Menstruación, toloache y otras pociones de amor que se utilizaban en la Antigüedad

Martes, 4 de septiembre de 2018 16:06

|Beatriz Esquivel
toloache y pociones de amor de la antiguedad para enamorar

El toloache, el sudor, la sangre y otros ingredientes han sido utilizados desde la Antigüedad hasta nuestros días para conseguir enamorar a alguien.


En la época prehispánica el uso del toloatzin —que significa cabeza caída—, mejor conocido como toloache, era una planta idónea para la elaboración de brebajes y pociones de amor, así como curaciones y otros rituales dadas las alucinaciones que provoca, a pesar de su alta toxicidad y peligro a la hora de consumirse. 


El uso del toloache perdura hasta nuestros días precisamente como una hierba para enamorar, así como en rituales de iniciación de pueblos indios del norte de México y el sur de Estados Unidos, como los wixárikas o seris y otros grupos indigenas de Arizona o los cahuillas —de California—. Para los seris, el toloache es una planta primigenia y puede usarse para manipular el clima o curar dolencias; mientras que para los huicholes, existe toda una cosmología al respecto, en la cual el toloache se enfrenta en una lucha mitológica contra el peyote —kieri y jíkuri, respectivamente—.


toloache y pociones de amor de la antiguedad para enamorar 1


Así como esta planta, también hay otros ingredientes y brebajes populares para conseguir el amor de esa persona, como el agua de calzón, que más que una preparación —aunque una búsqueda rápida te dirá todo lo que necesitas saber— se ha convertido más en una expresión de nuestro lenguaje para señalar que alguien está muy enamorado de otra persona. 


Otras preparaciones “mágicas” incluyen el uso de fluidos corporales, como la menstruación o el sudor. Del mismo modo, esta práctica se ha relacionado con las mujeres, ya que históricamente han estado más en contacto con las hierbas y otro tipo de remedios medicinales, al grado que tenemos la figura de la bruja a partir del uso de la herbolaria —aunque no hay que descartar que cuando se trata de la figura del chamán, se relaciona estrictamente con los hombres—. 


toloache y pociones de amor de la antiguedad para enamorar 2


A pesar de que las mujeres fueran las encargadas de preparar los brebajes, eso no significa que fueran inmunes a este tipo de pociones o rituales, por ejemplo en el Grimorium Verum de 1817 se dice que para hacer que una mujer bailara desnuda hasta su muerte, se debe escribir el nombre de Frutimiere —un demonio— en una roca y colocarla en el umbral de una puerta que ella pasara. Así cuando cruce esa puerta ella se desnudará y comenzará a bailar. O bien, para deshacerse de un amor no correspondido, según el The Egyptian Secrets of Albertus Magnus de 1725, hay que sudar en unos zapatos y después beber cerveza o vino del zapato derecho. 


toloache y pociones de amor de la antiguedad para enamorar 3


Todo este tipo de rituales provienen desde tiempos antiguos, en Egipto se podían dar preparaciones a las esposas para que estas siguieran enamoradas y cumplieran sus deberes, y aún es posible encontrar este tipo de brebajes o amarres. Sin embargo, más allá de lo desagradables que pueden ser los ritos o su funcionalidad, la realidad es que hay toda una dimensión ética al respecto. Sí, puede parecerte ridículo, pero lo cierto es que se trata de la imposición de los sentimientos de una persona sobre la otra y de riesgos sanitarios en cuanto se involucran fluidos corporales o de hierbas tóxicas como el toloache. 


*

También te puede interesar:


Alquimia sexual: secretos de la eyaculación según la filosofía de la Edad Media

7 extrañas ideas sobre el placer femenino que se creían en el pasado


Beatriz Esquivel

Beatriz Esquivel


Articulista
  COMENTARIOS