PUBLICIDAD

HISTORIA

John Wayne Gacy, la historia del payaso que arrebató la vida a 33 jóvenes y que inspiró ‘It’

La terrorífica historia del payaso asesino que llegó a Netflix.

Recientemente a Netflix llegó una nueva serie documental que lleva por nombre ‘Conversaciones con asesinos: Las cintas de John Wayne Gacy’ del nominado al Óscar, Joe Berlinger, la cual ha provocado intriga e incluso miedo entre los suscriptores.

La serie se basa en 60 horas de conversación que el asesino mantuvo con sus abogados y que parecen salidas de un guión cinematográfico. Al tanto, suena interesante hablar sobre el espeluznante personaje principal que inspiró a Stephen King a escribir el libro de ‘It’.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Quién fue John Wayne Gacy?

John Wayne Gacy Jr., mejor conocido como “El payaso asesino” o simplemente “Pogo” nació el 17 de marzo de 1942 en Illinois, Chicago, Estados Unidos, con ascendencia polaca y danesa.

“El payaso asesino” creció con dos hermanas que eran muy unidas a él, sin embargo su infancia no fue la mejor. De niño, “Johny” como solía llamarlo su madre, sufrió abuso físico por parte de su padre, quien solía golpearlo con un cinturón de cuero por sus problemas de alcoholismo, además de que lo humillaba y denigraba, pues su hijo poseía de ciertos afeminados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De acuerdo a distintos relatos, era inteligente, despierto y le gustaba participar en la actividades escolares. Algunos argumentan que fue abusado sexualmente por un amigo de su familia cuando tenía 9 años, aunque Gacy lo negó en diversas ocasiones.

A los 11 años sufrió una caída de columpio, a partir de la cual comenzó a sufrir desmayos y a padecer dolores de cabeza insoportables, aunque su padre pensaba que estaba fingiendo y que lo hacía para llamar la atención, cuando cumplió 16 años fue llevado al hospital por sufrir un ataque de epilepsia y se le detectó un coágulo de sangre en el cerebro por el que comenzó un tratamiento.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cuando tenía 20 años, John Wayne Gacy dejó la casa de sus padres para mudarse a Las Vegas, donde comenzó a trabajar en una funeraria en la que se dice era trabajador, responsable ya dicto por la limpieza por lo que se ganó la confianza de sus jefes. En ese punto había algo que despertaba su curiosidad: Ver cadáveres y estar cerca de ellos, sobretodo si se trataba de adolescentes, en algunos documentos se dice que practicó necrofilia, aunque él lo negó en muchas entrevistas.

Se enlistó al ejército por un tiempo, sin embargo, solía presumir que había estado en Corea, lo cual era una mentira: Era un mentiroso patológico, siempre tratando de impresionar a las personas, siempre quería tener la razón, controlador. Parecía que todo obtenía todo lo que se proponía.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A los 22 años se mudó a Springfield en donde conoció a Marlynn Myers, quien años más tarde se convertiría en su esposa y con quien tendría un hijo. Sin embargo, su matrimonio terminó en 1968 cuando Wayne Gacy fue detenido y declarado culpable de abusar de un menores. En ese tiempo se dice que su desenfreno sexual era tan grande que no podía contenerlo.

Aunque fue sentenciado a 10 años en prisión, después de 18 años en la la penitenciaría estatal de Anamosa le fue concebida la libertad condicional por su buen comportamiento y “ejemplar”. Ahí comenzaría el verdadero martirio. Gacy seguía sin aceptar que le gustaban los hombres, incluso mostraba desprecio hacia los gays como lo hacía su padre.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cuando salió de la cárcel, se mudó a Norwood Park Township en donde compró un departamento y emprendió un nuevo negocio de construcción en el año 1971, no le costó mucho tiempo para ganarse la confianza y respeto de sus vecinos. En su empeño de mostrarse como un ciudadano honorable, en 1972, contrajo matrimonio con Carole Hoff con quien tuvo dos hijas.

¿Cuál era el modus operandi de John Wayne Gacy?

En ese mismo año, su primera víctima fue un chico llamado Timothy McCoy de 15 años, a quien mató a puñaladas en su domicilio y luego lo enterró bajo su casa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Con la justificación de su nuevo negocio, John Wayne Gacy, ofrecía trabajo a jóvenes a cambio de alojamiento y relaciones sexuales. Su esposa de ese entonces comenzó a sospechar en el momento que él tenía salidas nocturnas que vinculaba con el trabajo, lo que provocó su segundo divorcio en 1976.

Tras la separación, la desaparición de jóvenes fue aumentando: uno cada tres o cuatro semanas. Nadie sospechaba de John Wayne Gacy, menos tomando en cuenta que gracias a sus dotes teatrales, se disfrazaba de payaso para presentarse en las fiestas de sus amigos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las sospechas comentarios tras la desaparición de un joven llamado Robert Piest a finales de 1978, a quien su madre vio por última vez de camino a una entrevista de trabajo con Wayne Gacy, en ese momento comenzaron las investigaciones en su contra.

Esto no se trata de la sinopsis de una película de terror: En su casa aparecieron artículos relacionados con las desapariciones entre pornografía y herramientas de tortura; fue detenido por tráfico de drogas y fue hasta el 22 de diciembre de 1978 cuando él mismo confesó los asesinatos a sus abogados, a quienes incluso admitió sentir excitación cuando veía la sangre brotar de sus víctimas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Fue hasta 1980 cuando comenzó el juicio contra John Wayne Gacy en Chicago entre una serie de incongruencias. En un principio, él se declaró inocente, admitiendo tener problemas mentales, los estudios fueron negativos.

“Me gusta el poder, disfruto del poder. Nadie más tuvo las agallas para lograr lo que yo logré”, fue una de sus declaraciones. Aunque sus abogados trataron de justificar su “inocencia” fue imposible, luego de que el propio acusado confesara su delito ante la policía. De acuerdo a diversas fuentes y pruebas, Gacy cometía los asesinatos mientras estaba disfrazado de payaso con maquillaje blanco sobre el rostro, ojos claro y una peluca tétrica con pelo rojizo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Una de sus víctimas, Jeffrey Regnall, quien logró escapar de él, recordó en un testimonio, haberlo visto desnudo con algunos juguetes sexuales destinados a la tortura y con una sonrisa que parecía estar disfrutando lo que hacía. “Un payaso puede hacer lo que quiera. Hasta matar sin que lo pesquen”, entre risas también dijo en otra de sus polémicas declaraciones.

Se dice que durante toda su estancia en la cárcel, Gacy siempre trató de justificar sus crímenes y jamás demostró arrepentimiento. Fue ejecutado el 10 de mayo de 1994, lo que provocó que cientos de personas salieran a la calle a celebrar el acontecimiento; su historia fue gran influencia en la cultura popular, hasta inspirar obras literarias como ‘It’ de Stephen King, entre otras.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD