Letras

Formas perfectas de romperle el corazón a alguien

Letras Formas perfectas de romperle el corazón a alguien



¿Quién reconoce al psicópata?, ¿quién es capaz de identificar al monstruo que te besa y al mismo tiempo apuesta tu ilusión, por una excusa envuelta en mentiras? Sólo yo conozco a mi próxima víctima. La literatura y el mundo se han encargado de mostrar que el amor no funciona con instructivos y la previsión es inútil porque siempre somos el corazón roto de alguien más.

A lo largo de la historia, autores, compositores y músicos han dedicado sus esfuerzos por tratar de entender mi comportamiento. Nadie sabe con certeza de dónde vine ni a dónde llegaré. No obstante, varias historias y relatos alrededor del mundo han logrado capturar apenas un poco de mi esencia entre las líneas de sus páginas.

 Escritores como Wilde, Fitzgerald, Stendhal o Nabokov, han ampliado (a través de sus textos) el retrato de mi figura, que es capaz de adquirir la forma de cualquier hombre o mujer, con la gracia y el carisma necesarios para hacer de la seducción, el abismo de ingenuos y crédulos en cualquier parte del tiempo o el espacio: el mecanismo bajo el encanto de mi sonrisa es ignoto pero letal. 

formas de romperle el corazon a alguien hombre

No existe sólo una manera de romper el corazón de alguien hasta reducirlo a sollozos, lo sé. Por eso domino cada técnica, argumento y gesto. Mi mérito consiste en elevar y dejar caer, nada más. Siempre he sabido que un beso sin amor es letal. 

Presta atención a las formas perfectas de romperle el corazón a alguien según la literatura a través de mi rastro. Quizá conoces a otro como yo y juegas a no darte cuenta, te lo advierto: los malditos rompecorazones somos más que una ficción.

*

"El retrato de Dorian Gray" (1890) - Oscar Wilde

«¡Siempre! Terrible palabra. Hace que me estremezca cuando la oigo. Las mujeres son tan aficionadas a usarla. Echan a perder todas las historias de amor intentando que duren para siempre. Es, además, una palabra sin sentido. La única diferencia entre un capricho y una pasión para toda la vida es que el capricho dura un poco más...»

formas de romperle el corazon a alguien dorian

Con estas palabras Dorian Gray se dirige a Sibyl Vane, su prometida quien al enamorarse con tanta pasión de Dorian se olvida por completo de su labor como actriz y pierde interés en el teatro, situación que la vuelve inferior a los ojos de Dorian y de inmediato rompe la promesa de matrimonio con ella. 
-

"Everybody comes to Rick's" (1940) - Murray Burnett 

«¿Cuánto duró lo nuestro, cariño?-, preguntó Rick. -No conté los días-, respondió Ilsa. -Pues yo sí, -dijo él- Uno por uno. Recuerdo muy bien el último. Era un día de lluvia en una estación y un hombre esperaba con el rostro crispado con una ridícula expresión porque le habían arrancado las entrañas... ese hombre era yo».

formas de romperle el corazon a alguien casablanca

Rick Blaine, el personaje cínico y casanova de la obra de teatro original Everybody comes to Rick's escrita por Murray Burnett en 1940, es el típico galán simpático y buen conversador que hace de Ilsa Lund un desastre de emociones y expresiones que la llevan al borde del llanto cuando decide no quedarse a su lado.
-

"Rojo y Negro" (1830) - Henri Beyle 'Sthendal'

«-Me encuentro un poco indispuesta, es verdad, pero creo que el aire me sentará bien.- 
Estas palabras confirmaron la dicha de Julián. Así que habló, olvidó el fingimiento y consiguió que las damas lo escucharan extasiadas y lo tomasen por el hombre más amable del mundo...»

formas de romperle el corazon a alguien casablanca julian

Julian Sorel es el hijo de un carpintero y para salir del pueblo donde nació, se vale de su ingenio y carisma natural para decirle a todos lo que desean escuchar, incluyendo a las mujeres, que conquista con tan sólo conversar y a quienes abandona una vez que ha conseguido todo el placer que desee de ellas.
-

"Alfie" (1963) - Bill Naughton

«En todas las relaciones siempre llega lo que yo llamo el momento del 'oh, oh', cuando algo pasa y sabes que es el principio del fin. Y de repente te pones a pensar y 'oh, oh' hay un témpano por delante. Todo se fue al carajo».

formas de romperle el corazon a alguien alfi

Lujos, comodidades, placeres y un espacio propio es todo lo que desea Alfie, un rompecorazones distinguido por su elegancia para vestir, pero también por buscar excusas y salir corriendo cuando el amor amenaza su libertad.
-

"Las cuitas del joven Werther" (1774) - Johann Wolfang von Goethe

«Tú no me esperas, tú crees que voy a obedecerte y no volveré a tu casa hasta la víspera de la Navidad... ¡Oh, Carlota!... Hoy o nunca. El día de la Nochebuena tendrás este papel en tus manos trémulas y lo humedecerás con tus preciosas lágrimas. Lo quiero... es preciso. ¡Oh, qué contento estoy de mi resolución!»

formas de romperle el corazon a alguien goethe

Colmar de ilusiones a quien no las merece fue la estrategia de Carlota Buff, quien aún cuando sabía que el joven Werther se suicidaría a causa de las constantes señales de amor que le dio para luego rechazarlo. No hizo nada para evitar la tragedia que significó su muerte.
-

"El graduado" (1967) - Charles Webb

«Benjamín, no estoy tratando de seducirte y quise que supieras que estaba disponible para ti, pero pensé que había sido lo suficientemente clara al respecto. ¿O no fue así?, ¿te gustaría un trago antes de irte?»

formas de romperle el corazon a alguien

Las mujeres también conocen el juego de la seducción, como uno de los preludios hacia el corazón roto de los hombres que, sin esperarlo, se encuentran envueltos en la magia de sus palabras. En esas condiciones, la señora Robinson es capaz de estrujar las emociones y deseos de Benjamin Braddock hasta conducirlo a la desesperación.
-

"¿Quién quiere cazar?" (1524) - Sir Thomas Wyatt 

«Quien quiera cazar, conozco dónde está una cierva; pero para mí, sin alas, no puedo más. (...) Allí está escrito, en su justo cuello. No me toques, para el César soy y salvaje para domar, aunque parezca domesticada».

formas de romperle el corazon a alguien ana bolena

Ana Bolena fue una mujer descrita a menudo como portadora de una belleza sin igual. A mediados de 1525, Ana capturó la atención de Enrique VIII pese a haber sostenido un breve amorío con Thomas Wyatt. Rechazó al poeta cualquier intención de intentar recuperar su amor, no sin antes prestarse a juegos que ilusionaban al escritor para después hacerle saber que sólo estaba malgastando su tiempo con ella porque nunca lo quiso.

*

Hombres o mujeres, los auténticos heartbrakers aparecemos en la vida de otros sin previo aviso. Nos fascina mostrarnos encantadores, ingenios y divertidos la mayor parte del tiempo. La literatura ha tratado de capturar entre sus páginas la hermosa historia de romances de ensueño o desamores amargos. Sin embargo, los rompecorazones sabemos que los relatos fantásticos se ocultan en el silencio de las personas destrozadas. Éstos son algunos ejemplos, pero las historias continúan escribiéndose. ¿Eres o conoces alguno?







Referencias: