PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Aumenta la ansiedad y no te concentras: tienes el síndrome prevacacional

Aprovecha tus vacaciones y relájate, tu salud te lo agradecerá.

Ya estás emocionado por dejar los deberes del trabajo y descansar, tienes ansiedad, insomnio, dolor de estómago, estrés y poca energía porque anhelas unos días para ti y, por fin, dejar la rutina del día a día. Si es así, es probable que tengas síndrome prevacacional.

De acuerdo con un estudio elaborado por Nascia, un gabinete de psicología especializado en tratar diferentes trastornos relacionados con el estrés y la ansiedad, en España, el 30 por ciento de los trabajadores originarios del mismo país tienen alteraciones antes de iniciar sus vacaciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pablo Muñoz, responsable del gabinete, experto en técnicas psicológicas de control del estrés y miembro de la American Psychological Association, menciona que los síntomas que sufres cuando experimentas el síndrome prevacacional son los mismos que surgen con cualquier otro tipo de estrés, sólo que estos se acentúan los días previos a las vacaciones por tu autoexigencia. Por querer dejarlo todo resuelto antes de irte y por la incapacidad para desconectarte.

Asimismo, el experto explica que el estrés prevacacional es una derivación del estrés laboral y afecta sobre todo a aquellas personas que no son capaces de olvidarse del trabajo aun cuando ya han salido de la oficina. Menciona que aunque no pueden hacer comportamientos estancos, suele asociarse a niveles de responsabilidad altos. Por otro lado, advierte que han comprobado que afecta a trabajadores con jornadas de trabajo largas y que su responsabilidad no es tan importante.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los síntomas físicos se manifiestan a través de pérdida de memoria, bloqueo mental y dispersión de los días antes de vacaciones. En la parte emocional puedes experimentar cambios de humor, irritabilidad y poca paciencia; en algunos casos estos últimos síntomas suelen entrar en el ámbito personal como en la familia.

El estrés prevacacional, además de presentarse en personas que no se olvidan del trabajo, también lo hace en aquellas que consideran que su mundo se reduce sólo en el ámbito laboral.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es importante que lo tomes con tranquilidad, el estrés está relacionado con la salud cardiovascular y diversos estudios han comprobado que una semana de descanso al año reduce en un 20 por ciento el riesgo de sufrir un infarto de miocardio, de acuerdo con médicos de la Asociación Nacional de Cardiólogos de Italia. Por eso es que es tan importante que te des el tiempo para desconectarte del trabajo.

Para controlar la ansiedad prevacacional puedes hacer ejercicios de respiración y relajación que te ayudarán a controlar los síntomas físicos, una vez logrado esto podrás controlar la parte mental. Asimismo, puedes priorizar tus tareas o tus deberes, no intentes dejar todo listo en un solo día, no lo vas a conseguir y eso te va a estresar. Organiza bien qué harás durante el día y cumple con tus horarios.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cuando estés en tus días de descanso no olvides avisar que estarás ausente y, lo mejor, apaga tu celular para que no recibas mensajes o llamadas que puedan alterarte. Aprovecha tus vacaciones y relájate, tu salud te lo agradecerá.

VER MÁS:
Por qué tus traumas pudiste heredarlos de tus abuelos, según la ciencia.
Agotamiento emocional: por qué te sientes hipersensible y no te habías dado cuenta.
Las aves pueden ayudarte a controlar el estrés de tu vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD