Mujeres fuertes que decidieron sobresalir en un mundo de hombres
Historia

Mujeres fuertes que decidieron sobresalir en un mundo de hombres

Avatar of Samuel Garcia

Por: Samuel Garcia

25 de febrero, 2016

Historia Mujeres fuertes que decidieron sobresalir en un mundo de hombres
Avatar of Samuel Garcia

Por: Samuel Garcia

25 de febrero, 2016



Hasta hace poco más un siglo, la mujer era considerada como un objeto en casi todo el mundo. La época en la que las mujeres pudieran trabajar, gobernar e incluso opinar, aún no llegaba y esto se reflejaba en una discriminación socialmente aceptable.

Muchas de ellas se vieron reprimidas por el sistema machista y se limitaron a tener y educar hijos. Sin embargo, a finales del siglo XIX comenzaron las distintas revoluciones sociales sobre los derechos de la mujer. De éstas, las más famosas son quizá los movimientos sufragistas que se vivieron en Inglaterra y Estados Unidos, en los que madres y trabajadoras lucharon, literalmente, por su derecho al voto.

En cambio, algunas otras mujeres decidieron refugiarse en la literatura, las ciencias y el estudio para hacerle frente al sistema establecido por medio del intelecto (incluso antes de que se dieran estos movimientos sociales), con la esperanza de que algún día pudieran hacerlo sin ser juzgadas.

mujeres fuertes

A lo largo de la historia nos encontramos con una larga lista de mujeres que "nadaron contra corriente" y se destacaron por sus habilidades y conocimientos, logrando enormes cambios hasta ocupar puestos importantes que tradicionalmente les "pertenecían" a los hombres.

Durante el siglo XVIII, Mary Wollstonecraft, de Inglaterra, y Olympe de Gouges, de Francia, fueron dos de las precursoras de la filosofía feminista. Ambas escritoras dedicaron gran parte de su obra a la defensa de la igualdad. Por una parte, Wollstonecraft lo hizo con su libro Vindicación de los derechos de la mujer, mientras que Gouges publicó su Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana.

ada lovelace

Años más tarde surgieron dos de las mujeres más importantes para el campo de la medicina y la programación. Durante el siglo XIX, la enfermera, escritora y estadística británica, Florence Nighingale, fue la primera en ser admitida por la Royal Statistical Society británica, además de fungir como pionera de la enfermería moderna. 

Asimismo, en esa misma época, Ada Lovelace,  fue reconocida por ser una gran matemática y escritora británica. Su trabajo sobre la Máquina analítica de Charles Babbage incluye el desarrollo del primer algoritmo en ser procesado por una máquina, lo cual le otorga el título de ser la primera programadora de ordenadores.

Posteriormente, a la llegada de los primeros movimientos sociales que buscaban reconocer los derechos de la mujer, se comenzaron a abrir centros para fomentar la educación universitaria femenil. Uno de los más importantes fue la Residencia de Señoritas, ubicado en Madrid.

mujeres fuertes

Dicha institución utilizó un hotel arrendado que había dejado vacante la Residencia de Estudiantes para hombres. Con treinta alumnas inscritas, el centro comenzó sus actividades donde ofrecían clases de distinta índole.
Durante el poco tiempo que se mantuvo abierto (1915-1936), la residencia tuvo entre sus alumnas a Victoria Kent (primera mujer en intervenir ante un consejo de guerra en España), Matilde Huici (reconocida abogada) y a la exitosa pintora Delhy Tejero, entre otras.

Su área docente estuvo conformada por mujeres como Maruja Mallo, pintora surrealista; María Goyri, primera estudiante oficial de Filosofía y Letras de la Universidad Española; María Zambrano, premio Príncipe de Asturias y Premio Cervantes; Gabriela Mistral, primera iberoamericana premiada con el Nobel; María Montessori, primera mujer italiana que se graduó como doctora en medicina, e incluso Marie Curie, la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades: física y química, durante su estancia en Madrid.

Ángela Acuña

Mientras tanto, fuera de España, la filósofa francesa Simone de
Beauvoir publicaba obras, como El segundo sexo, la cual se considera como pieza fundamental del feminismo. De la misma forma, en América, Ángela Acuña Braun se consolidaba como la primera abogada de centroamérica. Luego de viajar a Inglaterra y presenciar el movimiento sufragista, Acuña Braun  se inscribió como única mujer en el Liceo de Costa Rica y se graduó con honores.

Desafortunadamente, las mujeres aún no gozan de los mismos derechos que los hombres en varios lugares del mundo, específicamente en países como Iraq, India, Somalia o Pakistán, donde son violentadas, perseguidas y silenciadas; aunque también es cierto que cada vez más se abren nuevas oportunidades.

mujeres fuertes

Un ejemplo actual de esto es Benazir Bhutto, quien luego de haber estudiado en la Universidad de Harvard y la Universidad de Oxford, y haber sido perseguida y encarcelada en numerosas ocasiones, llegó a convertirse en Primera Ministra de Pakistán. Sin embargo, su asesinato en 2007 indica que aún existe un largo camino por recorrer en asunto de derechos humanos.

Referencias: