Letras

El haiku en Occidente

Letras El haiku en Occidente

"...cada día es un viaje, y el viaje mismo es casa".

Matsuo Bashō

 

El haiku es una de las expresiones de la literatura tradicional japonesa más significativa de todos los tiempos; se trata de un poema corto de diecisiete sílabas, distribuidas en tres versos sin rima de 5, 7 y 5 tiempos respectivamente, aunque esta distribución no es fija. 

 Tradicionalmente el haiku trata de describir fenómenos naturales y, centrado en el cambio de estaciones, su relato es descriptivo, además de que suele contener una palabra denominada kigo que indica la estación a la que se refiere. El haiku capta un instante especial en el tiempo o como Bashō lo describió: “Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento".

Como género literario nace en el siglo XVI a partir del Haikai, un tipo de poema marcado, que basa su contenido en lo cómico y divertido. Siguiendo este camino, dicho Haikai empezó a fusionarse con otro tipo de composición poética denominada Renga, con lo cual se termina por formar un innovador estilo literario derivado, el Haikai-no-Renga, una sucesión de poemas Haikai con tono humorístico. 

  Matsuo Basho por Hokusai
Matsuo Bashō por Hokusai

El Haikai-renga se consideraba una forma popular, sin demasiadas pretensiones artísticas. Sin embargo, Matsuo Bashō, a la vez que compone haikai-renga, cultiva el hokku como una forma autónoma, dotándola de una poética nueva, influida por el budismo zen y heredera de la actitud de asombro y arrobo ante la naturaleza. Asimismo, el propio Bashō, bautiza como “Haiku” al Hokku

Aunque no son muchos los aficionados al haiku, en el siglo XX algunos escritores occidentales adoptaron esta forma poética, aunque con algunos cambios en el número de sílabas, en las temáticas y titulándolos. 

Octavio Paz fue uno los primeros escritores hispanoamericanos que se sintió atraído por la cultura nipona y por el haiku en particular por lo que, junto con el japonés Eikichi Hayashiya, llevó a cabo la traducción y publicación de Oku no Hosomichi (Sendas de Oku). 

Traducido literalmente como Camino Estrecho del Interior, esta es la obra maestra de  Matsuo Bashō, poeta del periodo Edo la cual está estrucutrada en forma de diario de viaje y fue escrita en la primavera del año 1689. El libro relata un viaje por el Japón feudal realizado por Bashō hacia la región norteña de Oku; un viaje que duró 156 días en los que Bashō hizo esfuerzos por visitar los lugares mencionados en Oku no Hosomichi; una poesía de Saigyō, el poeta más grande de waka. 

El peligro que implicaba viajar durante esa época, no redujo los planes de Bashō sobre el ideal poético de vagar y recorrer miles de kilómetros a pie. El texto es una mezcla entre prosa y verso, y contiene muchas referencias a Confucio, Saigyō, la poesía antigua de China y hasta el Cantar de Heike, poema clásico de la literatura japonesa. Después del viaje, Bashō pasó cinco años revisando los poemas y la prosa de Oku no Hosomichi antes de publicarlo. 

El libro traducido por Octavio Paz y Eikichi Hayashiya salió a la luz en 1956 y fue recibido con la acostumbrada indiferencia, a pesar de que en el prólogo se subrayaba que la traducción del famoso diario era la primera que se hacía a una lengua de occidente. Paz lo relataría tiempo después en su escrito La tradución del haikú, escrito en Cambridge en 1970. 

Captura de pantalla 2015-02-05 a la(s) 19.21.51

Posteriormente otros escritores como Jorge Luis Borges se acercaron  de manera ocasional a este género y, de hecho, la obra de Julio Cortázar, Salvo el crepúsculo, toma su nombre del último verso de un haiku compuesto por Bashō.  


*

Si estás interesado en el haiku, Fernando Rodríguez-Izquierdo escribió El haiku japonés: historia y traducción, el cual fue publicado en 1972 y es compuesto por dos partes fundamentales: una primera, teórica e histórica y otra en que se reproducen y traducen algunos de los más famosos haikus japonenes, los cuales son recreados y comentados a profundidad.

 


Referencias: