4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces
Estilo de vida

4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces

Avatar of Maria Emilia Soldavini

Por: Maria Emilia Soldavini

29 de agosto, 2017

Estilo de vida 4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces
Avatar of Maria Emilia Soldavini

Por: Maria Emilia Soldavini

29 de agosto, 2017


¿Eres de los que sienten que la vida es injusta y que lo mejor sólo le ocurre a otros? ¿O tal vez que la vida es difícil y que la recompensa no llega jamás? No nos referimos a esos momentos de la vida en la que ocurren hechos tristes, desagradables, que están fuera de nuestro control y lamentablemente no podemos evitar; sino a cuando las desgracias personales se convierten en algo de todos los días, la suerte no parece llegar nunca y los sueños se nos escapan de las manos.

 

La escasez o la abundancia no sólo se dan en el ámbito económico, se pueden dar también en relaciones, en la experiencia de vida, en los momentos de alegría o simplemente en nuestra energía y estado de ánimo. Y aunque no tiene nada de raro que de vez en cuando sintamos que tenemos menos de lo que merecemos y— que estamos condenados a no poder cubrir ciertas necesidades—, también es cierto que se nos olvida que no todo es negro o blanco en nuestra vida. Existen distintas causas por las que sentimos tanta escasez en nuestra vida y a continuación te compartimos algunas.


4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces 1


1. La falta de gratitud y apreciación

 

Esta tal vez sea la razón número uno a tomar en cuenta. Cuando no agradecemos las cosas que nos ocurren, nuestra mente se enfoca en la escasez en lugar de la abundancia. Por tanto, esa energía es la que se va a reproducir. En lo que te enfocas y pones toda tu energía es lo que el Universo te va a multiplicar.

 

¿A cuántos nos ha pasado que nos damos cuenta del valor de una persona una vez que la hemos perdido? Eso ocurre precisamente por la falta de apreciación y agradecimiento mientras las tenemos con nosotros. Muchas veces damos por sentado todo lo que tenemos sin pensar que somos afortunados por tener un techo, servicios de luz o agua, seres queridos, un plato de comida, vestimenta, acceso a información, libertad, independencia y muchas otras comodidades. Cuando no somos capaces de reconocer esto, podemos dejar pasar muy buenas oportunidades que se nos presentan en la vida, simplemente porque nuestro "radar" se encuentra apagado o mal sintonizado.


4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces 2


2. Mal manejo de la relación Tiempo-Energía-Dinero

 

Como se maneja una, se manejan las otras. Siempre se dice que el flujo de dinero es un reflejo de nuestra energía, ya que se cumple el principio de dar y recibir. No puedes generar riqueza o abundancia si no cuentas con la energía y el tiempo suficientes.

 

A su vez el tiempo es dinero, las personas prósperas conocen muy bien esta relación. Si queremos aprender a administrar e incrementar el dinero, debemos entonces aprender a administrar muy bien nuestro tiempo y energía. Además, debemos prestar especial atención a con quién los compartimos —si estas personas nos “drenan” energía, por ejemplo—, o en qué actividades desperdiciamos el tiempo.


4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces 3


3. Estar desenfocado

 

Si no sabemos exactamente qué es lo que queremos, sólo daremos vueltas en círculos, desgastándonos, huyendo de situaciones sin saber el motivo. Cuando focalizamos nuestras energías e intenciones sobre un objetivo específico, nada de lo que hacemos es en vano. Nos sentimos más satisfechos, nos volvemos más productivos, y el Universo nos llena de más y más oportunidades para concretar nuestras metas y para sentirnos abundantes y realizados.


4 razones por las que no obtienes lo que quieres aunque te esfuerces 4


4. Creer que el mundo te debe algo

 

Nadie te debe nada, de la misma manera que tú no le debes a nadie. Todos estamos en este planeta para vivir una experiencia única, y todos tratamos de hacer lo mejor que podemos. Culpar a otros de tus desgracias y ponerte en una posición de víctima sólo te va a quitar poder de acción, poder propio en última instancia. Está en ti aceptar las circunstancias que te rodean, entender que sólo puedes y debes controlar lo que ocurre dentro de tu campo de acción y no en el de los demás. Debes responsabilizarte de las consecuencia de tus actos. Te aseguramos que cuando te centras en lo que está a tu alcance, tu poder y tu energía se multiplican. Si no estás conforme con algo, trata de cambiar la perspectiva sobre el tema y ver qué tal te funciona. También te servirá ver qué es lo que esa situación te quiere dejar como enseñanza, entenderla como un proceso de aprendizaje y no como un castigo.


**


Dicen que las personas que dan las gracias son más felices. ¿Crees que requieres de la aceptación, una pareja perfecta, fama y fortuna para vivir plenamente? Piénsalo dos veces después de leer las cosas que no necesitas para ser feliz.



Referencias: