Fotografías que retratan la vida bajo el horror del Holocausto
Fotografía

Fotografías que retratan la vida bajo el horror del Holocausto

Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

26 de mayo, 2017

Fotografía Fotografías que retratan la vida bajo el horror del Holocausto
Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

26 de mayo, 2017



Holocausto

Del lat. tardío holocaustum 'holocausto, sacrificio con quema de la víctima', y este del gr. ὁλόκαυστον holókauston.

m. Gran matanza de seres humanos.
m. Acto de abnegación total que se lleva a cabo por amor.
m. Entre los israelitas especialmente, sacrificio religioso en que se quemaba la víctima completamente.

Definición de la Real Academia de la Lengua Española

-

Sin la fotografía, ignoraríamos muchos de los más importantes acontecimientos que han marcado la historia de la humanidad. Sin la existencia de las lentes, la luz y un aparato adecuado para captar las imágenes en tiempo real, la historia estaría incompleta, sesgada y sólo se sabría por medio de los relatos orales. Sería inexacta y no haría justicia a las víctimas que hayan sufrido acontecimientos en contra de su libertad e integridad física.

fotografias del holocausto judio

Uno de los hechos que han quedado afortunadamente documentados en fotografías y en la memoria de muchos testigos es el holocausto nazi, perpetrado durante la Segunda Guerra Mundial. Instigada por Adolf Hitler, la matanza de judíos es uno de los hechos más terribles y pavorosos que el mundo ha visto desde que tiene memoria. Primero se les impusieron restricciones como el uso de transporte público, la salida a las calles a ciertas horas del día y se les obligó a llevar un distintivo a modo de signo de segregación.

fotografias del holocausto hombre enfermo

Después se les ordenó que entregaran sus pertenencias como radios, automóviles y bicicletas. Más tarde vinieron las reclusiones en los guetos para dar paso a las deportaciones en masa hacia los campos de concentración. Miles de familias fueron separadas, los hijos jamás volvieron a ver a sus padres o hermanos, los padres nunca volvieron a tener noticias de su descendencia. Los nazis obligaban a los judíos a subir a trenes con destino desconocido para las víctimas.  

fotografias del holocausto mujeres

A partir de ahí, la historia se convierte en una ola de crímenes y atrocidades como pocas veces se ha visto. Los judíos, una vez encarcelados en los campos de concentración, morían fusilados o en cámaras de gas sufriendo al mismo tiempo todo tipo de humillaciones físicas y verbales. Se dice que en promedio murieron unos 170 mil judíos durante el Holocausto nazi.

fotografias del holocausto craneos

Gran parte de estos acontecimientos fueron fotografiados por Henryk Ross, judío polaco que se salvó de ser recluido en un campo de concentración pero que no pudo escapar del horror de contemplar el abuso que los judíos sufrieron a manos de los soldados y generales nazis en los guetos. Sepultó sus fotografías en el patio de su casa, temiendo ser apresado o asesinado, pero la historia pudo recuperar este legado para darlo a conocer al publico.

fotografias del holocausto mujeres sufriendo

Durante 1940 a 1944, Henryk Ross trabajó en el Departamento de Estadísticas de la Administración del gueto de Lodz, donde sacaba fotografías de los judíos para realizar identificaciones y propaganda nazi. En los momentos que podía o que no era observado, se arriesgaba a sacar fotografías y documentar la vida común de este sitio. Para Ross era inadmisible lo que pasaba y la manera en que los nazis sometían a personas de todas las edades, por lo que creía un deber dejar todo registrado.

fotografias del holocausto deportacion

Después del gueto de Varsovia, el de Lotz era el más grande e importante de todos los que los nazis levantaron. En él vivieron de 1940 a 1944, más de 200 mil judíos. Cuando los aliados llegaron para la liberación del lugar, después de la caída de los alemanes, sólo sobrevivían poco menos de mil. Las deportaciones masivas habían conseguido una matanza atroz.

Más de 6 mil negativos fueron los que Ross sepultó. Para su fortuna, logró recuperar unos 3 mil que habían quedado en las condiciones suficientes para poder restaurarse y mostrar a la humanidad cómo eran las vidas en el gueto: humillante, sofocante, una prisión en la que el sometimiento era tarea de todos los días.

fotografias del holocausto carretas

Una de las fotografías muestra de manera cruel y fría la deportación de un grupo de judíos. En el centro es visible la presencia de un menor de edad que mira fijamente al objetivo de la cámara. Su gesto es desafiante y al mismo tiempo desconcertante. Todos los demás desfilan como sometidos por un destino horroroso mientras él se da el tiempo de detectar en la distancia la presencia del fotógrafo. ¿Podrías decirme qué haces tú ahí con tu cámara mientras nosotros estamos caminando hacia un lugar que no se nos ha revelado?, parece decirle a Henryk Ross.

fotografias del holocausto habitantes

Otra de las imágenes que llama poderosamente la atención es la de un grupo de personas reunido en torno a una mesa en lo que parece ser una fiesta. ¿Cuántas de aquellas personas que sonríen a la cámara habrán muerto a los pocos días o semanas? ¿Habrá sido su último festejo? Cada imagen nos hace preguntarnos por qué el mundo, la mayoría de las ocasiones, es un absoluto hijo de puta sin misericordia que no respeta a nadie.

fotografias del holocausto fiesta

¿Qué fue de aquel grupo de niños que, a bordo de una carreta, fue conducido a uno de los campos de concentración? ¿Habrá vivido tan sólo uno de ellos? ¿Qué pensaba Henryk Ross cuando dirigía su cámara a ellos y presionó el botón que nos dejó esta imagen para la posteridad?

fotografias del holocausto infantes

«Teniendo una cámara oficial, pude capturar todo el período trágico en el gueto de Lodz, lo hice sabiendo que si me atrapaban a mi familia y a mí, nos torturarían y matarían», declaró Henryk Ross, años después de estos acontecimientos.

Gracias a la fotografía podemos revivir el infierno del pasado, podemos considerarnos afortunados de ser testigos y no protagonistas. Los valientes que se aventuran a estar en medio del infierno merecen un monumento. Merecen que acciones como un holocausto no se presenten de nuevo jamás en la historia. Aunque el mundo, ya sabemos, es un absoluto hijo de puta…

-

Alguna vez te has preguntado ¿a qué huele un campo de concentración nazi?

 

*

Fuentes

Forward
Hipertextual
Ago




Referencias: