El origen de los nombres de las colonias de la Ciudad de México

El origen de los nombres de las colonias de la Ciudad de México

Por: Beatriz Esquivel -

Entre los millones de personas que habitan, trabajan o estudian en la CDMX, ¿cuántas sabrán los orígenes de los nombres de las colonias que conforman la ciudad?

Es común que cuando se trata de algunos de los estados de México o las ciudades más importantes del país encontramos que sus nombres se han derivado de malas pronunciaciones de los nombres en náhuatl; tal es el caso de Cuernavaca, por ejemplo, que en su origen se llamaba Cuauhnahuac, náhuatl para lugar rodeado de árboles. 

Pero… ¿cuáles serán los significados y orígenes de otras colonias en la Ciudad de México como la Roma o la Álamos?   

Para resolverlo, un usuario en Twitter, @OsvaldoAGS, se encargó de rastrear los orígenes de algunas de las colonias más populares en la CDMX y crear un hilo que ilustrara a todos los tuiteros, él incluyó las siguientes:

Polanco

Esta colonia, en ocasiones relacionada con la riqueza, los grandes centros comerciales como Antara y ahora como un sitio propicio para “los godínez”. El origen de su nombre proviene de un río que antes corría en lo que actualmente es Av. Campos Elíseos, a su vez, dicho río fue nombrado en honor a Juan Alfonso de Polanco, un jesuita que trabajó para Ignacio de Loyola. 

Condesa 

Definida como el destino propicio para millennials, hipsters y los extranjeros, esta colonia adquiere su nombre a partir de la dueña de la Hacienda que antes la conformaba, en específico se trataba de la Hacienda de Santa María del Arenal cuya dueña era la Condesa de Miravalle, descendiente de Moctezuma Xocoyotzin. 

Roma

Cuando la Roma se fundó, en su cercanía se encontraba el pueblo de La Romita, antes llamada Aztacalco, por lo que la zona recibía el nombre de los Potreros de la Romita, estos potreros eran famosos puesto que pertenecían al Circo Orín cuyas giras ahora nombran las calles de la Roma. Es decir, los lugares corresponden a aquellos sitios de la República donde fueron recibidos con muchos aplausos. Con el tiempo, la colonia comenzó a llamarse como tal como Roma. 

Doctores

Los nombres de las calles de la colonia Hidalgo comenzaron a llevar los nombres de médicos ilustres, además de que en la zona se construyeron el Hospital General y el Centro Médico, después, el vulgo hizo lo propio e hizo de esta colonia la Doctores en honor a todos los nombres que sus calles tienen. 

Del Valle 

En este caso involucra a tres colonias, la Del Valle Norte, Centro y Sur. Su origen se remonta a los tiempos en los que al interior de la ciudad aún habían huertos y campos de cultivo. En esta zona en específico se cultivó alfalfa y algunos árboles frutales, por lo que algunas de sus calles corresponden a estos cultivos. 

Ciudad de los deportes 

Aunque en esta colonia actualmente sólo se encuentran la Plaza de Toros y el Estadio Azul, en la planeación original de esta zona en realidad se contempló que existieran otros estadios deportivos, como canchas de basquetbol, una alberca olímpica y hasta estadios de futbol y voleibol, sin embargo, los recortes y las malas finanzas en general dejaron a esta zona con tan sólo dos recintos deportivos. 

  Relacionadola-colonia-de-la-ciudad-de-mexico-que-aun-utiliza-el-nahuatlhistoriaLa colonia de la Ciudad de México que aún se comunica en náhuatl

Guadalupe Inn

Así como otras colonias, su origen proviene de la Hacienda de Guadalupe Chimalistac, de ahí el “Guadalupe”, el “Inn” lo obtendría después de que en 1906 se abriera el restaurante San Ángel Inn.

 

La Lagunilla 

Próximo a Tepito y uno de los barrios más emblemáticos de la Ciudad de México en el que se puede comprar absolutamente todo. Anteriormente en este sitio, como su nombre lo indica, también llegaba el lago de Texcoco y que conectaba con Tlatelolco, haciendo de esta laguna un hervidero de actividad comercial, su nombre lo adquirió precisamente durante la época colonial. 

Te podría interesar: 

No es Roma ni la Condesa... estas son las colonias que están de moda en 2020 

Palabras mexicanas que hoy tenemos gracias a la ignorancia de la Conquista

Referencias: