Matrimonio, un problema grave en la estabilidad y salud emocional de los millennials
Estilo de vida

Matrimonio, un problema grave en la estabilidad y salud emocional de los millennials

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

4 de enero, 2019

Estilo de vida Matrimonio, un problema grave en la estabilidad y salud emocional de los millennials
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

4 de enero, 2019

Mucho se ha hablado sobre qué es la felicidad para la generación millennial, y a pesar de los cientos de artículos e investigaciones al respecto, la respuesta todavía parece lejana.

Texto por Daniel Fuco
"¿Por qué estas triste, hijo? Yo a tu edad tenía dos trabajos, estudiaba, no tenía coche y tu mamá estaba embarazada. Tú te la pasas ahí sentándote con el celular, deprimido, desaprovechando la vida". Después de recibir tan dura crítica, como buen millennial, decidí acudir a consultar a mi mejor amigo: Google, donde escribí rápidamente los dos términos que se me vinieron a la mente: Millennial triste.
En cuestión de segundos y siguiendo la regla no escrita de mi generación -si no se encuentra en la primera página de resultados, entonces no existe- había encontrado tres enlaces que parecían describirme a la perfección: “El triste futuro laboral de los Millennials", “Presión por alcanzar el éxito deprime a los millennials" y “Los Millennials: La Generación de los sueños rotos". No es difícil darse cuenta que estos artículos comparten un punto de partida, me refiero a una concepción materialista de la felicidad, siempre ligada a un pesimismo respecto al presente y futuro laboral de toda una generación. Entonces, ¿qué es la felicidad para la generación millennial?
Matrimonio, un problema grave en la estabilidad y salud emocional de los millennials 1

La felicidad mexicana

Hay que tener muy claro que México es hoy un país dominado por la creencia en una mítica meritocracia. Por otra parte, basta con mirar superficialmente la cultura popular mexicana de los últimos 50 años para darse cuenta de que un gran porcentaje de los productos ofrecidos por nuestras industrias cinematográficas, musicales, literarias y televisivas se basan en una comprensión de la felicidad completamente diferente a la de los artículos mencionados en la introducción.  

Ante eso, ¿cómo se podría saber qué es la felicidad para la generación millennial actualmente? Tomando en cuenta que ésta en la cultura popular de nuestro país ha estado siempre ligada a un romanticismo que pareciese seguir líneas narrativas homeristas, parecidas a la famosa Ilíada. El viaje turbulento de un personaje en búsqueda de esa persona amada, ya que sólo en compañía de él o de ella podrá encontrar la felicidad añorada. Esta representación se encuentra en todos los rincones de nuestra cultura, desde el mariachi, pasando por Enamorada, con las actuaciones de María Félix y Pedro Armendáriz, llegando a las telenovelas de las últimas dos décadas. Ellas ayudaron a formar aquello que se podría conocer como la identidad cultural mexicana.

Como he dicho antes, la identidad cultural mexicana está ligada estrechamente a una visión de la felicidad que a su vez solamente es alcanzable a través de una relación monógama normativa. Mientras que el temor a un futuro laboral incierto y a una precariedad materialista ya se encontraba presente en generaciones anteriores, la nuestra se enfrenta a un problema estructural que la sociedad mexicana no conocía en las medidas en las que aparece contemporáneamente.    
Matrimonio, un problema grave en la estabilidad y salud emocional de los millennials 2GettyDivorcios en México

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala un incremento de divorcios del 136% entre los años 2000 y 2015, al mismo tiempo se redujeron los matrimonios en un 21%. La tendencia es clara, cada año desde el comienzo del siglo XXI, el número de uniones que terminan en un divorcio incrementa y la disposición de los jóvenes a unirse legalmente como pareja disminuye. 

Otro papel importante lo juega la infidelidad, extensamente propagada en la sociedad mexicana. Un estudio realizado por el Instituto de Psiquiatría Ramón de la Fuente y publicado por el diario Milenio, reporta que un 90% de los mexicanos y un 70% de las mexicanas le han sido infieles a su pareja al menos una vez. A la vez reporta un estudio del Gabinete de Comunicación Estratégica de México un resultado menos extremo que el anterior, afirma que el 50% de los mexicanos ha sido infiel a su pareja al menos una vez. 

Las consecuencias de la separación y divorcio de pareja son diversas, éstas incluyen repercusiones psicológicas tales como, depresión, ansiedad y baja autoestima. Aunque en algunos casos la ruptura de una relación puede otorgar sentimientos de liberación, en la mayoría de los casos se debe pasar por un proceso de duelo.

El fin de la monogamia como opción para una estabilidad emocional

La explosión de los divorcios en la República Mexicana coincide con el crecimiento de la generación millennial. El interés por una relación monógama se ha reducido drásticamente y, tanto rupturas como infidelidades parecen alcanzar números nunca antes vistos. 

El ideal de conseguir la felicidad individual encontrando a su alma gemela parece desaparecer. Esto resulta en un fenómeno cultural que arrebate contra las generaciones jóvenes mexicanas. La monogamia presente y glorificada en nuestra cultura popular parece obsoleta, y sin darnos cuenta nos alejamos rápidamente de ella. El vivir con un ideal que fracasará muy probablemente tarde o temprano, y que rechaza una imagen mágica de un final feliz, nos impone miedo y tristeza.

A estas relaciones efímeras, que nacen y mueren rápidamente en un México globalizado son, sin duda, un problema grave para la estabilidad y salud emocional de toda una generación de mexicanos. Si siendo parte de una pareja estamos “destinados” estructuralmente a engañar a nuestro compañero de relación y con esto provocar una ruptura que a su vez, es probable que haga un mal psicológico por lo menos a uno de los dos involucrados, entonces ¿Por qué tomar el riesgo a ser lastimado o lastimar a otra persona? Una de nuestras tareas como actores en una cultura viva, que al contrario de un monolito de piedra, se transforma rápida y constantemente es adaptarnos a ella, siempre buscando la felicidad propia y la de los demás.
Matrimonio, un problema grave en la estabilidad y salud emocional de los millennials 3

La época posmoderna en la que vivimos abre las puertas a un cambio social mexicano. Otorga una oportunidad única para poder romper con un sistema social positivista, que siguiendo las estadísticas, no puede más que conducirnos a un dolor inevitable.

***
Te puede interesar:
Todo lo que debes saber del divorcio y sus tipos
Dame el divorcio, hazme feliz una vez


Referencias: