La lluvia que tiñó de sangre las calles de Estocolmo

La lluvia que tiñó de sangre las calles de Estocolmo

Por: Christian JJD -


Sabemos que todas las expresiones artísticas tienen como principal fuente de inspiración la realidad y la imaginación; la mezcla de ambas da como resultado universos únicos que nos envuelven y nos transportan por senderos que disfrutamos leer, escuchar o contemplar. Libros, música, obras de teatro, danza, series o películas muestran cómo de un hecho verídico se pueden desprender nuevas y maravillosas historias. 

¿Son seguidores de la serie Game of Thrones? ¿Recuerdan el episodio de "La boda roja"? Pues esta anécdota fue creada a partir de una historia verídica que tuvo lugar en Estocolmo, durante el siglo XVI.





Desde 1397, Dinamarca, Suecia y Noruega estaban unidas bajo el mandato del mismo Monarca, a este vínculo se le conocía como la Unión de Kalmar, pero en 1448 Suecia logró separarse de ella, situación que no fue bien recibida por los posteriores Reyes de la Unión, cuyo objetivo era que Suecia se reintegrara a ella. 

Matanza de Estocolmo de 1520

En 1517, Cristian II, Rey de Noruega y Dinamarca, comenzó con los intentos para adherir nuevamente al país sueco; sin embargo, fue hasta 1520 cuando logró romper la dura resistencia del aspirante a la Corona sueca, Sten Svantesson (quien murió a comienzos de febrero a causa de las heridas de combate).

 La coronación del Rey danés se llevó a cabo el domingo 4 de noviembre en la Catedral de San Nicolás (Storkyrka). Amigos y enemigos estuvieron presentes, estos últimos esperaban la gracia y consideración del nuevo soberano, quien había prometido perdón y amnistía.
Así comenzaron  las celebraciones en el castillo real, las cuales duraron tres días y a las que no sólo estaban invitadas las principales autoridades eclesiásticas y seculares, sino también alcaldes y regidores.

El 
miércoles 7 de noviembre se llevó a cabo otro banquete en el palacio de Estocolmo, que era parte de los eventos de reconciliación que ponía fin a las luchas pasadas, pero nadie esperaba lo que iba a ocurrir: las puertas del palacio se cerraron al medio día; los invitados seguían entrando pero nadie tenía permitido salir y una de las mayores ejecuciones en masa de la historia de Europa estaba por comenzar.

Baño de sangre en Estocolmo, Suecia 1520

Al caer la madrugada del 8 de noviembre, los capitanes daneses: Claus Bille y Severin Norby, llegaron a la fiesta, pero no asistían a disfrutar del convivio, los acompañaban muchos hombres armados, quienes encadenaron a todos los presentes (varones y mujeres) para ser llevados en calidad de prisioneros a la torre del palacio sin importar el rango social al que pertenecían.
 
El destino de aquellas personas ya estaba decidido, sólo faltaba una “legitimación jurídica” que, a base de injurias y triquiñuelas, le diera un sentido de validez y justicia a los actos que se llevaban a cabo.

 La mañana del 9 de noviembre, Didrik Slagheck, secretario del Rey, ordenó que comenzaran las ejecuciones sin permitir confesión. El cargo que se les imputó a los prisioneros fue herejía;  alrededor de 100 personas (entre miembros de la iglesia, de la corte y nobles) fueron llevados al cadalso. La sentencia se basaba en decir que quien estuviera en contra del Rey de Dinamarca era un blasfemo, pues éste era un enviado de Dios a la Tierra.

Baño de sangre en Estocolmo, Suecia 1520

Las ejecuciones comenzaron al mediodía cerca del castillo, donde los soldados habían formado un círculo; algunos obispos, cuatro miembros del consejo y otros 10 ó 15 nobles fueron los primeros en ser masacrados. Dentro del mismo círculo pero en otro lugar, fueron ahorcados tres alcaldes y 14 regidores de Estocolmo; un tercer gran montón de cadáveres lo formaban los cuerpos de ciudadanos decapitados. 

El día siguiente continuaron las ejecuciones.  Una lluvia torrencial cayó durante esos días sobre la ciudad de Estocolmo, llenando las calles de una mezcla de sangre y suciedad.
No existe un número preciso de las víctimas del Monarca, pues entre los muertos habían muchos criados y población en general.

 Cristian “El tirano” fue como se le conoció al Rey de la Unión de Kalmar durante su corto mandato, pues en 1523 el hijo de uno de los nobles decapitados, Gustav Vasa, fue electo Rey después de su victoria en la guerra de liberación de Suecia.



**
La Historia está llena de oscuros secretos, de detalles ocultos que poco salen a la luz, como aquella de Sexo, asesinato y ritos lésbicos en la historia de un convento del siglo XIX.




Bibliografía

Demandt, A. (1990). Große Prozesse in der Geschichte. München: Beck’sche Reihe.

Mogensen, C. L. (04 de 07 de 2012). http://danmarkshistorien.dk. Obtenido de http://danmarkshistorien.dk/leksikon-og-kilder/vis/materiale/christian-2-1481-1559/

 


Referencias: