El chamán más poderoso de nuestro país fue una mujer: descubre la historia de ‘Pachita’

La historia de “Pachita”, considerada la gran chamana de México, es uno de los misterios que más público ha atraído desde el ámbito científico hasta el paranormal. ¿Ya la conoces?

Alejandro Vizzuett

Foto de Pachita, la chamana mexicana

Una figura muy arraigada en la cultura mexicana es la de los chamanes, seres que eran considerados como semidioses porque tenían la facultad de conectarse con el mundo espiritual y podían curar a la gente a través de los dones de la naturaleza.

Y aunque estas “eminencias” han ido desapareciendo a lo largo de los años, hay varios que lograron pasar a la historia por haber mostrado enormes habilidades en sus artes, como “Pachita”, considerada por muchos como la chamana más poderosa de nuestro país. Conoce su historia y su importancia en muchos de los círculos sociales.

Los orígenes de “Pachita”, la gran chamana de México

La historia de “Pachita” se remonta al mismísimo comienzo del siglo XX, en un poblado de Chihuahua conocido como Parral. Esta mujer llegó al mundo en el año 1900, bajo el nombre de Bárbara Guerrero, pero a muy temprana edad fue abandonada por sus padres por razones desconocidas, de acuerdo con lo que el escritor Jacobo Grinberg contó de ella en su libro “Los Chamanes de México: Pachita”.

La pequeña logró sobrevivir gracias a un hombre afrodescendiente llamado Charles, quien no sólo la crió, le dio cobijo, comida y calzado, sino que también le enseñó el arte de la curación a través de plantas y remedios caseros, y a comprender mejor el mundo mirando hacia las estrellas.

Ya de grande, “Pachita”, como la apodaron sus amigos y conocidos, se convirtió en guerrillera: en la época de la Revolución Mexicana decidió hacerse “adelita” para pelear al lado de Pancho Villa, después de lo cual buscó sobrevivir cantando canciones en transportes públicos, vendiendo boletos de lotería y siendo empleada de varios cabarets.

El comienzo de la popularidad de “Pachita”

Fue en los años 70 que la mujer se hizo de renombre entre la sociedad por sus habilidades de curandera, ya que decidió poner un consultorio en la mítica Casa de las Brujas, ubicada en la colonia Roma del entonces Distrito Federal, admitiendo a gente de cualquier clase social que le pidiera apoyo.

Los métodos de “Pachita” eran poco ortodoxos: solía abrir a la mayoría de sus pacientes con un cucho de monte para extirpar con cuidado el órgano que tenían lastimado y, así, reemplazarlo con un nuevo que ella misma creaba a raíz del original, aunque nadie sabía decir realmente cómo hacía sus proezas.

Y aunque no hay pruebas reales al respecto, muchos de sus visitantes aseguraron que la herida generada con su navaja quedaba curada al final de la “operación” simplemente con el toque de su mano, sin dejar cicatriz alguna.

También se dijo que “Pachita” podía realizar transfusiones de sangre, ya que podía hacer que de su boca manara sangre que era compatible con la de cualquiera de sus enfermos, y hay quienes afirmaron que, de igual forma, la mujer tenía la facultad de reemplazar una columna vertebral en cuestión de minutos.

El “secreto” detrás de las habilidades de “Pachita”

Cuando sostuvo una conversación con el científico mexicano Jacobo Grinberg, “Pachita” le dijo que todas sus proezas se las debía al espíritu del tlatoani Cuauhtémoc, al que solía llamar “hermanito”, ya que afirmó que él la poseía para realizar a través de su cuerpo todas las curaciones.

Sin embargo, Grinberg no estaba de acuerdo del todo con la creencia de la mujer, y contó en su investigación que posiblemente “Pachita” lograba alcanzar un nivel bastante alto en sus meditaciones y oraciones que le permitía abrir su mente a todo tipo de conocimientos que le ayudaban a actuar con precisión en el área de la salud.

Según Grinberg, la chamana tenía la facultad de alcanzar un estado de conciencia pleno, y por lo mismo podía quebrantar la ilusión de ser un ente individual para poder controlar todo lo que la gente a su alrededor percibía como realidad para, así, poder realizar sus labores de sanación con más calma de la que mostraba en sus sesiones.

El especialista también detalló en su libro que pensaba que “Pachita” tenía un control innato sobre su campo neuronal, lo que le permitía no solo transformar y modificar el suyo propio sino, también, el de la gente a su alrededor, algo que le ayudaba a materializar órganos, tejidos y objetos a voluntad sin necesidad de esforzarse demasiado, al igual que de dar diagnósticos con una precisión demasiado alta.

Lo que sí es una realidad es que “Pachita” fue reconocida por cientos de personas de muchas partes del mundo, tanto gente común como celebridades, entre ellas el escritor Alejandro Jodorowsky, algunos políticos de nuestro país y hasta uno que otro presidente, aunque ninguno de ellos se atrevió a confirmarlo abiertamente.

¿Qué te parece la historia de “Pachita”, la chamana más poderosa de México? ¿Ya la conocías? Compártenos tus comentarios a través de nuestros canales digitales.

Qué es una mujer transexual?

FacebookTweetLinkedIn
Cora Bravo

Te doy 4 tips para ligar cuando tienes ansiedad social

Tener ansiedad es difícil y mucho más cuando quieres ligar, así que lee esta guía si lo que quieres hacer es encontrar el amor o, también se vale, hacer nuevos amigues.
Daniela Bosch

Visité el Museo del Futuro y la experiencia sí sobrepasa la realidad

El Museo del Futuro (MUFO) es el mejor plan para disfrutar con los amigos, además de que podrás tomarte fotos increíbles pal' insta
Nayeli Parraga

Activista celebra ‘La Sirenita’, pero la acusa de borrar deliberadamente el tema de la esclavitud

'La Sirenita' pasó por alto los horrores que padecieron los caribeños a pesar de ambientar deliberadamente la historia en aquella época y lugar.
Isabel Cara

¿Qué puedes tomar en una fiesta si estás a dieta?

¿Estás a dieta pero te invitaron a una fiesta? No te frustres porque no puedes ir; si caes en la tentación, te decimos qué debes tomar si no quieres romper tanto la dieta.
CC