El escritor que contó su adicción al pulque como un descenso a los infiernos
Letras

El escritor que contó su adicción al pulque como un descenso a los infiernos

Avatar of Paola Medina Lechuga

Por: Paola Medina Lechuga

4 de mayo, 2017

Letras El escritor que contó su adicción al pulque como un descenso a los infiernos
Avatar of Paola Medina Lechuga

Por: Paola Medina Lechuga

4 de mayo, 2017




El alcohol y las letras suelen mezclarse bien. Sólo hace falta alguien que sepa hacerlo con estilo y que deje algo para la posteridad. Todos hablan de Charles Bukowski como la epítome de la ebriedad y la poesía, esa figura mítica de escritor maldito que, desde el fondo de su miseria y tristeza etílica, creó unas de las mejores obras de la literatura universal.


libros bajo drogas malcolm lowry


Pero mucho antes hubo otros. Después de todo, el alcoholismo también es un sello personal. Malcolm Lowry publicó poco durante su vida, en comparación con la extensa colección de manuscritos que dejó. Su vida de excesos le permitió realizar trabajos vitales de la literatura universal, como Ultramarina (1933), que escribió durante su período como estudiante, y Bajo el volcán (1947), uno de entre tantos libros famosos escritos bajo los efectos de la bebida y piedra angular de su literatura, reescrito innumerables veces y considerado como una de las mejores obras del siglo XX.


bajo el volcan


Lowry suele ser descrito como un personaje oscuro egresado de Cambridge. Se mudó a Francia, donde conoció a su primera esposa, la estrella de Hollywood Jan Gabriel. Su relación se tornaría tormentosa, sobre todo después de que se mudaron a Nueva York. En la Gran Manzana el escritor ingresaría al Hospital Bellevue por su excesivo consumo de alcohol. Posteriormente se mudó a Hollywood, donde comenzó a ganarse la vida como escritor de guiones para cine.

En un último intento de salvar su matrimonio, la pareja se mudó a Cuernavaca, México, y se instaló en el Hotel Casino de la Selva. Idílico a su manera y sumamente decadente, este lugar sería toda una inspiración para Lowry, pues aquí decidió ambientar la novela que lo inscribiría en la historia de la literatura, una obra con alto grado autobiográfico, repleta de complejos simbolismos. Bajo el volcán evoca la pasión de Geoffrey Firmin, un diplomático británico y alcohólico. Ivonne, la exesposa de Geoffrey, vuelve para rescatarlo de la absoluta consunción. Pero es inútil. El amor ya desgastado por la vida no puede hacer nada, sólo la muerte podrá salvar al Cónsul de sí mismo.


bajo e volcan


Bajo el volcán es el relato de las últimas horas de vida de Firmin. Al exponer —o reflejar— en el personaje, ebrio de pulque durante toda la novela, cuya acción transcurre en el Día de Muertos, Lowry propone un acercamiento a los linderos del infierno, un descenso lento y doloroso, pero sobre todo surreal, entre decadente y glorioso, hacia la muerte y el infierno.

Bajo el volcán es una tragedia de doce capítulos dentro de los rasgos de lo contemporáneo, una historia que resguarda una belleza oscura. Asimismo la obra recupera la poesía y el mito con una narrativa estructural, orgánica. Lowry se lo advirtió a su editor, Jonathan Cape: "Si el volcán parece tedioso al principio dependerá del estado de ánimo del lector, y de su preparación para comprender el libro y la verdadera intención del autor".


bajo el volcan


En definitiva, éste no es un libro sencillo de leer. Incluye una mirada muy personal, extraída del delirio de la embriaguez y la locura inducida por el deterioro mental de un individuo: el creador de imaginario trastocado, transgredido por sus propios demonios. Muchos de sus pasajes requieren de mecanismos más minuciosos que una lectura simple y rápida. Bajo el volcán exige una atención peculiar y una lectura que se regodee en los detalles para captar los guiños arquetípicos y simbólicos de los acontecimientos.

***

Existe una adaptación cinematográfica de Bajo el volcán que vale la pena ver. Si quieres saber más al respecto, lee acerca de las mejores películas sobre alcoholismo.


Referencias: