Francisco Rebolledo: "Amar a destiempo"

Francisco Rebolledo: "Amar a destiempo"

Por: Luz Espinosa -

Existe una frase que resume, palabra a palabra, la novela de Francisco Rebolledo, Amar a destiempo: "Los jóvenes, los poemas y el amor son tres enfermedades que se dan juntas" .

Y es que Amar a destiempo, editado por el Fondo de Cultura Económica, tiene jóvenes, poemas y amor. Un amor no correspondido que tuvo que esperar su tiempo para poder ser. Que el amor no sea a la primera no significa algo malo, eso a Francisco Rebolledo le dio la oportunidad de soltar la pluma y llenar desiertos blancos con palabras para una novela que, además de amor, tiene la historia de una Colonia joven que se veía y sabía infectada desde antes de ser un país. Infectada de avaricia, corrupción y “lambiscones”.

Amar a destiempo

Para Francisco Rebolledo la fortuna es la medida de la vida en cada uno de sus personajes y el manejo del lenguaje la medida de su novela, en la que haciendo uso de lo real maravilloso, describe la forma de vida de los gachupines, el nombramiento de una ciudad del estado de Guanajuato, los inicios de las columnas periodísticas, además del saludo de los masones, a los que, supuestamente, pertenecía Miguel Hidalgo (ciertas referencias históricas no dan certeza a este dato, aunque algunos grupos masones sí lo incluyen en la lista de hombres pertenecientes a la "hermandad").

Una historia en constante movimiento, líneas que implican brincos al pasado, historias del presente y pensamientos futuros que invaden a Nicolás, el protagonista, su círculo de amigos, su padre y Adriana, siempre contados por un narrador omnipresente.

Francisco Rebolledo, químico de profesión e investigador y escritor de corazón, nos recuerda, página a página, que la combinación de temas que reflejan una realidad con algunos toques de sueño y ocurrencia, hacen de la historia una “crónica” de lo real maravilloso.

Referencias: