PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

El mejor regalo que puedes darte en San Valentín es amor propio

El amor propio debería ser la verdadera esencia del 14 de febrero.

Café para uno, tarta para uno, pizza para uno, orden de tacos para uno, película para uno, vino para uno y cita para uno, por favor. Es verdad, el 14 de febrero es una fecha que exalta el amor, que lo celebra y lo desborda; hay cenas, regalos y globos, cartas y dulces, sin embargo, nadie ha mencionado que debes celebrarlo forzosamente con una pareja. Eso realmente no importa porque San Valentín, sí, es para celebrar el amor, el amor propio.

El 14 de febrero ha logrado dividir a la humanidad en dos grupos: los que tienen pareja y los solteros. Ha logrado quebrar autoestimas, romper con amor propio de muchas, inducir tristeza e incluso depresión, porque esta fecha se ha encargado de trasmitir que lo verdaderamente importante es celebrar con un novio o novia junto a ti, sin esto, no vale el Día del amor y la amistad. Pero es una farsa y es momento de desenmascararla, no te angusties.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es hora de darle un giro al 14 de febrero, hagámoslo un motivo para celebrarnos a nosotras y nuestro amor propio. Dejemos de preguntarnos por qué pasamos otro 14 “solas”, qué hicimos mal para seguir solteras y dejemos de creer que no merecemos celebrar un San Valentín en soltería, porque sí es válido y de hecho es mucho más sano de los que creemos.

Cuando nos regalamos amor propio el 14 de febrero, rompemos con todas esas reglas sociales sobre tener pareja en una fecha como ésta; rompemos con lo convencional y normalizamos poco a poquito la soltería y el celebrar estando “solas”. Lo escribo entre comillas porque no, en realidad no estamos solas, estamos con nosotras mismas, tenemos amigas y familia que amamos y ese amor también debería celebrarse. Nuestra felicidad y nuestro concepto de amor no debe encerrarse en sólo una relación de pareja, porque eso no es lo único en la vida, no es todo y menos te garantiza la felicidad plena.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Debemos normalizar las citas para uno, el café para uno y los regalos para uno; debemos aprovechar este día para darnos amor a nosotras que mucha falta nos hace, consentirnos, hacer algo para que nos sintamos bien y a gusto con nuestra propia compañía, para estar tranquilas y amar nuestra soltería, o nuestra “soledad” como le dicen los demás.

El 14 de febrero se celebra el amor y éste incluye el amor propio, porque sin él no podríamos amar a los demás como realmente decimos, debemos darle el protagonismo que se merece y la importancia que tiene; debemos celebrarlo y sobre todo cuidarlo y valorarlo, porque sin él podríamos perdernos en un abismo de angustia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El mejor regalo que podemos darnos de día de San Valentín es amor propio; atención a nosotras, escucharnos, abrazarnos, hablarnos, consolarnos, acariciarnos y amarnos. Claro, también podemos integrar una cena rica, el vestido que moríamos por comprar desde hace unas semanas, chocolates, flores y lo que queramos. El punto es sentirnos bien con nuestra compañía el 14 de febrero, no tener la necesidad incontrolable de estar con alguien que no seamos nosotras y, sobre todo, amar este momento.

El amor propio debería ser la verdadera esencia del 14 de febrero. Valorarnos, respetarnos y amarnos deberían ser nuestros regalos estas fechas, porque no necesitamos más.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

VER MÁS:
5 testimonios de mujeres que nunca han celebrado San Valentín.
Me cortaron el 14 y otras historias trágicas de San Valentín.
Pensamientos que tienen los solteros en el Día de San Valentín.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD