La perfección y el dolor de ser una bailarina Rusa
Fotografía

La perfección y el dolor de ser una bailarina Rusa

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

21 de noviembre, 2016

Fotografía La perfección y el dolor de ser una bailarina Rusa
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

21 de noviembre, 2016



Se abre el telón y entre aplausos, un grupo de jóvenes de 12 a 21 años salen al escenario. De fondo, una pieza clásica transporta al espectador tres siglos atrás, mientras que las reminiscencias de la alta cultura europea toman forma en un ambiente lleno de intelectualidad y conocimiento artístico. En escena no hay espacio para ningún movimiento en falso. Cualquier caída mal ejecutada, movimiento exagerado o falta de suavidad durante la interpretación, aún sin que lo note el público, es suficiente para perder el sitio que se han ganado a través de los años con esfuerzo, llanto y los pies maltrechos.

Tras bambalinas, decenas de chicas estiran el cuerpo antes de salir a escena. La presión escala al máximo: saber que otras veinte personas mueren por ocupar tu sitio es suficiente para que en el vestidor, la tensión se pueda cortar con un cuchillo. Nadie confía en las demás y cada prepara su propio atuendo para maquillarse y, posteriormente, asistir al estiramiento. En el ejercicio de elasticidad, las chicas por fin cruzan palabra y se apoyan en los hombros de las demás para preparar al cuerpo de cara al siguiente par de horas.

bailarina  rusa

bailarina rusa

bailarinas rusa

bailarina rusa silla

bailarina rusa estirando

En la Academia Vaganova de San Petersburgo no basta con tener elasticidad, fuerza y un dominio envidiable de la técnica: también es necesario entrenar todos los días y estar dispuesta a todo para formar parte de la élite del ballet mundial. Un deseo empuja a cada una de las alumnas que forman parte de la academia, que a veces pierde sentido ante la dureza del entrenamiento y la constancia que se requiere para ganarse un lugar principal en la más sencilla puesta en escena.

Los rictus de dolor, las lágrimas y las lesiones son comunes en el Gran Salón. Aquí no hay espacio para quienes bailan con demasiada o muy poca fuerza, con gracia nula o exagerada, propia de géneros dancísticos "vulgares"; con técnica perfecta pero carente de elegancia al ejecutar o todo elegancia de un cuerpo que se mueve con perfección pero sin inspirar algún sentimiento de por medio.


bailarina rusa leyendo

bailarina rusa telon

bailarinas rusas chico

bailarina rusa salto

La perfección es una cualidad que en el nombre del ballet es alcanzable. Es una de las primeras lecciones en la academia que se extiende a todas partes de la vida y genera bailarinas frustradas, incapaces de distinguir la teatralidad e interpretación de una puesta en escena ante la cruel realidad. 

Lo que empezó como una actividad lúdica, el sueño de una pequeña por convertirse en una artista genuina a través de su propio cuerpo, se transforma en una obsesión que envuelve los sentidos y lleva de por medio sacrificio; más del que alguna vez imaginaron posible. Pero nada de eso importa cuando se apagan las luces y los reflectores apuntan al terciopelo rojo del telón, porque cada lágrima, desgarro, humillación y hora invertida en alcanzar un nivel sublime, pasa a segundo término cuando suenan las primeras notas de la orquesta y el cuerpo ejecuta los movimientos como una máquina de perfección, mientras el gesto se pierde en el horizonte. 

bailarina rusa papo

bailarina  rusa espera

bailarina  rusa papo

"The Desire to be Perfect" de Rachel Papo es una serie que explora los sentimientos de las bailarinas de la escuela de ballet más exigente del globo. En Vaganova aún se utilizan los viejos métodos de aprendizaje y dedicar una vida a esta pasión puede ser igual a recorrer un doloroso camino que sólo en pocos casos, se convierte en redención. 

Conoce a través del testimonio fotográfico, la historia de racismo y segregación que dominó un país durante más de cuatro siglos para después convertirse en una ley favorable a la explotación y el menosprecio de una raza frente a otra en "Fotografías del error humano durante la discriminación en África". Descubre una historia poco conocida de la censura y el sexismo que se viven en el día a día hasta su normalización en detrimento del sexo femenino, lee "¿Por qué sólo censuramos los pezones de las mujeres?".










Referencias: