Josefa Ortíz de Dominguez, la mujer que hizo posible la Independencia de México
Historia

Josefa Ortíz de Dominguez, la mujer que hizo posible la Independencia de México

Avatar of Alex R. Myrt

Por: Alex R. Myrt

7 de septiembre, 2016

Historia Josefa Ortíz de Dominguez, la mujer que hizo posible la Independencia de México
Avatar of Alex R. Myrt

Por: Alex R. Myrt

7 de septiembre, 2016

Siempre hubo héroes dignos de adjudicarse una causa patriótica, verdaderos merecedores del título de ‘transformador social’.

Josefa Ortiz de Domínguez fue la tuerca en la maquinaria de la Independencia que no permitió que todo el funcionamiento de la conspiración se desplomara, una mujer de carácter firme y aspiraciones patrióticas que la hicieron involucrarse fuertemente con la causa liberal independentista. Lejos de ser un referente de feminismo clásico, la corregidora de Querétaro – vulgarmente apodada- destacó por sus principios éticos, su concepción de justicia y el sueño de una patria digna de habitar; fue una mujer imprescindible para la detonación y consumación del movimiento de Independencia.


La corregidora nació en Morelia, Michoacán (antes Valladolid) en 1768, tuvo que enfrentar la muerte de sus padres a temprana edad, tras quedar huérfana fue criada por su hermana María Sotero Ortiz, juntas se trasladan a la Ciudad de México donde Josefa Ortiz comenzó a estudiar en el Colegio de la Paz y fue ahí donde desarrolló su amor por el conocimiento, llevándola a descubrir la masonería, influenciada fuertemente por los principios de la ilustración.


post-image


Su relación con la política inició a los 23 años tras desarrollar lazos nupciales con el abogado Miguel Domínguez, quien fue nombrado Corregidor de la ciudad de Querétaro cuyo domicilio era utilizado como vehículo para desarrollar las ‘Veladas Literarias’; en estas reuniones se reunían abogados, académicos, militares, burócratas y algunos comerciantes para discutir sus disgustos con el sistema de administración de la Nueva España, a partir de ello se consolidó “La conjuración de Querétaro”.


El 14 de septiembre de 1810, el Virrey se había percatado de que había caudillos movilizándose y discutiendo el aprovechar que España estaba bajo el dominio de José Bonaparte (Francia); Josefa Ortíz de Dominguez fue la encargada de avisar a los caudillos que habían sido descubiertos, - de ahí los tres golpes de tacón- la lucha que se pretendía que iniciara en octubre se adelantó a la madrugada del 16 de septiembre debido al avisto de la corregidora al alcaide Ignacio Pérez, encargado de llevar el mensaje a Miguel Hidalgo. 


post-image


Una vez descubiertos, los Domínguez permanecieron en la corregiduría hasta el 14 de diciembre de 1813, José Mariano de Benistaín fue el encargado de acusar a los Domínguez de conspiradores y privarlos de su libertad, recluidos respectivamente en los conventos de la Cruz y Santa Clara, donde permanecieron los primeros días del conflicto.


Debido a su condición de salud y con un embarazo de por medio, Josefa Ortiz de Domínguez fue trasladada al convento de Santa Catalina hasta 1817, fecha en el que el excorregidor pidió al Juan Luis de Apodaca que les liberan de su pena, pues su tiempo como caudillos había pasado y la salud les había cobrado cuentas.


Los Domínguez perecieron en la decadencia y de un sistema afectado por la rebelión civil; sin embargo, Miguel Domínguez fue uno de las piezas más importantes para que se consolidara el sistema del poder ejecutivo de la República Federal. Una vez consumado el movimiento de independencia, manifestó su inconformidad con la formación de un Imperio, es por eso que, en desconcordia con Agustín de Iturbide al inclinarse totalmente por el sistema Federal cimentado en la formación del poder Ejecutivo, rechazó cargos gubernamentales en Querétaro; sin embargo, para ella era más importante consolidar en una nación libre y soberana los ideales que habían iniciado toda la lucha. Josefa Ortíz de Domínguez murió el 2 de marzo de 1829, fue nombrada Benemérita del estado de Querétaro para el que sirvió gran parte de su vida.


post-image


Es evidente que su participación en la causa independentista fue más que crucial, de esta mujer se debe valorar la visión política y libertaria, la perseverancia y la valentía del actuar en una sociedad asfixiada en la supresión política, racial e ideológica; sin duda, un acto de honor invaluable es aquel que persigue el bienestar comunal, sin importar los medios o si se disputa la vida persiguiendo a los objetivos. Josefa Ortiz de Domínguez se convirtió en una verdadera convicción heroica de la dama que hizo posible que todo sucediera. 


***


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:

Personajes de la Independencia de México

4 etapas de la Independencia de México que debes conocer



Referencias: