PUBLICIDAD

HISTORIA

28 fotos que demuestran el lado humano de la lucha por la justicia

Entre consignas, diamantina, pintura en aerosol y un sentimiento de indignación, cientos de mujeres se dieron cita para marchar por sus derechos y luchar contra la violencia de género.

A pesar de que la impunidad frente a casos que involucran la vulneración de los derechos de la mujer, así como de abusos de toda índole es un problema que ha perdurado en México —y en muchas otras regiones del mundo—, la historia en particular que desembocó en la marcha #NoMeCuidanMeViolan del 16 de agosto de 2019 comenzó con el caso de una joven menor de edad que denunció a cuatro policías de la alcaldía de Azcapotzalco por violación.

Foto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosLa filtración del caso y las inconsistencias en los procesos judiciales fueron la gota que derramó el vaso para que diversos colectivos de mujeres decidieran que era el momento de exigir justicia por la joven y las decenas de mujeres más que se han enfrentado a la impunidad. En primera instancia se manifestaron el 12 de agosto en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y en la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México donde “bañaron” con diamantina rosa al titular de la Secretaría.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Sofía GarcíaFoto: Sofía GarcíaConoce más en VIDEO: Jesús Orta no denunciará el 'ataque' con diamantina rosa 

Foto: Sofía GarcíaFoto: Sofía GarcíaFoto: Sofía GarcíaFoto: Chad SantosMientras que el pasado 16 de agosto, las mujeres se dieron cita en la Glorieta de Insurgentes para manifestarse, exigir justicia y defender sus derechos. En particular para exigir que se decrete la Alerta de Violencia de Género a nivel nacional, así como que se sancionen las filtraciones de información, además de que se dé una solución efectiva por parte de las autoridades en este tipo de casos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosDe la mano de todo tipo de consignas como «Yo sí te creo», «Exigir justicia no es provocación» o «Mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía, yo soy mía, porque no, yo te dije que no...» las mujeres comenzaron su concentración en el corazón de la Glorieta antes de rodearla y después continuar su paso en dirección al Ángel de la Independencia.

Foto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosLee más en '¡Yo sí te creo!', así se vive marcha contra violencia de género en CDMX

Foto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosFoto: Chad SantosSi bien este tipo de marchas han despertado una acalorada conversación en redes sociales dados los métodos de algunos de los métodos que los grupos de mujeres han utilizado para manifestarse, e incluso se ha llegado a politizar, más allá de los disturbios —cuya violencia ha sido reprobada por muchos—, la pelea de la mayoría de las mujeres que se dieron cita y de aquellas que por algún motivo no pudieron acudir sigue siendo la misma. Frente al acoso, la impunidad y la decenas de casos que incluso involucran la privación de vida es necesario luchar y levantar la voz.Foto: Chad Santos Foto: Chad Santos

Foto: Chad Santos

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Chad Santos

Foto: Chad Santos

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Chad Santos

Las fotos de este artículo estuvieron a cargo de Chad Santos y Sofía García. Encuentra más de su trabajo fotográfico dando clic sobre sus nombres.  

Te podría interesar: 

9 fotos de Héctor Vivas que demuestran el lado humano de la explosión de Tlahuelilpan
Manifestantes buscan provocarnos, pero no cederemos: Claudia Sheinbaum

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD