Guía para desintoxicarte de las redes sociales en 4 pasos

Jueves, 4 de octubre de 2018 17:32

|Victoria Navicelli
consejos para disminuir el tiempo que pasas en redes sociales

Sigue estos consejos fáciles para disminuir el tiempo que pasas en redes sociales, y desintoxícate de dispositivos por un rato.

Las redes sociales son parte de nuestras vidas. Terminamos el día revisando las últimas publicaciones de nuestros amigos y amanecemos, quizás, haciendo las nuestras, nos la pasamos pendientes de cada movimiento, de cada información. 


Llegamos a un lugar y, tras notar el ícono de conexión, lo primero que hacemos es preguntar por la contraseña, necesitamos saber qué pasa en las redes en nuestra ausencia. La pregunta es cuánto nos perdemos por estar conectados ¿alguna vez te has puesto a pensar cuánto tiempo le dedicas a la redes? Si pasas el día entero compartiendo información o esperas que tus publicaciones tengan éxito y cosechen una buena cantidad de “me gusta” en poco tiempo y notas que tus estados emocionales dependen de dichos "me gusta", ¡atención! Necesitas alejarte un tiempo de Internet para desintoxicarte del uso de las redes sociales



consejos para disminuir el tiempo que pasas en redes sociales 1



Daniel Sieberg, autor del libro “The digital diet: The 4 step plan to break your tech addiction and regain balance in your life” -en español “La dieta digital: El plan de 4 pasos para romper con su adicción a la tecnología y recuperar el equilibrio en su vida-, describe 4 etapas para logralo.



Reflexionar sobre el tiempo que pasamos en redes

El primer paso reflexionar sobre el tiempo dedicado a la vida virtual, ¿cuántas horas estamos frente a la pantalla? Facebook, Twitter e Instagram se han popularizado a una velocidad asombrosa en el mundo entero; si bien algunas tienen más presencia que otras, lo cierto es que las redes llegaron para quedarse y cada vez hay más adeptos a este mundo virtual en el que todo está permitido. Pero podemos llegar a perder mucho más mientras ocupamos nuestro tiempo en las redes sociales, sobre todo cuando se trata de balancearlas con la convivencia en familia o entre amigos. “Las personas han perdido la noción del tiempo. La red ha ocupado un lugar tan importante que, no solo ha acaparado gran parte del día, sino de la vida social misma”, apunta la psicóloga Laura Giménez.


La mayoría de los signos de adicción son quizás algo sutiles pero muy evidentes, como: cambios en los estados de ánimo, ansiedad, poca valoración personal, agresividad, violencia verbal, pérdida de vínculos sociales y evasión. También están aquellos que, cansados de la agresividad reinante, deciden por sí mismos alejarse de las redes; en estos casos, la persona cita como razones las constantes comparaciones entre miembros de la redes sociales y los estándares de vida imposibles de seguir. 



consejos para disminuir el tiempo que pasas en redes sociales 2



Desintoxicación

El segundo paso es la etapa más complicada ya que propone alejarse de los dispositivos. Las redes sociales pueden hacernos creer -o sentir- que estamos conectados, cuando en realidad estamos sumergidos en ese mundo virtual, dejando mucho más que el reloj de lado; si reconocemos que pasamos muchas horas conectados y pendientes a las redes sociales, es hora de tomar alguna acción al respecto. “Esto no significa desaparecer de las redes pero, sí tomar un poco de distancia y respirar”.


Hay quienes han llevado al extremo las emociones que genera esta dependencia digital y han decidido “borrarse” de las redes cerrando sus cuentas personales; tal es el caso del famoso diseñador Stefano Gabbana que, luego de un fuerte intercambio con fans de algunas celebridades, decidió desaparecer de Instagram diciendo querer “desintoxicarse” de esta red social. Otro caso conocido fue el del canadiense Justin Bieber que, cansado de las críticas a su novia de entonces, dijo adiós a las redes por un tiempo; pero, según los profesionales de la salud mental, hacer esto tan de golpe no soluciona el problema, para terminar este dilema personal no solo hay que reconocerlo -como toda adicción-, sino que el cambio se debe realizar de manera paulatina. “Paso a paso. Esa es la mejor manera de modificar esta conducta”, afirma Giménez.



consejos para disminuir el tiempo que pasas en redes sociales 3



Una medida, es pedirle a alguien de confianza que cambie nuestras contraseñas de acceso a las redes o que desactive las apps de nuestros aparatos tecnológicos; así garantizamos no ingresar por un buen tiempo, esto permite establecer reglas de comportamiento ante el uso de las redes y la permanencia en ellas para enfrentar la adicción a la red.




Reconectar

El paso 3 es ubicarnos correctamente en la vida digital: establecer un lapso de tiempo de conexión. Curiosamente existen aplicaciones que filtran la capacidad para usar las redes sociales limitando, de alguna manera, el tiempo que destinamos a estar conectados. “Esta es una buena estrategia para definir lapsos de tiempo de conexión y bloquear el resto del tiempo en el que no está permitido navegar”, dice Giménez.


Y hacerlo en realidad no es tan complejo: “Una medida simple y bastante práctica, es estableciendo límites, tales como: Una franja horaria en la que ingresar, cantidad de publicaciones por día, establecer algunos días a la semana para entrar a las redes y tener días para desconectarse totalmente”, comparte la psicóloga Diana Luna. Es importante hacer una autoevaluación de nuestras conductas en las redes: qué tipo de contenido consumimos, qué nos gusta compartir o qué nos gusta ver, qué vínculo establecemos con quienes comentan nuestras publicaciones y abajo qué estado emocional respondemos. “Evaluar nuestro accionar es la primera medida para conocer nuestra conducta ante las redes”, dice. 



consejos para disminuir el tiempo que pasas en redes sociales 4



Reactivar

El último paso implica conectarse con la vida real que dejamos de lado por la virtual. Una de las primeras consecuencias de la dependencia digital es la pérdida o fragmentación en la socialización. “Las personas pasan más tiempo vinculándose con sus amigos en la red y menos en persona”. Entonces, uno de los desafíos es salir de la pantalla y saltar al encuentro de personas más reales y menos virtuales, algo sencillo y muy trillado pero necesario; otra de las consecuencias, es la ansiedad. “Este estado emocional que nos hace estar pendientes todo el tiempo de las redes y, no solo eso, sino que hasta genera tensión cambiando el ánimo de aquel que padece de dependencia digital”, agrega Luna.


Cuando logramos alejarnos del mundo virtual, podemos notar todo lo que ocurre a nuestro alrededor y que clama por nuestra atención: familia, amigos, mascotas, buenos momentos y hasta nuestra salud pues “se evidencian muchos casos clínicos producto de la dependencia digital: ansiedad, fobias, soledad, entre otras”, afirma la profesional.


El desafío del siglo XXI no es desaparecer de la red, sino, aprender a administrar mejor nuestros tiempos y poder estar presentes en ambos mundos: el real y el virtual.



Descubre como proteger tu información de ataques como el que sufrió Facebook y porqué los emojis podrían convertirse en las nuevas palabras

REFERENCIAS:
Victoria Navicelli

Victoria Navicelli


  COMENTARIOS