé más que a todo. Así, sólo así, me di cuenta de que ya estaba lista para aquella playa, aquella playa a la que llegué sin darme cuenta y sin planearlo, pero sí deseándolo.

  Relacionadocomo-empezo-a-gustarme-alguien-que-no-eras-tuestilo-de-vidaCómo fue el día que empezó a gustarme alguien que no eras tú

Cuando me di cuenta de que ya estoy lista para estar con él sin pensar en ti 7

Estoy lista para pararme a la orilla del mar, descalza, libre y fuerte, para recibir las olas y la marea, el sol y la tormenta. Estoy lista para estar con él, amarlo y cuidarlo sin pensar nunca más en ti.

VER MÁS:
Cómo fue que te perdoné después de que me destruiste.
Me da gusto que hayas encontrado con ella la felicidad que ya no tenías conmigo.
Cómo fue el día que dejó de importarme si me contestabas los mensajes o no.

Referencias: