La clave para mezclar culturas y así perpetuar nuestra especie
Historia

La clave para mezclar culturas y así perpetuar nuestra especie

Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

2 de febrero, 2017

Historia La clave para mezclar culturas y así perpetuar nuestra especie
Avatar of mediodigital

Por: mediodigital

2 de febrero, 2017




Aunque las palabras den abasto, los espacios son cortos. Por más que deseemos ahondar en todo lo que significa la cultura para la especie humana y cómo en su multiplicidad de rostros existen increíbles choques que generan más y asombrosos cambios en nuestro entendimiento, la extensión de estas líneas jamás lo permitiría. Lo que sí podemos hacer es marcar una idea de tanto en tanto orientadora, de transparencias privilegiadas, que arroje luz sobre lo que entendemos como el encuentro entre culturas y sus resultados en el hacer de nuestra especie.

campari historia

Vista desde diversos ángulos y un solo techo reinante, la cultura es eso que nos ayuda a colocarnos en la realidad del entorno, sí, para sobrevivir, pero sobre todo para convivir con lo familiar y lo extraño, lo propio y lo ajeno que sostienen al puente de la interacción, las igualdades y las diferencias. Un espacio que va de lo físico a lo intelectual, cuyos aspectos y funciones se disponen para aquella existencia social que intelectuales como Bolívar Echeverría defendían, haciendo frente a consideraciones polémicas que en alguna ocasión arrojaron, por ejemplo, Sartre y Lévi-Strauss.

En este roce entre saberes, no se trata de clausurar, limitar o eliminar culturas, tampoco es el intento vil de que no se contaminen y mucho menos el de absorber unas con otras; la interacción entre las más posibles es ese fin deseado que trata de mantener la identidad cultural sin aislar celosamente, así como no rompiendo la cohesión social o de renovados horizontes.

campari rojo

En conversación con Cultura Colectiva, Jean Jacques Dubau –Managing Director de Campari en Norteamérica– tal espíritu es evidente. Bajo la idea de nación promulgada alguna vez por Luis Villoro, en la cual se entretejen comunidad, conciencia de pertenencia, un proyecto en común y una estrecha relación de hombre-territorio, la firma de origen italiano se suma a varios proyectos de colisión intercultural y conformación de identidades.

En un primer sentido, podemos enunciar el momento clave que hoy atraviesa el sello Campari alrededor de todo el mundo y su amplia gama de etiquetas espirituosas frente a una civilización que, efectivamente, reconoce el prestigio de sus bebidas, pero requiere experimentar sus posibilidades ya no en el terreno de sus padres (a quienes por supuesto vimos degustar tan características copas de brillo carmesí en el pasado), sino en el de la contemporánea sofisticación y apertura de nuevas miradas.

campari gallery

Dicho de otra forma, aceptar con los brazos abiertos la conversación intergeneracional. El encontronazo entre dos momentos culturales que urgen establecer un punto de entendimiento.

Siguiendo dichas posibilidades de entrelazamiento, los viajes de tiempo y espacio se tornan, en repetidas ocasiones, apabullantemente plásticos. Con una iniciativa como Campari Gallery en Milán, que en palabras del mismo Dubau podría ser considerada un museo dadas sus dimensiones y alcances, el interés de propiciar discursos multidireccionales por parte del sello italiano se hace aún más latente. La confluencia de diferentes perspectivas humanas inaugura siempre en la mencionada galería un cielo estrellado de lenguas, códigos, perfiles y valores, todos permeables y catalizadores.

campari calaveras

Por último, en un plano que compete directamente a México y Latinoamérica, la fusión de este sentir europeo con la etiqueta Espolón, una de las botellas más importantes en suelo jalisquillo, comprometida a fondo con la tradición del tequila. La perspectiva que brinda Grupo Campari a un dulce elixir agavero y, a su vez, las enseñanzas de este coloso de la destilación para una empresa de lujo, componen según Dubau una bebida que guarda en cada sorbo espíritu, asombro, poder, creatividad, belleza, seducción y calidad para el paladar. Un diálogo entre la tierra del agave azul y los amplios viñedos, cafés y cielos milaneses; un esfuerzo por reunir más que nunca a dos naciones en una misma dirección.

campari espolon

Hoy, con sus más de 50 etiquetas en todo el mundo, Campari une fuerzas con Espolón para generar nuevos rumbos en nuestra historia, cultura y significado de lo que somos.





Referencias: