El Estado, un foco rojo para el periodismo
Letras

El Estado, un foco rojo para el periodismo

Avatar of Diego Vazquez

Por: Diego Vazquez

6 de diciembre, 2015

Letras El Estado, un foco rojo para el periodismo
Avatar of Diego Vazquez

Por: Diego Vazquez

6 de diciembre, 2015

Vivimos en un país en el que se no se hace frente la justicia, en México parece ser ignorado ante los derechos humanos. Ejercer uno de los oficios más peligros ha violentado y desatado brutales crímenes para quienes desempeñan su labor de informar: los periodistas.

iquality

Ante este panorama tan trágico que calla las voces de quienes están cubriendo los hechos que acontecen a diario; y que lamentablemente no son nada  desalentadores. El terror que ha sembrado el gobierno, el ejército para controlar las calles se han apoderado de los espacios en los que se decían alguna vez libre, ahora son territorio de nadie, tierra de nada de los desconocidos.

Así sucede en México y en sus distintos estados que se han perdido entre balas y sangre, entre lo que nos parecía un aparente frente del crimen organizado ha rebasado todos los límites, nos ha perturbado y ha penetrado cada muerte, deja cicatrices, nos cala en lo más profundo. Vemos que se ha perdido todo valor humano, el sentido de reconocimiento.

Los estados que antes eran reconocidos por su gente, hoy cruzan la frontera de la maldad para ser un estado de impunidad, bajo este panorama se tiene registrado que Guerrero es el estado más violento con 883 homicidios, seguido de Ciudad Juárez, Chihuahua, en el que se contabilizaron 538 crímenes (datos de la revista Forbes).

fotoperiodismo_festival_premio_garcia

La alta tasa de homicidios y el nivel de impunidad, colocan a Guerrero como el más violento por encima de Morelos, Sinaloa y Michoacán.

Veracruz ocupa el primer lugar en desaparición forzada. En relación con la libertad de prensa y la situación de los informadores, es uno de los estados con mayor incidencia. De acuerdo con reporteros sin fronteras, dicho estado es uno de los más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo.

La Asociación Mundial de periódicos y editores de noticias, advierte que Veracruz concentra el 50 por ciento de crímenes contra periodistas desde el 2011; hasta febrero de 2014 se contabilizaron 10 periodistas asesinados. Tal es el caso del reportero José Moisés  Sánchez  y más recientemente el caso que indignó al mundo fue el caso de Rubén Espinosa Becerril, fotógrafo del semanario proceso y la agencia Cuarto Oscuro.

ruben espinosa

El reportero gráfico que fuera acribillado a sangre fría, enalteció los sentimientos y puso un frente a la injusticia e indignación, misma que ha creado movilizaciones. Un hecho que generó reacciones y que inclusive ha trascendido en los medios de comunicación.

Articulo 19 tiene registrado que en México han sido asesinados a 88 periodistas durante el 2015, el sexenio más sanguinario es el de Enrique Peña Nieto. Es en esta administración del presidente en el que más agresiones a comunicadores y agencias informativas se tienen registradas.

El caso de Rubén Espinosa no es ajeno; y no debe quedar impune; ni mucho menos pasar inadvertido, el gobierno de Javier Duarte ha dejado mucho que desear, la protección a periodistas debe ser ya un caso de Derechos Humanos y un asunto de integridad física.

No se puede ya quedar tapado un asunto tan delicado como la falta de libertad en México, va contra toda razón humana. Los acontecimientos ocurridos de desapariciones y crímenes deben ser un foco de alerta y un tema que sea tratado conforme a derecho.

Hechos como el de Rubén Espinosa, Regina Martínez, Miguel Ángel López Velasco, Guillermo Luna Varela, Víctor Manuel Baez; estas son algunas voces que han sido silenciadas por su labor periodística.

Regina Martínez

Así las cifras aumentan; y mientras vivimos en la incertidumbre de que sucederá con nuestro país que se está llenando de masacres y enfrentamientos en las que muchos de los periodistas pierden la vida por llevar la nota a los diarios.

Habrá que hacer más reflexivos y estar atentos ante cualquier suceso que ponga en riesgo la seguridad de aquellos que hacen su labor informativa y no están debidamente protegidos por un país tan desolado como lo es México.


Referencias: