El depravado y sexual libro perdido de la Biblia
Letras

El depravado y sexual libro perdido de la Biblia

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

30 de julio, 2016

Letras El depravado y sexual libro perdido de la Biblia
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

30 de julio, 2016



Hombres, perdónenlo, porque no sabe lo que hace.
José Saramago, El evangelio según Jesucristo


Ocho palabras son suficientes para crear una catarsis en el lector. Las palabras de Saramago quedarán en la historia de la literatura como unas de las más controversiales, pues alterando ligeramente el producto logró que el resultado fuera una de las blasfemias más hermosas de la historia. Somos nosotros quienes debemos perdonar a Dios, pues su afán de buscar amor y lealtad son lo que causaron el sufrimiento eterno de la humanidad. Ocho palabras bastaron, ocho palabras que son ficticias, pero cuya existencia pone en juego todo lo que la Iglesia ha dado por hecho por más de 2 mil años.

La verdad eclesiástica es más que dudosa. Su increíble forma de alterar la historia es lo que ha permitido que hoy sea una de las principales cúpulas de poder a nivel mundial. Su arma, la Biblia, ese texto recopilado "por Dios" que realmente fue armado como un ornitorrinco o el monstruo del doctor Frankenstein entre los años 382 y 419. 

evangelio apocrifos caravaggio

Su concepción es tardía a los eventos que narra, y los hombres realmente se dedicaron a armar el libro. que consta de 46 libros individuales, los cuales supuestamente muestran la historia y reglas de la religión. Estos libros fueros elegidos entre muchos más que a pesar de contar con la misma importancia histórica y religiosa, fueron desechados por ser considerados erróneos ante la doctrina que buscaban establecer, son los llamados evangelios apócrifos.

Entre estos títulos hay algunos conocidos que supuestamente hablan de un lado mucho más humano de Jesus, algunos que muestran distintas formas de interpretar los textos y otras costumbres que reforzaban la unión de la gente con Dios. El Evangelio de Tomás, de María Magdalena e incluso el de Judas son algunos de los más populares, pero entre estos textos se cree que existió uno completamente distinto a los otros, y es que en lugar de mostrar la vida de Jesús, hablaba de los pasos para acercarse a la espiritualidad, pero alegando a técnicas sexuales que incluso hoy la Iglesia continúa desprestigiando. 

evangelio apocrifos eva

El Salmo de Eva es su nombre. Más un mito que una realidad, este texto es el más perverso y sexual de los libros sagrados, pues en él se aboga por que la gente mantenga relaciones sexuales con distintas personas, contrariando tajantemente la idea de que la mujer solamente debe tener relaciones para tener hijos y también que solamente debe copular con su esposo. 

Otro de los puntos alejados del conservadurismo tradicional de la Iglesia era que alentaba a las mujeres a tragar el semen de su pareja, así como a los hombres a eyacular fuera de la mujer como forma de método anticonceptivo. Estas características hacen de este salmo uno de los más trascendentales de la historia, pues sus opiniones bien podrían ser consideradas como algunas de las primeras que daba a la mujer poder sexual al no convertirlas únicamente en objetos dedicados al cuidado de hijos, sino seres capaces de disfrutar su sexualidad abiertamente. 



Si el texto es un mito, entonces ¿por qué se cree que sí existió? Eso es gracias a uno de los Padres de la Iglesia, llamado Epifanio de Salamina. Considerado uno de los más importantes defensores de la ortodoxia, sus textos y acciones ayudaron a edificar la religión católica en una época en la que se estructuraba definitivamente. Él mencionó este "abominable" texto en sus escritos, y aunque no hay registro físico de él, las palabras de Epifanio de Salamina tienen tal autoridad que nos obligan a pensar que realmente existió un texto milenario en el que el sexo oral era visto como una buena práctica religiosa. 

evangelio apocrifos

"Me paré sobre un monte alto y vi a un hombre alto, y otro de baja estatura, y oí un sonido de un trueno y fui más cerca con el fin de escuchar. Luego se dirigió a mí y dijo: Yo soy tú y tú eres yo, y donde estás no soy yo, y yo estoy sembrado en todas las cosas; y de dónde quieres, me recoges, pero cuando tú me recoges, luego te recoges tú mismo".

Esa es una de las pocas palabras que Epifanio rescató del texto perdido, el cual, al parecer, era demasiado interpretativo. Eso convierte al Salmo de Eva en una obra dudosa, pues a pesar de que son las palabras de un hombre importante, la interpretación siempre puede ser incierta. Lo que sí es claro es que el texto de Eva nunca tuvo oportunidad de llegar a ser un texto canónico, pero de haberlo hecho la religión católica habría tomado un camino muy diferente al que hoy lleva.


-

Estos libros siempre serán parte del imaginario a pesar de no existir, tal vez estos libros perdidos que habrían cambiado al mundo sean lo que deberías leer a continuación. Pero si deseas saber más acerca de libros que sí existen, tal vez estas novelas de desamor sean lo que necesitas. 


*
Fuentes: 

Sacred texts

HM








Referencias: