Letras

La interminable historia de los fines de semana

Letras La interminable historia de los fines de semana

“I hate people when they´re not polite.”

Otro tipo de literatura.

Otro tipo de literatura  Fotografía por Eugenio Andrade Schulz



 
-Dos de la mañana.

Se miran mutuamente. Él no lo sabe; digo, lo otro.

La interminable historia de los fines de semana.

Se miran frente al espejo con los pantalones desabrochados; se da cuenta que la literatura no debe ser sobre él ni los demás, sino sobre todo aquello que queda.

Todo hombre parece un asesino cuando no se peina y es maleducado cuando orina. Cuando come y cuando duerme es él mismo.



-Tres de la mañana

Va al baño.

La interminable historia de los fines de semana.

Un ameno paseo en coche cuando no es de día ni es de noche, ni hoy ni mañana.

Prende la radio. Se repite tantas veces la misma canción: I hate people when they´re not polite.


-Cuatro de la mañana

Otro tipo de literatura. Sobre todo lo demás.

Cuando come y cuando duerme es él mismo, por eso trata de dormir siempre en diferentes lados. Su cama es aburrida los sábados; y aunque bosteza, todavía quiere ver televisión.



-Dos de la mañana

Le mira la parte posterior de la cabeza y siente bien pegada su espalda. La separa.

Su cama es aburrida en viernes y en sábados.

Escribe: Otro tipo de literatura.

Canta: I hate people when they´re not polite.

Ask me, se escucha en la radio.

Apaga las luces.

Un ameno paseo en auto.

Toma agua por aquello del cigarro.

La “interminable” historia de los fines de semana.

Todo hombre pierde la cordura cuando va al baño.



-…tantas de la madrugada

Se miran mutuamente. Él no lo sabe, digo, Ella tampoco. Se alejan. Siente la palma de su mano que la jala. / Están en la playa.

Se apagan las luces y el mar es negro. La arena blanca. No es de día ni es de noche, ni hoy ni mañana.

Ask me, se escucha en la radio.

Toma agua por aquello del cigarro.

Se miran mutuamente. Lo saben; escuchan el mar, sienten la arena.

La interminable historia de los fines de semana.



-Una de la mañana

Toda mujer se vuelve loca cuando baila, o es ella o no lo es. No se sabe.

Una rosa.

Escuchan el mar, sienten la arena. Ella quiere visitar la nieve. El campo, verde y blanco.


-Seis de la mañana

La Interminable Historia de los Fines de Semana.

 


Referencias: