Letras

Guía para escribir terror como Lovecraft

Letras Guía para escribir terror como Lovecraft



“La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido”.

Dentro del género de terror en la literatura, Lovecraft es el príncipe oscuro y barroco de las letras del siglo XX. Tomó como inspiración sus pesadillas y presentó su inconsciente y simbolismo a través de una extensa obra literaria conformada por cuento, novela, poesía, literatura epistolar y ensayo.

  Abigaillarson-deviantart

En su obra autobiográfica: Algunas notas sobre algo que no existe, Lovecraft fue claro en la postura de sus escritos; rechazó seguir las convenciones mecánicas de la literatura popular al evitar llenar sus cuentos con personajes y situaciones comunes. El resultado, dijo el escritor, podría ser pobre, pero prefirió seguir aspirando a una expresión literaria seria antes que aceptar los estándares artificiales del romance barato.

A lo largo de su vida, Howard Phillips Lovecraft escribió, también, numerosos textos sobre el acto mismo de escribir. En uno de sus ensayos sobre literatura de terror, el escritor establece cinco puntos para escribir un cuento de dicho género. Si quieres crear mitos como los de Lovecraft, te presentamos esta pequeña pero efectiva lista de consejos que, de acuerdo con uno de los mejores creadores de historias de terror, son infalibles para logar un gran cuento de terror:


Howard_Phillips_Lovecraft_by_TheSocietyPage

 

1. Escribe una sinopsis o lista de los eventos que conforman tu narración en orden cronológico.

 2. Escribe una segunda sinopsis o lista de eventos, detallada y extendida, en el orden en el que vas a narrarlas. Incluye notas que indiquen cambios en los narradores, picos dramáticos y el clímax de la historia.

 3. Escribe la historia rápida y fluida —sin ser demasiado crítico—, siguiendo el orden de la segunda sinopsis. Si así lo deseas y el texto lo pide, haz cambios en la trama y los sucesos de la historia. Nunca te limites por tus previas estructuras.

 4. Revisa el texto prestando atención al vocabulario, la sintaxis, el ritmo de la prosa, las proporciones de cada segmento, la finura del tono, la gracia y verosimilitud de las transiciones.

 5. Realiza una copia impresa y limpia del relato, no dudes en añadir toques finales donde sean apropiados.

Con estos pasos, que más parecen ser sólo el inicio para crear una gran historia, el autor expone su infalible proceso de creación literaria. Recuerda completar tu narración y ten muy presente que “los mejores cuentos de fantasmas no tienen fantasmas en ellos”.

 

 

 


Referencias: