PUBLICIDAD

HISTORIA

¿Cuál es la tétrica historia detrás de las lámparas de calabaza?

Aunque hoy en día forman parte de la decoración de las casas, su origen es mucho más escalofriante de lo que pensabas.

Con la entrada del otoño parece que la mayoría solo puede pensar en una cosa: ya viene Halloween. Aunque todavía estamos a poco más de un mes de que llegue la esperada fecha en la que las personas suelen disfrazarse, hacer maratones de películas de terror, así como fiestas temáticas.

Una de las tradiciones que no empezó en nuestro país, pero a lo largo de los últimos años se ha ido adoptando, es la de decorar las casas con adornos alusivos a la fecha, no solo del tradicional día de muertos, sino también de la noche de brujas que se celebra el 31 de octubre.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Uno de los adornos que encuentras en todos los supermercados, así como lugares de decoración, son las lámparas con forma de calabaza que llevan focos naranjas adentro, las cuales son conocidas en Estados Unidos como Jack-o’-lantern.

Por esta razón te contamos más acerca de la historia de estas lámparas que son características de estas festividades.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El origen de las lámparas de calabaza

La tradición empezó en Europa Occidental específicamente en los países donde habitaban los Celtas que son Irlanda, Bretaña, Gales, Escocia y una parte de Francia.

La idea de decorar la calabaza que es un fruto de temporada, y además meterle velas para formar linternas tiene su origen muchos años atrás.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los Celtas celebraban, en lugar de Halloween, el festival Samhain, el señor de la muerte, que sucedía al final del verano, cuando supuestamente se caía la barrera entre los humanos y los espíritus.

Además de esta actividad, llevaban a cabo más festividades, las cuales ahora son consideradas paganas, como la predicción del futuro, actos de magia y ofrendas iluminadas con lámparas hechas con calabazas para alejar a los malos espíritus.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, cuando llegó el cristianismo a su región, algunas de sus celebraciones se modificaron, y la principal fue convertir el Sahain, en Halloween, en la que de acuerdo con la Biblia, existían personajes que representan al bien y al mal, esto para darle un significado a las lámparas.

Ahí no paró la situación, ya que a lo largo de los años surgieron otras leyendas en torno a las festividades y una de ellas está relacionada a una historia macabra.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La historia de Jack

De acuerdo con la leyenda, un irlandés que era conocido por ser mentiroso, se encontró con el Diablo, a quien invitó a tomar una copa.

Debido a que era un hombre tacaño pidió al demonio que se convirtiera en una moneda de plata para así poder pagar por sus bebidas. Sin embargo, Jack tomó la moneda y la guardó dentro de su bolso, por lo que al Diablo le fue imposible regresar a su forma original.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pasando un tiempo, Jack negoció con el diablo y este le juró que tomaría su alma cuando llegara el momento de su muerte.

Toda la vida se dedicó a realizar actos de mala fe, por lo que cuando llegó el momento de su muerte no lo dejaron entrar al paraíso, pero tampoco al infierno, ya que Satanás recordó su promesa, por lo que Jack se quedó vagando en ambos mundos y la cara de la calabaza es la suya que observa como transcurre la vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO



Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD