Mitos absurdos que se creían sobre el aborto en la antigüedad

Sábado, 4 de agosto de 2018 11:50

|Beatriz Esquivel
mitos del aborto en la antigüedad

Beber mercurio y otros metales, utilizar amuletos o dar saltos y sacudidas: estas son algunas ideas del pasado sobre el aborto y su práctica.


El aborto es uno de los temas que en la actualidad más discusión y controversia provoca. Abordado desde distintas perspectivas, como la médica, la religiosa, científica o moral. A pesar de la polémica, se trata de una práctica común que nos acompañará por el resto de la historia de la humanidad esté penada o no, y que como muchas otras cuestiones también ha estado sujeta a mitos y creencias bastante absurdas.


La realidad es que algunas de las técnicas que se solían usar para abortar aunque sí eran efectivas y cumplían el cometido, la mayoría de las veces resultaban nocivas para la salud de las mujeres. En algunos casos las dejaban completamente estériles y en otros simplemente involucraban actividades que podían resultar dolorosas. Sin duda alguna ponen en tela de juicio nuestros criterios y también evidencian cuán limitados nos encontrábamos tanto por el conocimiento médico y el avance de la tecnología:


-

Beber mercurio caliente


Se dice que en China, entre los años 515 y 500 a. C., las mujeres tomaban mercurio con el estómago vacío para provocar un aborto. Por supuesto que resultaba efectivo, pero como muchos otros métodos de la época, comúnmente resultaba en la muerte de las mujeres.


mitos del aborto en la antigüedad 1


-

Beber plomo y otros metales


Esta era una creencia que se repite en varios lugares del globo, tanto en Grecia como Inglaterra. Básicamente la idea era que las mujeres debían beber del agua que los herreros usaban para enfriar los objetos que fabricaban. Al hacerlo ingerían distintos metales que no sólo podían provocar un aborto, también podía causarles daño directamente en su salud reproductiva hasta dejarlas estériles.


mitos del aborto en la antigüedad 2


-

Golpes, sacudidas y saltos


Así como lo lees, consistía en que el hombre debía sacudir y golpear fuertemente a la mujer para provocar el aborto, de hecho presuntamente Hipócrates propuso en un texto un salto que debía repetirse hasta que el embrión se soltara y cayera. El salto involucraba que los pies de la mujer tocaran sus glúteos para que tuviera el efecto deseado, sin embargo, tiempo más tarde descubrimos que este tipo de actividad difícilmente podía provocar un aborto. A pesar de ello, lo que sí es cierto es que golpes fuertes directos al abdomen de la mujer sí pueden provocarlo.


mitos del aborto en la antigüedad 3


-

El crecimiento de los embriones


Como se ha visto, los griegos tenían cierta idea de cómo funcionaba el embarazo en la anatomía humana. En ese sentido tenían varias conclusiones sobre el desarrollo de los embriones: Aristóteles creía que los embriones femeninos se desarrollaban de manera más lenta que los masculinos, pero que aprovechaban el tiempo que "habían perdido" después del nacimiento ya que las niñas se desarrollaban mucho más rápido que los niños. Al parecer había llegado a estas conclusiones examinando los fetos de algunos abortos.


mitos del aborto en la antigüedad 4


-

Las leyes se pensaron para proteger a los fetos


Contrario a la creencia popular —y más reciente— en muchos casos, las leyes que se impusieron alrededor del tema del aborto en realidad tenían como objetivo proteger la vida de las mujeres y no la de los fetos, puesto que como ya hemos visto, los métodos abortivos podían ser peligrosos para ellas.


mitos del aborto en la antigüedad 5


-

El aborto es inmoral


En la Antigüedad el aborto no era considerado inmoral, ya que se creía que la vida comenzaba al nacer, no en el momento de la concepción. Incluso Santo Tomás de Aquino menciona que las almas eran creadas por Dios y que el alma no entraba en el cuerpo, sino hasta el primer respiro.


mitos del aborto en la antigüedad 6


-

Utilizar amuletos


Las gemas o amuletos de todo tipo han sido característicos en prácticamente todas las sociedades y culturas de la historia. Por lo que otorgarle propiedades mágicas, casi milagrosas a un objeto común y corriente no suena nada descabellado; de hecho, existe una obra, Facetiae (1470) de Poggio Bracciolini en la que se incluye una narración en la que un monje y una abadesa tienen relaciones. Como ella tiene miedo de quedar embarazada, él le da un collar con un papel doblado en su interior con un hechizo que no permitirá que conciba. Por supuesto que el hechizo y el collar no funcionaron.


mitos del aborto en la antigüedad 7


-

Era una ocurrencia común


Si bien no era del todo penado, era peligroso intentar un aborto voluntario, por lo que en muchas ocasiones simplemente era mucho más sencillo ocultar el embarazo, ya fuera utilizando ciertos corsettes, vestidos y prendas que disimularan el abultamiento. Asimismo, las mujeres podían empezar a fingir malestares que explicaran el porqué de sus cuerpos hasta el día del nacimiento, en el cual bajo el secreto de alguna partera daban a luz antes de que ésta o alguna nodriza se encargara del bebé por su cuenta. Posteriormente, ayudadas de la misma ropa, simulaban el bulto hasta que progresivamente se deshacían de estas capas.


mitos del aborto en la antigüedad 8


-

Los santos realizaban abortos


Esta creencia viene de Irlanda —uno de los países que hasta hace poco reconsideró sus leyes con respecto a la legalidad del aborto—, en la que se dice que el Santo Canicie, así como la Santa Brígida de Kildare eran los principales santos que le concedían abortos a las mujeres, ya fueran monjas o civiles como tal, al tiempo que restauraban su honor.


mitos del aborto en la antigüedad 9


-

Practicar equitación


Aparentemente el famoso médico Galeno, entre sus diversos estudios recomendaba baños calientes, practicar equitación, levantar objetos muy pesados y ejercicio vigoroso para abortar. Así como los saltos y golpes, sabemos que alguna de estas actividades de ser muy fuertes pueden tener efecto, sin embargo, hoy sabemos que es difícil que cabalgar provoque un aborto.


mitos del aborto en la antigüedad 10



*

También te puede interesar:


7 métodos de tortura para las mujeres utilizados a lo largo de la historia

Alquimia sexual: secretos de la eyaculación según la filosofía de la Edad Media


Beatriz Esquivel

Beatriz Esquivel


Articulista
  COMENTARIOS