Letras

Pasa que encuentras a una chica que pone todos tus semáforos en ámbar

Letras Pasa que encuentras a una chica que pone todos tus semáforos en ámbar



El amor es inesperado, cuando lo encontramos parece como si nuestra realidad colapsara, de la misma manera en la que colapsa al mirar a esa persona especial a los ojos:



'Ámbar'


Pasa que encuentras a una chica

que pone todos tus semáforos en ámbar

porque no deja verle más allá de la sonrisa.


Descansa entre las letras

de todos los libros que devora,

como si de eso se tratara la vida,

es un personaje de todas sus historias

una mujer que guarda sus secretos en el fondo

y es que a veces me parece mar

tan perfecta y en calma.


poemas de amor


La escuché decir que duerme

con la almohada sobre la cabeza,

para olvidarse de todo

y apropiarse de más.


Si pudiera le daría mi tiempo

para que nunca faltara,

siempre va contra el reloj

y resulta que el mío

se detiene cuando está conmigo.


He bajado la velocidad

porque me gusta verla caminar

despacio,

con las ilusiones cuidado

su paso,

con los rizos del cabello

acariciando su espalda,

con la inocencia

de quien nunca ha besado.


Pasa que conoces a una chica

y te rompe los esquemas,

y te baja el ego,

y te hace querer despertar en la madrugada

para verla dormir.


poemas-amor


Me intriga su corazón,

las decepciones y el primer amor,

las promesas rotas y el juramento eterno,

los abrazos y las despedidas,

las palabras que se han quedado

entre sus labios por tanta pena que lleva dentro.




Es increíble cómo sucede

el atardecer en sus mejillas todo el día,

es la más valiente del mundo

porque se enfrenta consigo misma,

le admiro la seguridad

con que vence al (su) mundo

y después alza la bandera

de conquista con forma de sonrisa.


Pasa que conoces a una chica

que te conoce lo doble

y aun así decide tomarte de la mano.


poemas amor



**


El amor no siempre es la mejor decisión que tomaremos en la vida, pues las malas elecciones hacen que aprendamos de nuestros errores y son parte del crecimiento personal, y aunque “quizá te arrepientas de haber amado tanto”, sabes que habrá valido la pena.



**

Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Cayetano González.




References: