Estilo de vida

Mentiras que sigues creyendo y no te dejan crecer

Estilo de vida Mentiras que sigues creyendo y no te dejan crecer




De acuerdo con Nietzsche, la sociedad está creada por amos y esclavos, fuertes y débiles y depende de nosotros elegir el camino en el cual queremos desenvolvernos. Cuando somos jóvenes hacemos muchas cosas absurdas que sin darnos cuenta nos hacen crecer en muchos casos. Tomamos todo a la ligera, creemos prácticamente lo que nos dicen o leemos y las redes sociales nos absorben de la misma forma que la televisión nos entretenía en la infancia con propuestas poco productivas —en la mayoría de los casos—.

Crecer no es fácil, pero nos gusta el drama, la intensidad y hacer todo más complicado de lo que realmente es. Somos análogos, digitales, complicados y a veces la flojera nos orilla a la desinformación, la cual engendra en nuestra mente mentiras que, si repetimos más de tres veces, empezamos a creer. No podemos actuar como adolescentes ilusos todo el tiempo, cuando la hora de crecer llega es mejor dejar de creer en las mentiras que creíamos reales por más que nos duela.



-

Si procrastino me la llevo más relax  

Sin duda una de las cosas que no nos dejan crecer es decir: procrastino, luego existo. Me voy a la fiesta, mañana veo qué hago de mi vida; hoy veo a mis amigas, después hago mi freelance; mi novio necesita verme, después me hago responsable de mis asuntos personales. Se siente bien procrastinar de vez en vez, lo malo es cuando se vuelve un hábito.

mentiras procrastinar

 

-

Nadie me comprende  

Si te gusta que tu vida esté impregnada de drama es porque seguramente tienes la certeza de que nadie te comprende. Trabajas en un lugar que te recuerda lo miserable que es tu vida, tu mente viaja lo que tu cuerpo no puede, piensas que nadie cree en tus ideas, sin embargo, a la menor oportunidad aprovechas para postear una foto en tus redes con miles de hashtags aludiendo cuánto amas tu vida.

mentiras selfie

 

-

Puedo vivir del amor al arte

Dicen que a pesar de estar despiertos debemos aprender a soñar más, sin embargo, no comemos de ilusiones, suspiros e ideales. Tampoco podemos crecer y tener una vida apegada a la realidad sin esfuerzo. Tú eres tu propio límite para lograr lo que quieres, sólo no olvides ser realista y actuar de forma inteligente.

mentiras hippie



 -

Prefiero pagar renta que tener casa propia

En ocasiones, los millennials nos pasamos de libres y radicales. Argumentos como: prefiero pagar renta porque mi alma es libre y yo voy a donde me lleve, no son válidos cuando se trata de crear un patrimonio y pensar en tu futuro. Olvida las mentiras que has creído, son fruto de la desinformación. Tienes derecho a disfrutar todos los beneficios que ofrece el Infonavit para tener una casa propia con la ayuda de planes que se adapten a tus ingresos y necesidades. No importa si es nueva o usada.

mentiras renta



-

Tu vida no es una serie de televisión

Quedarte en casa con tu pijama viendo series de televisión todo el día es permisible, pero no cuando se vuelve una costumbre y afecta tu productividad. Éstas llegan a ser tan adictivas que a veces hasta llegamos a creer que nuestros problemas o pendientes se resolverán por arte de magia. Para crecer hay que actuar, perder el tiempo en exceso no te dejará nada bueno. Eres un personaje de la vida real.

mentiras netflix
Deja de procrastinar y mejor ve al Infonavit a salir de todas las dudas y mentiras que hasta ahora te hacían creer que tener una casa propia es imposible. Disfruta los beneficios que puedes obtener si te informas y disfruta la libertad de escoger lo que más te convenga de acuerdo a tus posibilidades y ahorra tiempo y dinero.


Referencias: