PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Psicología inversa: primero te vuelven loca y después te culpan de estarlo

Quizá sea la razón por la que esa relación te está haciendo más daño de lo que crees...

La psicología inversa es una técnica de persuasión que consiste en influir en las decisiones de alguien más pero sugiriéndole que haga lo contrario. Es decir, que uno adopte una postura para que el otro adopte la contraria. ¿Qué pasa con la psicología inversa en las relaciones? Sí, es más común de lo que crees y quizá sea la razón por la que esa relación te está haciendo más daño de lo que crees. Esta técnica es aplicada en el romance, principalmente porque alguno de los dos siente que su libertad está amenazada y necesita de una u otra forma tenerla segura para que pueda hacer lo que quiera.

El problema es cuando ésta llega muy lejos y ya no se aplicó por única vez, sino que la psicología inversa está ahí todo el tiempo al grado de volverse necesaria para tu pareja para que tú sigas haciendo lo que desee. Durante años y años, las mujeres siempre hemos estado catalogada como “locas” e “intensas” por el simple hecho de que nuestras reacciones ante algo con lo que no estamos de acuerdo son bastante “fuertes” para que otros (ellos) puedan tratar, o simplemente porque les cuesta admitir que hay probabilidades de que estemos reaccionando con razón.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por ejemplo: tu novio te es infiel y tú descubriste algo en redes sociales que hizo que lo sospecharas; decides reclamarle y él sólo dice: “estás loca”, “no confías en mí, ¿verdad?”, “deja de estar de intensa”, etcétera. Situación que te hace dudar de ti misma, en vez de seguir dudando de él, precisamente lo que él busca.

Bueno, la psicología inversa es innata en el ser humano, por lo que tu novio sabe que si la utiliza, es posible que aparezca una reacción de forma en la que logre llamar tu atención, no importa que sea contraria o no a lo que verdaderamente desea. “Primero te vuelve loca y después te culpa de estarlo”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por ejemplo: dejaste de contestarle los mensajes a tu novio porque sigues molesta, sin embargo, lo que te dijo te hizo dudar de lo que viste y decides responder para arreglar las cosas, pero, ahora es él quien no te contesta, lo que provoca que llame tu atención y quieras seguir buscándolo y buscándolo.

Recuerda que el objetivo de esta técnica es conseguir lo que el otro quiere, por lo que no es tu culpa que él esté jugando con tu mente todos los días. Y no, tampoco estás loca. Él hizo todo lo posible para que así lo creyeras, para que te convencieras de que estás mal, de que la que comete los errores eres tú.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Algunas frases comunes con las que tu pareja aplica psicología inversa:

- Haz lo que quieras.

- No me importa lo que hagas.

- Vete y no vuelvas.

- Tienes razón, la culpa ha sido mía (en toco de víctima).

Si esto está dañando tu salud mental y te lastima, esto también es considerado violencia psicológica y tienes que salir de ahí cuanto antes. No, la “loca” no eres tú.

VER MÁS:
¡Ahora puedes convertirte en socio de Cultura Colectiva!
Cómo asegurar tu futuro con menos de 10 mil pesos

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD