PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

No creí encontrar el amor en una app de citas luego de una larga relación que me rompió el corazón

Pensé que tardaría mucho tiempo en volver a creer en el amor, pero un giro inesperado trajo a mi vida a una persona especial gracias a una aplicación de citas.

No sé ni por dónde empezar, pero diré que sí es posible encontrar el amor en una aplicación de citas, o al menos esa fue la experiencia que viví luego de terminar una relación de cinco largos años que creía iba a trascender, pero no sucedió.

Un corazón roto, una linda historia del pasado y mucha ilusión que no me dejaba avanzar, hizo que tardara mucho tiempo en decidir volver a salir con alguien o al menos descargar esa app de la que mis amigas hablaban.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sí me di la oportunidad y sí salí con alguien, sin embargo, aún tenía ese vacío indescriptible que me impedía abrirme a algo bonito y real. Quizá por eso me involucré con personas en la misma sintonía vacía o sin un interés romántico que buscaban lo mismo que yo, es decir, nada.

Una app de citas nos unió

Finalmente decidí bajar esa famosa app de ligue sin ninguna expectativa y, aunque hice “match” con varios chicos, o nunca me nacía hablar con ellos o paraba de escribirles porque ya no me parecían atractivos por las pláticas superficiales.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un buen día, así sin ninguna expectativa (otra vez) y luego de constatar que se tratara de alguien confiable, accedí a salir con un chico con el que sí entablé una conversación más profunda durante algunas semanas. La cita fue de lo más normal y pensé: “Oh, qué guapo es, pero no vayas tan rápido porque es un extranjero viajando, posiblemente no se quede en el país y no quieres volver a pasar por lo mismo otra vez”. Y así fue que mi pensamiento de “no ir tan rápido” hizo que lo dejara de ver durante casi año y medio por la pandemia luego de un par de citas y un concierto (como diría la canción “La fuerza del destino” de Mecano).

Nos dejamos de ver muchísimo tiempo y me parecía que no tenía interés hacia él, así que continué con mi vida, mis cosas, mi trabajo, pero en ese inter siempre hubo algo que llamaba mi atención y era que él nunca dejaba de escribirme o de hacerme la plática con cualquier pretexto. Pensé: “Qué lindo, pese a que no nos hemos visto en mucho tiempo no deja de hablarme”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En uno de esos mensajes me dijo que regresaría a mi país y tenía ganas de verme de nuevo. Acepté y, aunque le dije que la cita era en plan amigos porque en ese momento salía con alguien, él no tuvo problema, salimos y todo fue muy fluido, relajado y divertido.

Luego de meditarlo mucho, finalmente me di cuenta que realmente me gustaba y me interesaba, así que dejé todos mis miedos atrás, dejé de salir con la persona con la que salía (no era nada serio) y así de la nada poco a poco empecé a pensar que estaba lista para abrir de nuevo mi corazón a alguien que estuviera en el mismo canal y buscara lo mismo, es decir, algo bonito.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Así fue que el tiempo me dio las respuestas e hizo que entablara una conversación más seria con él para hablar sobre lo que sentíamos. Resultó que sí queríamos estar juntos y tener algo serio entre los dos. He de confesar que al inicio me costó un poco de trabajo por mi historia del pasado, sin embargo, me dejé llevar y poco a poco todo se fue por un lindo camino de tranquilidad, ya que él decidió mudarse a mi ciudad de manera permanente.

Ahora somos muy felices y aunque es increíble pensar que una app de citas nos unió, pensamos que simplemente es lo que es y no importa, pues ambos vamos en la misma dirección y queremos seguir compartiendo mucho tiempo juntos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD