El acosador profesional que cambió el autorretrato
Fotografía

El acosador profesional que cambió el autorretrato

Avatar of Vanessa Alcaino

Por: Vanessa Alcaino

5 de junio, 2017

Fotografía El acosador profesional que cambió el autorretrato
Avatar of Vanessa Alcaino

Por: Vanessa Alcaino

5 de junio, 2017



“Vasco Szinetar es un acosador profesional” declaró el filósofo y novelista español Fernando Savater cuando le pidieron que describiera al fotógrafo; “persigue, ataca, insiste con amabilidad o con furia hasta que consigue lo que quiere: una foto con una celebridad… todos caen ante el encanto de Vasco, aceptan y sonríen”. Los retratos de Szinetar van más allá de lo periodístico o del registro documental; su fotografía trata de revelar al retratado, desentrañar lo que hay detrás de la imagen.


vasco szinetar y gabriel garcia marquez
Gabriel García Márquez


“Re-tratados” es el nombre que Szinetar le asigna al libro que corresponde a su primera serie fotográfica, publicado en 1988 es ésta la primera referencia con la que nos encontramos antes de adentrarnos en la obra del fotógrafo. Nacido en Caracas en 1948, hijo de padre rumano y madre venezolana, Vasco Szinetar ha sido autor de cinco series fotográficas y algunos poemarios. El título de esta primera serie sintetiza las posturas del autor ante el arte fotográfico, sus fotografías nos invitan a compartir con estos retratados un acercamiento más íntimo.


vasco szinetar y allen ginsberg
Allen Ginsberg


vasco szinetar y joan manuel serrat
Joan Manuel Serrat


Ahora bien, el nombre parece sugerirnos una doble acepción. Por un lado encontramos la palabra “retratados” derivada del término “retrato”, que utilizada en un sentido amplio hace referencia al hecho de describir o representar la imagen de algo o alguien. Así, se nos presenta una gama de fotografías con un valor documental indiscutible y pertinente. Distintos personajes —en su mayoría españoles—, entre escritores, uno que otro músico y filósofos son los elegidos para conformar esta colección. Uno de los íconos más populares retratado por Szinetar es Joan Manuel Serrat, el cantautor y músico de trova, que aparece joven y sonriente ante la cámara. Cada una de las fotografías ilustra a los protagonistas y les otorga gestos, espacios y tiempos que los convierte en parte de una historia tangible, nuestra.


vasco szinetar y jorge luis borges
Jorge Luis Borges


vasco szinetar y jose luis cuevas
José Luis Cuevas


Como en un guiño, el autor separa con un guion la palabra del título y sugiere sutilmente otra lectura del mismo. Esta perspicacia nos lleva a observar las fotografías con otra mirada. Tras la cámara vemos al propio fotógrafo retratado al lado de los personajes. Los que estimábamos como figuras principales aparecen en un rutilante segundo plano, un tanto desenfocados; mientras que el autor, privilegiado, se presenta desde un diestro y enfocado primer plano.


vasco szinetar y umberto eco
Umberto Eco


vasco szinetar y wendy guerra
Wendy Guerra


Este uso del fuera de foco nos remite al título; nos preguntamos entonces si además de ser un registro histórico de los personajes, las fotografías son también re-tratos, entendidos como documentos del autor y sus queridos tratados de reconocimiento propio y mutuo. Sugiere que hay en estas imágenes una idea de frecuentar, de conocer, de codearse, de intimar; y no sólo eso, sino que el morfema “re-” denota que estos actos son reiterativos. El autor es el verdadero personaje principal de la obra, no se obstina en mostrarnos una y otra vez “aquí estoy con fulano...”. Estos testimonios, convertidos en auto-retratos, nos narran la búsqueda del autor por verse y mostrarse frente al espejo en un reflejo compartido, acompañado de estimadas personas.


vasco szinetar y sofia imber
Sofía Imber


Fernando Mignoni se nos presenta curiosamente distinto a los demás, solo y multiplicado por sí mismo en sus distintas perspectivas: director, guionista y pintor, a través de los espejos insinúa en una imagen varios ángulos del  perfil que lo identifican. El contexto fotográfico sugiere una proliferación del sujeto y sus facetas, donde pareciera que el ideal del autor son los soportes ilusorios y a veces lúdicos en los que la persona es a su vez una y muchas. Concentrados en la imagen de Mignoni, pudiéramos entonces afirmar que la evidencia en el re-trato de Szinetar queda registrada con su propio deseo de multiplicidad.





**

Históricamente, el autorretrato ha sido una manifestación artística de vital importancia para los autores en diversas disciplinas. Aquí te presentamos los 7 autorretratos más dolorosos en la historia del arte. Además, si te interesa conocer cómo la tecnología se ha involucrado con el arte gracias al llamado glitch, te invitamos a leer este artículo.


Referencias: