7 consejos para ser un escritor más productivo
Letras

7 consejos para ser un escritor más productivo

Avatar of Pamela Muñoz

Por: Pamela Muñoz

22 de agosto, 2016

Letras 7 consejos para ser un escritor más productivo
Avatar of Pamela Muñoz

Por: Pamela Muñoz

22 de agosto, 2016


"Todos los escritores que conozco tienen problemas para escribir".

Joseph Heller



Cuando nos disponemos a escribir muchas veces nos encontramos con ciertas distracciones que entorpecen el flujo de las ideas o que no nos permiten traducir de  manera eficiente lo que tenemos en mente. A lo largo de la historia distintos escritores han hablado de las técnicas o hábitos para mejorar el proceso de su escritura, que van de las más sencillas como la de Wallace Stevens, quien escribía su poesía mientras salía a caminar, hasta técnicas un poco más complejas como la de Edgar Allan Poe o Jack Kerouac, quienes escribían en versos separados y al final juntaban los escritos para dar una especie de resultado sorpresa; o como Alejandro Dumas que por varias décadas separaba sus escritos por temas y colores, cada uno tenía su propio color: para temas de ficción usaba papel azul, para poesía usaba el amarillo y para artículos prefería el rosa.


Otro tema que es fundamental para el proceso de escritura es encontrar la atmósfera y la armonía adecuada del lugar donde se va a escribir; James Joyce escribía recostado sobre su cama apoyando su cuaderno sobre su abdomen (algo muy relajado), mientras que Virginia Woolf prefería algo más estricto y rutinario, se exigía cada mañana escribir por lo menos dos horas y media sobre un escritorio. El tiempo también es un punto importante, éste se puede volver una amenaza para cualquier escritor. Stephen King hace lo necesario para plasmar al menos 2 mil palabras al día. Otro caso un poco más exagerado fue el de Victor Hugo, quien para terminar "The Hunchback of Notre Dame" se propuso una fecha de entrega: febrero de 1831, lo cual lo llevo a comprar un botella de tinta y alejar todo su guardarropa para evitar salir de su casa, finalmente tras varios meses encerrando usando sólo un camisón gris terminó su novela.


Después de tomar algunos consejos y analizando todos los aspectos que se necesitan para generar el espacio y el tiempo adecuado para escribir de la mejor manera posible, aquí te dejamos una lista de siete consejos que te pueden ser muy útiles cuando de escribir se trate:



1) Encontrar las herramientas adecuadas


escritor más productivo


Medir el tiempo productivo puede ser una buena opción para mejorar el rendimiento, cambiando pequeños hábitos se puede mejorar la cantidad y calidad de tu escritura. Una herramienta que te puede servir para esto es RescueTime , una aplicación que trabaja mientras escribes, contando cuanto tiempo desperdicias en blogs o en sitios web, ademas de contar con una alarma que te alerta cuando estás demasiado tiempo en un mismo sitio. Otra aplicación que te puede ayudar es Grammarly, que cuenta las palabras que escribes; justo cuando sientas que ya no puedes escribir más, basta con echar un ojo a tu historial.



2) Encontrar tu mejor momento durante el día

cursos-escritores-online


Uno de los métodos más eficientes para lograr una buena dosis de escritura es saber en que momento te sientes más cómodo. A lo largo del día vamos cambiando nuestro estado de animo, algunos en las mañanas podemos ser más productivos que otros, mientras que algunos lo son más por las noches. Lo importante es saber cuando tu energía, concentración y motivación se juntan para que surja esa creatividad que te impulsará a escribir. Una buena opción podría ser registrar tu rendimiento durante un mes, anotar las horas en las que mejor fluye tu escritura y a partir de esto fijarte un horario. 



3) Tener un diario

Cursos para escritores


Tener un diario a la mano en el que todos los días puedas escribir cualquier cosa es un gran remedio para perder el miedo a escribir. Puede ser un sencillo hábito de autoconocimiento; escribir de manera personal las preocupaciones personales y profesionales puede ser de gran alivio para  quitarte un gran peso de encima, o incluso escribir tres cosas al día por las cuales estás agradecido. Escribir para uno mismo puede ser la mejor manera de facilitar la creatividad.


4) Alejarte de las distracciones

escritor más productivo


Alejarte de cualquier distracción puede ser un poco difícil, sobre todo cuando tienes que trabajar en la computadora y mantienes otras ventanas abiertas; es común dejar de escribir y ver quién nos ha escrito o revisar el timeline de alguna red social. Una recomendación para es que utilices una o dos horas para abrir otros sitios web o blogs que sólo te desconcentran. Está comprobado que una vez que tu mente se distrae de lo que estaba haciendo, le toma  20 minutos volver a enfocarse en lo que estabas haciendo.



5) Imponte deadlines

Encuentro-Escritores


Para muchos de nosotros no es tan fácil que nos impongan un tiempo de entrega obligado; sin embargo, cuando por alguna razón se nos esta dificultando escribir, establecernos un tiempo de entrega puede ser de gran ayuda y una manera de empezar a aprender a trabajar bajo presión.


6) Estructura el contenido

escritores


Cuando nos dispones a escribir muchas veces perdemos el sentido de estructura en el texto, pues es normal que las ideas no lleguen en orden. Planear una estructura puede ser la solución perfecta para tener una escritura fluida. Por ejemplo, tomarnos 30 minutos antes para plantear los pasos y el orden que le vamos a dar a las ideas es un buen consejo que podemos seguir.



7) Revisa constantemente los que escribes

escritor más productivo


Bloquearnos en el proceso creativo es muy común, ya sea que las ideas no vengan a la mente o simplemente nos sabemos como aterrizarlas en palabras. Un buen consejo puede ser revisar constantemente tu escrito, hacer un feedback durante el proceso, principalmente desde tres principales puntos:  estructura, contenido y gramática.



Estos consejos nos ayudarán a librar la dura afrenta que significa escribir, no es fácil, cierto, pero tampoco es una batalla perdida. 

Escritores como Truman Capote tenían más supersticiones que hábitos y costumbres para sus métodos de escritura, el maestro de la novela de suspenso prefería empezar o terminar sus obras los días viernes, ademas de tener una manía por el numero 13, pues cada vez que llegaba a alguna habitación o lugar que tuviera ese número, cambiaba de cuarto. Otro ejemplo de extrañas manías es el de Friedrich Schiller, anécdota contada por su cercano amigo Goethe, quien narró que en alguna ocasión estando en casa de Schiller le llegó un olor demasiado desagradable, el cual siguió y lo llevo al escritorio donde trabajaba su amigo, abrió el cajón y se encontró con varias manzanas podridas, después la misma esposa de Schiller confesó que era una de las rarezas que el escritor hacia para poder inspirarse. 

Sea cual sea el método que adoptes, el punto principal es que estés cómodo y relajado para dejar fluir las ideas. 


**
Si necesitas otras fuentes de inspiración, te recomendamos ver las Películas que demuestran lo miserable de ser escritor que puedes disfrutar con alguna de estas sencillas recetas



Referencias: