La historia del ilegal mexicano que se convirtió en héroe de guerra
Historia

La historia del ilegal mexicano que se convirtió en héroe de guerra

Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

21 de mayo, 2017

Historia La historia del ilegal mexicano que se convirtió en héroe de guerra
Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

21 de mayo, 2017



Denver, Colorado, Estados Unidos, 1917

Un grupo de funcionarios federales detuvo a un grupo de jóvenes trabajadores que laboraban en los campos de remolacha. Su intención era revisar que sus papeles estuvieran en orden y fueran legales. Todos lucían nerviosos, en especial el único de piel morena entre ellos.

Cuando la preguntaron por su nombre, se percataron que el joven no hablaba inglés. Tenía aspecto mexicano, lo cual confirmaron cuando por fin respondió: “Marcelino Serna”. Los funcionarios le dijeron que sin papeles no podía trabajar en los Estados Unidos. Marcelino tenía preparada una estrategia a cambio: les dijo que, si les parecía bien, podía ganarse un lugar en aquel país sirviendo para el Ejército de los Estados Unidos en la Gran Guerra que se desarrollaba en Europa. Se ofreció como voluntario para participar en el conflicto armado.

marcelino serna ejercito

Los funcionarios, sabiendo sobre lo cruel de la batalla y las bajas que se estaban presentando, consideraron su propuesta y lo llevaron a un campo de reclutamiento militar. Tan sólo unas breves semanas de entrenamiento le bastaron a Serna para ser trasladado a territorio europeo. A Liverpool, Inglaterra, específicamente. De ahí, su unidad fue llevada a Francia para participar con éxito en la llamada Ofensiva de Meuse-Argonne.

Marcelino Serna combatió con valentía y entrega. Nunca se echó hacia atrás cuando su unidad tenia que atacar y su manejo con las armas era el de un maestro, como si llevara curtiéndose en los campos de batalla desde hacía varios años.

 -

Chihuahua, México, 1916

Las oportunidades laborales en México eran escasas para sus habitantes. Marcelino Serna, nacido el 26 de abril de 1896 en Chihuahua, llevaba varios meses en búsqueda de un empleo mejor pagado sin demasiado éxito. Varios de sus amigos ya habían salido de Chihuahua hacia los Estados Unidos, cruzando el Río Bravo, para buscar un mejor medio de subsistencia. Su desesperación llegó a tal grado que decidió hacer lo mismo cuando contaba con 20 años de edad y sin tener dominio alguno del idioma inglés. Armó una maleta, reunió el escaso dinero que tenía y se lanzó hacia el país del norte.

marcelino serna chihuahua

Logró cruzar la frontera y en los siguientes meses, Marcelino se estableció en El Paso, Texas, como ayudante de mantenimiento. Cualquier cosa era mejor que la miseria que se vivía en su natal Chihuahua. Su suerte cambió cuando le ofrecieron trabajar como peón en un campo de remolacha en Denver, Colorado. Iba a ganar más dinero y se trataba de un trabajo ideal para un hombre de su edad y condición física.

-

Europa, 1917

Las batallas era sangrientas y los cuerpos de los soldados, incontables. Los generales del escuadrón al que Marcelino Serna pertenecía se percataron de que el valeroso muchacho no era estadounidense y le plantearon la opción de irse para salvar su vida en México. Sin embargo, Serna, por primera vez en la vida, había encontrado algo por lo cual pelear, literalmente. Algo que lo hacía sentirse útil.  Además tenía varios amigos entre los soldados y se sentía bien compenetrado entre ellos. Su respuesta fue negativa: le gustaría quedarse en la batalla.

marcelino serna destacada

Sus superiores se sintieron honrados con la respuesta del joven mexicano, además había demostrado ser uno de los mejores elementos desde que se había unido a los combates. Para ellos, era mejor que siguiera en las filas. Varias veces demostró su valor como soldado. Por ejemplo, años más tarde, cuando las hostilidades culminaron y Serna ya se había establecido en Estados Unidos como ciudadano de ese país, contó a un reportero de El Paso Times lo ocurrido cuando él y otros compañeros fueron alcanzados por un ametrallador alemán:

«Saltaba y corría diez yardas, luego me tiraba pecho por tierra; seguí así hasta que llegué al costado izquierdo del enemigo; dos veces recibí un balazo en el casco durante mi recorrido. Al acercarme, lancé cuatro granadas hacia su posición, ocho enemigos salieron con las manos en alto y otros seis habían muerto en el ataque. Detuve a los prisioneros hasta que recibí apoyo de nuestras tropas».

marcelino serna guerra

En otro enfrentamiento, hirió a un francotirador y lo siguió hasta su campamento. Al llegar, lanzó ráfagas y granadas contra el sitio. Rindiéndose, salieron 26 soldados enemigos con semblante abatido al saberse derrotados.  Serna los llevó hasta su campamento sin ayuda alguna. Cuando llegó, sus compañeros querían ejecutar a los 26 capturados, a lo que el soldado mexicano se opuso por completo, dando una gran muestra de compasión.

-

Reconocimientos

Su excelente desempeño en la guerra le valió a Serna el derecho a quedarse a radicar en los Estados Unidos, en la ciudad de El Paso, Texas. En 1924 obtuvo la ciudadanía norteamericana. Falleció el 29 de febrero de 1992 y fue sepultado con honores militares.

marcelino serna id

Su acción en los campos de batalla fue reconocida con dos “Croix de Guerre” francesas, la “Croce al merito di guerra italiana”, la “Médaille militaire” francesa, la “Medalla conmemorativa” francesa, la “Medalla de la Victoria” con cinco estrellas de la I Guerra Mundial, la “Medalla de la Victoria” con tres barras de campaña, la “Medalla de St. Mihiel”, la “Medalla de Verdún” y dos “Corazones Púrpuras” de las Fuerzas Armadas. Es considerado el soldado más laureado de Texas. Nada mal para un chico que cruzó el Río Bravo con la única intención de obtener el sustento necesario para vivir en mejores condiciones.

marcelino serna tumba

-

Contempla algunas de las fotos inéditas de la Primera Guerra Mundial y conoce la importancia y los efectos de la propaganda en este conflicto armado. 


*
Referencias

El Paso Times
Gizmodo




Referencias: