Cuando Yucatán fue república independiente
Historia

Cuando Yucatán fue república independiente

Avatar of Francisco Priego

Por: Francisco Priego

4 de diciembre, 2015

Historia Cuando Yucatán fue república independiente
Avatar of Francisco Priego

Por: Francisco Priego

4 de diciembre, 2015



Yuc-BanderaB

Tras la promulgación de las “Siete Leyes”, el 30 de diciembre de 1836, la forma de gobierno de la República Mexicana se volvió centralista, lo que no fue del agrado de los gobiernos estatales, pues veían coartadas su autonomía y capacidad de decisión. Este acontecimiento originó rebeliones en Tabasco y Zacatecas, además de ser el pretexto para que Texas se independizara de México en 1836.

  Cuatro años después, en 1840, Yucatán, que por ese entonces era constituido también por los hoy estados de Campeche y Quintana Roo, con Manuel Barbachano al frente del gobierno, decidió abandonar la República Mexicana y proclamarse independiente. Incluso, el 31 de marzo de 1841, promulgó su propia constitución, la que incorporaba elementos sumamente avanzados para la época tales como las garantías individuales, la libertad religiosa y el juicio de amparo.

   Por si fuera poco, los yucatecos crearon una bandera, la que, aunque mantenía los colores verde y blanco y rojo, contaba con una disposición diferente,  incluía cinco estrellas que representaban las cinco regiones en que estaba dividido el territorio: Mérida, Izamal, Valladolid, Campeche y Tekax; además de que carecía del escudo nacional.

   Estos acontecimientos no fueron del agrado del presidente Antonio López de Santa Anna, quien en 1842 armó un gran ejército para reprender a los sediciosos, sin embargo, tal y como ocurriera en Texas, cayó derrotado por las fuerzas separatistas.

   Los yucatecos se mantuvieron emancipados del país varios años, incluso se declararon neutrales en la guerra contra Estados Unidos, la que le costó a México la pérdida de la mitad de su territorio.

   Finalmente, fue una violenta rebelión de los mayas, mejor conocida como ”La Guerra de Castas” (1847), lo que obligó a las autoridades yucatecas a pedir ayuda militar a México -cuando ya dos terceras partes de la península estaban en manos de los indígenas- a cambio de pactar su reincorporación a la república, hecho que finalmente ocurrió el 17 de agosto de 1848.

   Así, fue el temor a que los mayas echaran al mar a todos los blancos y mestizos que habitaban la península lo que obligó a la élite yucateca a abortar el proyecto de erigirse como nación independiente.


Referencias: