Soy una mujer exitosa, no el diablo. Consejos para ser la próxima Miranda Priestly de tu trabajo
Estilo de vida

Soy una mujer exitosa, no el diablo. Consejos para ser la próxima Miranda Priestly de tu trabajo

Avatar of Paola Vazquez

Por: Paola Vazquez

28 de febrero, 2016

Estilo de vida Soy una mujer exitosa, no el diablo. Consejos para ser la próxima Miranda Priestly de tu trabajo
Avatar of Paola Vazquez

Por: Paola Vazquez

28 de febrero, 2016




“Tu incompetencia no me interesa”
Miranda Priestly




Cuando en la escena de la película “El diablo viste a la moda”, Miranda dice a Andrea en el auto: “Puedes elegir lo que tú quieras (…) En esta vida las elecciones son necesarias”, Andrea entiende que no es necesario seguir los pasos de esta gurú de la moda, sino que el camino que la ha llevado hasta ahí, con penurias y dificultades, ha demostrado su fortaleza para ser lo que ella quiera.

En ocasiones sentimos que nuestra vida es arrastrada por circunstancias que no necesariamente elegimos; sin embargo, cuando estamos en medio de una situación límite en nuestro trabajo y nos aferramos a sobrevivir, demostramos nuestra capacidad de dar lo mejor de nosotras mismas. El mundo de hoy es aún un mundo hecho para los hombres y mientras ellos cuando cumplen altas expectativas tienen la etiqueta de “exitosos”, a ellas les aplica el calificativo de “bitches”.

En esta dimensión del mundo en que ha emergido la imagen de la mujer empoderada y líder, podemos hacer una extensa crítica al "feminismo" de Occidente que se equipara al machismo. Pero podemos dar un giro a esta perspectiva y retomar un elemento: toda mujer tiene sueños y lucha por conseguirlos. Cada una llevamos dentro un sueño, una búsqueda y enfrentadas a un mundo competitivo, tenemos que aprender a movernos como en una selva sin dejar de ser quienes somos.

El libro “El diablo viste Prada”, sobre el cual se inspiró la película del mismo nombre, mostró la vida de una mujer moderna que se enfrenta al mundo voraz de la moda para cumplir sus sueños. Más allá de ser la mujer blanca y estereotipo de la moda, el personaje de Miranda Priestly nos enseñó una cosa: la confianza en una misma es el único camino para sacar de lo más hondo de nosotras la fuerza interior para alcanzar nuestras búsquedas y sueños.

Miranda Priestly


Determinación y firmeza en lo que crees

El personaje en el que esta inspirado el personaje llamado Miranda es Anna Wintour, con quien  Lauren Weisberger, la autora del libro que fue llevado a pantalla grande, trabajó como asistente. Una mujer que no duda ni un minuto en responder las 73 preguntas en 5 minutos al incómodo periodista. Su libro “Orgullo y Prejuicio”, su bebida favorita: café. Podemos en ese corto lapso de tiempo percibir una cualidad de su personalidad: quizá soberbia pero sencillamente determinante. Ella buscó dar un giro a Vogue pero no desde una investigación de mercado, sino desde su propio instinto y con un principio: “creer en lo que piensas”, con esta actitud ella se convirtió en el mayor ícono de las revistas de moda. 


Confía en ti misma: créetela

MIranda Priestly-Andrea

Miranda muestra a Andrea que la inseguridad en sí misma es lo que nunca la va a llevar al éxito, cuando le dice “Todas quieren ser nosotras”. Sin embargo, podríamos rescatar algo de esta pretenciosa frase: la seguridad de ser una misma sin juzgarse de antemano. A pesar de que en un inicio Andrea despreciaba su propia labor de asistente, pero ella aprendió que debe tener humildad para aprender y forjar la mejor versión de sí misma.


No demerites la experiencia: forja tu carácter


En la historia, Andrea es la chica lista a la que Miranda apuesta justo por no ser el estereotipo que se muestra en el mundo de la moda aunque Andrea tiene dificultad para creer en la posibilidad de cumplir sus sueños de ser escritora al verse inmersa en un mundo en el que ella no cree, un mundo banal y superfluo. El paso por esta experiencia le va a enseñar más de lo que cree. Andrea aprenderá a confiar en ella misma, a través de un ambiente en extremo hostil y competitivo en el que ponerse el pie es ley antes que darse la mano. La forja del carácter es una lección que nos hará llegar a donde queramos para cumplir nuestros sueños, por más rudo que pueda ser



Esfuérzate y cultiva la paciencia

Miranda Priestly-street

A veces aprendemos de quienes más odiamos y entendemos con dificultad que a veces tenemos que dar un rodeo para llegar al sitio que queremos. Andrea se enfrenta en la historia a los caprichos absurdos de Miranda, como conseguir el libro de Harry Potter aún no publicado para sus hijas. Las pruebas que tenemos que cumplir en nuestros trabajos a veces van más allá de lo rudo, resultan casi hazañas épicas. Aprender a mirar hacia dónde daremos el salto, así como a cultivar la paciencia para estar en un lugar que no nos gusta para poder llegar a adonde queremos, a mediano plazo dará frutos e iremos construyendo paso a paso nuestro propio camino.






Sé disciplinada

Miranda Priestly-disciplina

Una de las actitudes clave para el éxito de Anna y de Miranda es la capacidad que tienen para ser disciplinadas. La rutina de la gurú de la moda es levantarse a las 5 a.m., no ingerir bebidas alcohólicas, cultivarse leyendo y estar enterada de lo que ocurre en el mundo. Ningún objetivo se logra sin disciplina y sobre todo haciendo el trabajo con el mayor esfuerzo sin dejar de ser una misma. Cuando Andrea comienza a creer en ella misma, su esfuerzo la convirtió en la mejor asesora, bajo su propia personalidad y modo de ser.



No se trata de mandar, sino de aprender a guiar


Film Title: The Devil Wears Prada

Tener el rol de estar al frente de un equipo de trabajo no implica sólo mandar, sino saber plenamente sobre el campo en el que se está dirigiendo una acción. Acorde a ello, lo importante es que el trabajo que lleguemos a hacer lo conozcamos a la perfección para que podamos indicar, acompañar, guiar y sobre todo ser ejemplares con lo que hacemos. Más no mandonear, se predica con el ejemplo, de esta manera Anne y Miranda se ganaron un lugar y una autoridad moral sobre su trabajo.

"Si Miranda fuera hombre nadie notaría nada malo en ella excepto lo bien que hace su trabajo".
Dice Andy cuando se da cuenta lo mucho que ha aprendido de Miranda y que de una u otra forma la admira. Así que no debemos temer cuando el mundo parece estar en contra nuestra. 


***
Te puede interesar:

La presión social sobre la imagen de la mujer

10 hábitos para recuperar a confianza en ti misma


Referencias: